Caso Carla Figueroa: Alegatos

Admin
Por Admin octubre 4, 2012 11:28

 
 
 
 
Hoy es el turno de los alegatos de la defensa y de la procuración en el juicio contra el juez Carlos Flores. El procurador pidió la remoción del magistrado y requirió investigar por falso testimonio al abogado Agüero. La defensa alertó que se cambió, sobre la marcha, la acusación. Además, se espera que declare el acusado.

Alegato del procurador
El procurador Mario Bongianino alegó durante una hora y cinco minutos. Pidió al Jurado de Enjuiciamiento que Flores sea echado de su cargo. Dijo que la resolución fue ilegal.
Minimizó las declaraciones, como testigos, de los jueces que dijeron que la resolución de Flores estaba ajustada a «derecho». Le apuntó, principalmente, a los jueces del Tribunal de Audiencia de General Pico. Estos, habían rechazado el avenimiento. Pero luego, el TIP dio vuelta la resolución y ordenó que la audiencia tomara las decisiones que correspondía. Así, horas después, la audiencia le dio la libertad de Tomaselli.
El procurador dijo que los jueces piquenses «estaban en una encerrona» por su propia resolución: dijo que si hubieran dicho, en este juicio, que la resolución de Flores era «ilegal», no podrían haber justificado por qué ordenaron horas después la liberación de Tomaselli.
Expresó que Flores no se involucró en este caso. «Por ejemplo, en la entrevista (con Carla), quien parecía tener mayor compromiso -no solo en la cantidad de preguntas, sino en la actitud participativa- fue Pablo Balaguer. En Flores observamos una actitud pasiva, de mera escucha; como que esa audiencia era para conocer y nada más».
Dijo que el juez no debería haber aplicado el artículo 132 porque no se daban algunos de los cuatro requisitos necesarios. «Teniendo en cuenta la integralidad de los hechos y pruebas, quedó palmariamente que no se han verificado esos requisitos de procedencia que exigía ese artículo 132. Quedó demostrado que Flores únicamente analizó la audiencia; soslayó por completo todos los elementos de la causa. Aún la pericia psicológica y la aplicación de la ley. Y no es porque no pudiera merituar el juez en esta causa».
El procurador manifestó que hubo una falta de integralidad en el análisis del caso por parte del magistrado. «Se analizó en forma aislada. Se dejó de lado, por completo, tal vez los principales elementos que tuvieron a mano cada uno de los operadores judiciales. Si se hubiera leído, si no se hubiera omitido deliberadamente, la pericia elaborada el 2 de junio, por la psicóloga Mónica Pérez, se podría haber advertido que estábamos en presencia de una víctima contra las mujeres», manifestó.
«Claramente la psicóloga deja sentado que Tomaselli le decía a Carla que la iba a matar; y lo que es más trágico aún, le decía ‘qué lástima que termines como tu mamá’ (NdeR: Cristina, la madre de Carla, fue asesinada por su pareja, cuando Carla tenía 8 meses de edad). Es importante ver lo que la psicóloga escribe: que era una persona sometida y examinada por su manipulador», sostuvo.
Dijo que no tenía poder de decisión y que era manipulada por Tomaselli. «Sufría lo que sufren las mujeres víctimas de género: vuelven con su agresor».
Otros elementos «obviados por completo» por Flores fueron los siguientes, según el procurador: el informe psicológico de Beatriz Flores (estableció que tenía «psicopatía grave» y del psiquiatra José Marcos Koncurat. «Tomaselli no tuve un brote en esta agresión a Carla; venía con un historial de asistencia psiquiátrica, que viene del año 2002, según el Hospital Centeno», sostuvo. «Estábamos en presencia de un psicópata, eso dice el psiquiatra».
«El fallo nunca debió ser dictado. Pero una vez dictado, se intenta responsabilidad a otros (NdeR: la defensa de Flores ha argumentado que la libertad fue otorgada finalmente por los jueces piquenses). Acá hay otra omisión: el artículo 415 del Código Penal nos indica que fue el TIP quien debió dictar la libertad. Pero omitió hacerlo también. Esto no se hizo y ahora se pretende decir que los culpables pueden llegar a ser otros», se quejó.

La defensa

La defensa ejercida por Vanesa Ranocchia Ongaro y Marcos Paz solicitó que siga en su puesto porque, entre otros puntos, no se observan los requisitos establecidos en la legislación para echarlo.
En primer lugar, alegó Paz. Lo hizo durante 55 minutos. Luego, fue el turno de Ranocchia Ongaro.
Paz sostuvo que la resolución que firmó el juez está a derecho. Y si eventualmente no estuviera a derecho, aseguró que no hubo una incompetencia y negligencia reiterada, como exige la Ley de Enjuiciamiento 313.
Paz dijo que el procurador Bongianino cambió la acusación durante este juicio. Primero acusó por mal desempeño por «una resolución» judicial. Sin embargo, reiteró, el mal desempeño debe «ser reiterado» para que lo echen. Ahora, expresó Paz, Bongianino en los alegatos cambió el eje de la acusación. «Los artículos de la Ley 313 exigen que el mal desempeño sea reiterado; ahora (el procurador) dice que no es por el contenido de la sentencia, para evitar el elemento de la reiteración, si no los distintos pasos (que se dieron en esa sentencia). Eso no fue lo que dijo en la acusación», sostuvo.
«El Ministerio Público debe defender la legalidad y no lo está haciendo», sostuvo. «Hizo una jugada que no es de acuerdo a la ley», sostuvo. «Que quede claro: esta acusación no tiene chances; lo dice la ley».
«Las sentencias no pueden ser revisadas, salvo que surjan elementos de ilegalidad que pongan en juego la idoneidad. Y todos los jueces que pasaron por acá dijeron que el doctor Flores estaba ajustado a derecho», manifestó Paz. «Todos los testigos dijeron que el fallo fue dictado de acuerdo a derecho. ¿Entonces, qué estamos discutiendo?», se preguntó.
Sacó a relucir una reciente «jurisprudencia vernácula», según dijo: la que involucra precisamente al actual presidente del jury, Eduardo Fernández Mendía. Este fue denunciado por diputados del Frepam, por haber habilitado al gobernador Oscar Jorge a presentarse en las elecciones de 2011. Pero ese pedido fue rechazado porque se trataba de una cuestión opinable y no un acto judicial que se apartaba de «modo grosero» de la ley. «Eso lo dijeron los diputados, cinco meses atrás. ¿Qué situación doctor, no?», le espetó. «Porque es idéntica la situación. Idéntica», le dijo mirando al propio Fernández Mendía. «¿Con qué elementos jurídicos podrían destituir al juez Flores, señores? El único elemento que tienen es político: pero de la peor política. No tienen chances jurídicas, serias y lógicas, de destituirlas. No es porque yo lo diga: es porque lo dice la ley. ¿Ustedes creen que ha perdido la idoneidad por este fallo que, además, ha sido ajustado a derecho?».
Paz fue metiendo presión y «tocando» a todos los integrantes del jury, entre ellos los dos diputados. «Le pido a Martín (Berhongaray, del opositor Frepam) que queremos una provincia que vuele alto», le dijo.
También se dirigió a Silvia Larreta, diputada del PJ. Le marcó que, ayer, en sus intervenciones, la legisladora pareció ya tener decidido su voto: el de la destitución. «En el día de ayer, nos estuvo adelantando su votó. Creo que ya está convencida del voto. Creemos que ha perdido la imparcialidad», manifestó.
Le reclamó a la diputada que el peronismo no tome «revancha» por haber investigado a funcionarios de su partido. «Es un juez que molestó porque investigó al poder político. Todas las causas que tocaron a funcionarios, tuvieron su raíz y se nutrieron del coraje de Flores, quien llegó a procesar a un gobernador, a un ministro y a muchísimos funcionarios. Les voy a pedir a los diputados que integran el jury, que no la evalúen desde este lugar de revancha».
Además, les habló a los abogados. «Quienes aman el derecho, no podrían nunca echar al juez Flores. Son ustedes los que más cerca de la ley, porque en ustedes no hay ningún interés político. Es una tranquilidad que estén ustedes. Y no lo digo para persuadirlos. Lo que pido es que tengan coraje y voten de acuerdo a sus reales convicciones, porque así cuidan las instituciones», sostuvo.
Resaltó la «honestidad» del juez. «Hay que tener mucho coraje y dignidad para afrontar un juicio. ¿Saben qué fácil hubiera sido renunciar? No lo hizo. Está en juego la dignidad de un juez probo».
Ranocchia Ongaro dijo que se daban los requisitos que establecía el artículo 132, sobre el avenimiento. «El fallo estuvo fundado en derecho», dijo. Y expresó que la cuestión de género no fue soslayada por el magistrado.
Expresó que Flores se involucró en el caso, a diferencia de lo sostenido por el procurador. «Primero votó Balaguer. Luego Flores. Votar igual a Balaguer era sencillo. Votó distinto por su compromiso con su trabajo. El entendió que el caso admitía otra mirada y que ofrecía otra posibilidad de respuesta. Porque a él sí lo había convencido Carla Figueroa y porque él sí escuchó a Carla Figueroa».
Advertencia
El jurado le llamó la atención a la defensa. Dijo que, con el alegato de Paz, se podría afectar la «imparcialidad» del jury. «Desde el inicio de este juicio hemos sido cuidadoso de salvaguardar la garantía de la defensa y de la defensa de la acusación», sostuvo Fernández Mendía. «Este jurado, con preocupación, observa que esas expresiones afectan el debido proceso, al imputar a un miembro del jurado tener su voto definido. Por eso exhortamos a la defensa que no afecte el debido proceso porque, con esas reflexiones, afecta la imparcialidad», manifestó.
 
 
 
Fuente: Diario Textual

Admin
Por Admin octubre 4, 2012 11:28
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

Colabora

Publicidades

Facebook