imagen destacada

Diez notas sobre la exclusión del hogar

Escucha la nota en la voz de Mariela Calvo

Por Diego Oscar Ortiz[1]

  • El propósito de la medida es retirar al presunto agresor de la vivienda familiar a fin de que cesen los actos de violencia permitiendo a la denunciante mantenerse en su hogar con sus hijos y/o grupo conviviente. La finalidad del alejamiento de la vivienda son las situaciones de violencia denunciadas que ameritan la resolución e implementación de esta medida.
  • La medida evidentemente está pensada desde dos puntos de vista, en alejar al presunto agresor del hogar donde convivían juntos con la parte denunciante y/o su grupo conviviente y mantener su derecho de vivienda con dicho grupo que puede estar conformado por personas mayores, menores de edad, personas que tienen algún padecimiento mental.
  • Las leyes de protección contra la violencia familiar y de género mencionan esta medida para efectivizar el cese. La ley 24.417 plantea ordenar la exclusión del autor, de la vivienda donde habita el grupo familiar. Lo que supone que el grupo familiar convive en el hogar del que se excluye al agresor, independientemente que dado la circunstancia planteada ha tenido que huir del mismo. La ley 12569 de provincia de Buenos Aires, habla de ordenar la exclusión del presunto autor de la vivienda donde habita el grupo familiar. La modificatoria de la ley 14.509 en el inc. c) agrega de manera independiente la exclusión de la persona agresora de la residencia donde habita el grupo familiar, independientemente de la titularidad de la misma. La ley 26485 prevé como medida ordenar la exclusión de la parte agresora de la residencia común, independientemente de la titularidad de la misma. La diferencia con respecto a las leyes mencionadas la da el contexto de violencia de género en el que se solicita la medida (la existencia de una conducta, ya sea una acción u omisión basada en razón del género y en una relación desigual de poder que afecte la integridad de la mujer).
  • Es importante que en principio la vivienda desde donde va ser excluido el agresor sea la del grupo familiar y no cualquier vivienda que tenga otra finalidad como por ejemplo la colocación de un comercio, alquiler, préstamo a un tercero, etc.
  • En relación a los hechos, los mismos deben ser actuales. Esto condice con el criterio que sostiene que el alejamiento del presunto agresor se debe a que la convivencia con el mismo expondría a la denunciante y/o su grupo a situaciones de violencia futuras.
  • No es necesario que se haya denunciado violencia física para darle asidero a la medida, ya que la denuncia de situaciones de violencia psicológica, económica y/o ambiental podría dar lugar a la medida.
  • El plazo de la medida depende de las circunstancias del caso. Esta exclusión es de carácter provisorio y no definitivo, es decir que tiene un plazo susceptible de prorrogarse si persiste el riesgo para las personas involucradas. Agregamos que es obligación de la autoridad judicial disponer la duración de las medidas proteccionales, ya que así, lo disponen las respectivas leyes. Dicha duración debe ser razonable y guardar vinculación con las constancias de la causa.
  • La medida se resuelve en simultáneo con el reintegro al hogar de la parte denunciante y/o su grupo conviviente. A esto se agrega otras medidas como el cese de actos perturbatorios o intimidatorios, la prohibición de acercamiento y/o contacto y medidas de seguridad.
  • La titularidad registral del inmueble no condiciona la resolución judicial de excluir al presunto agresor del mismo, por más que el denunciado acredite que es titular de la propiedad de la que fue excluido. El fin de esta medida es de carácter cautelar, en donde está en juego asuntos extrapatrimoniales como la protección de los derechos personalísimos de la persona en situación de violencia.
  • Para plantear el levantamiento de esta medida debe haber cesado el riesgo que existía para resolverla. Las partes deben haber concurrido a algún espacio terapéutico especializado y acreditarlo en el expediente, no tendrían que haber existido hechos nuevos de violencia y/o incumplimiento de la medida notificada, etc.

[1] Abogado, Profesor, Especialista en Violencia Familiar, autor de artículos y libros de su especialidad.

1 Comentarios

    • Silvina -

    • julio 22, 2021 a las 22:58 pm

    Me gustó

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *