imagen destacada

El desafío de construir una comunicación inclusiva
Taller “Lenguaje inclusivo y no sexista”
Por Cynthia Ottaviano

La periodista Cynthia Ottaviano brindó, en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP, el taller “Lenguaje inclusivo y no sexista”. El vicedecano Pablo Bilyk, quien estuvo a cargo de la presentación, destacó la presencia de la doctora en Comunicación, docente de esta Facultad, investigadora y escritora argentina. Además, ponderó la gestión de la disertante cuando fue titular de la Defensoría del Público.

Descargar aspectos del taller en Portada

Durante el encuentro se plantearon las necesidades, las problemáticas y las situaciones con que docentes y No docentes se enfrentan cotidianamente respecto de la temática. Ottaviano explicó que se ha avanzado en la utilización del lenguaje inclusivo, pero consideró que queda mucho por hacer.

“Esa tarea hay que emprenderla generando canales de participación, porque de eso se trata. Cuando hablamos de distintas formas de ver y vivir la vida y el mundo requieren representación, las democracias se constituyen de ese consorcio de ideas, de visiones, de formas de expresión. Ocurre que la construcción hegemónica, patriarcal hetero-normativa va a contramano y perjudica a los grupos históricamente vulnerados”, resaltó la periodista.

Ottaviano relató su experiencia en la Defensoría: “Allí observé cómo las bases comienzan a expresarse, con sus propias formas, diversas, tal vez hasta contradictorias, producto de la opresión en este marco de construcciones hegemónicas. En ese espacio, se realizó una escucha muy atenta a las distintas necesidades y a las múltiples maneras de decirse”.

“El desafío y la propuesta es construir una comunicación inclusiva, no sólo un lenguaje inclusivo o no sexista. De modo que hay que pensar en un espacio más grande que tiene que ver con democratizar la propia vida. Como una forma de buscar la erradicación de las violencias y discriminaciones”, aclaró la disertante.

“Estas nuevas formas emergen en todas las facetas de la vida, por supuesto también en la académica. Las universidades se encuentran en un momento complejo, en el que empiezan a reflexionar sobre la incorporación del lenguaje inclusivo o del lenguaje no sexista. Aún no han determinado su alcance, aunque hayan declarado su uso”, agregó Ottaviano.

“Una situación habitual por la que puede atravesar una institución educativa puede ser esta a la hora hacer una convocatoria, escribe: “Los alumnos se pueden inscribir desde el 3 de marzo”. Entonces hay algunas personas que dicen: “¡Sólo los alumnos, ¿pero las alumnas no?, yo me quedo afuera!”.

El estudiantado, las bases se comienzan a expresar “con la rebeldía que se puede sentir producto de este marco de construcciones hegemónicas. Entonces el desafío es preguntarse: ¿Qué significa realmente el lenguaje inclusivo? ¿Y el lenguaje no sexista? ¿La institución va a adherir? ¿De qué manera? Y en la vida cotidiana ¿Qué hacemos? ¿Cómo se va a reflejar nuestro lenguaje en nuestras prácticas?”

“La propuesta implica aprender a decirnos colectivamente. Porque supone algo más que ser políticamente correcto, implica compromiso. Muchas veces se trata de sacudir las propias subjetividades ultra colonizadas que no nos permiten avanzar en la construcción colectiva. Aceptemos que no vamos a tener todas las respuestas, que nos vamos a poder equivocar y que se trata de seguir buscando, indagando, consensuando”, explicó Ottaviano.

Seguir leyendo entrevista, ejemplos y recomendaciones AQUÍ

Te puedo interesar

Guía práctica y urgente para un periodismo respetuoso y respetable

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *