“Violencia intrafamiliar y abuso sexual en la infancia”

Admin
Por Admin agosto 31, 2017 18:50

“Violencia intrafamiliar y abuso sexual en la infancia”

Mesa “Violencia intrafamiliar y abuso sexual en la infancia”
Moderadora: Lenny Cáceres.
Integrantes:
Daniela Dupuy.
Carina Rago.
Johanna Goldwaser.
Nora Schulman.
Por Mayra Casal*
Pasadas las 10.30hs de la mañana del viernes 25 de agosto, comenzaba la mesa “Violencia intrafamiliar y abuso sexual en la infancia”, en el marco del segundo día del 1º Congreso Mundial  “Violencias” Hacia la infancia y adolescencia, que se desarrolló en la sede cultural de la Biblioteca del Congreso de La Nación y durante el transcurso.
Con la voz principal de la moderadora Lenny Cáceres, periodista de Diario Digital Femenino, especialista en Violencia y, Militante por los Derechos de las Mujeres, como ella misma se considera en su cuenta oficial de Twitter, esta charla ha emprendido un viaje que dejó un pequeño aprendizaje respecto a un término muy usual en el vocabulario castellano: “abusos sexuales en la infancia”.
Tal vez un ciudadano común no piensa dos veces acerca del tema mencionado. Quizás más de una persona podría haber errado al decir “cometió un delito sexual en la infancia”, en lugar de “cometió un abuso sexual en la infancia”. Es importante marcar el contraste de estas dos expresiones, porque al no ponerle el título correcto al horroroso hecho, se está en presencia de un ocultamiento de abuso cometido por un adulto.“Porque es fundamental reconocer al culpable”, sentenció Lenny Cáceres en su pequeña introducción para luego darle la palabra a la primera conferencista.
Daniela Dupuy, ejerció su profesión en la Justicia Federal Penal, luego tomó el cargo como Fiscal, en la Fiscalía de Buenos Aires y, se adentró en temas como el CIBERCRIMEN. Su trabajo consta de la investigación en los casos de violencia sexual en la infancia. Durante su largo recorrido como Fiscal ha llegado innumerables casos en los que hoy se agrega el ingreso de niñxs a las redes sociales, problemática que les dio el impulso para crear la propuesta Fiscalía especializada en Ciber crimen, delitos donde se publican los abusos a lxs niñxs, específicamente la pornografía infantil, el bullying (es el acoso en las escuelas) y el grooming[1].
Dupuy explicó detalladamente el proceso de trabajo en esta Fiscalía. En principio, una vez seleccionado cada caso,comienza la investigación en las computadoras de los abusadores. Los archivos encontrados se hallan en una vara alta de buena producción, tanto visual como audiovisual, plasmando así una notable diferencia de clases sociales y llegando a la conclusión de que los violadores pertenecen a una clase social alta, con un bajo porcentaje al proletariado.
Luego fue el turno de la licenciada Carina Rago, quien presentó el programa “Las víctimas CONTRA la violencia” del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, que busca el empoderamiento del trato que reciben las víctimas frente a la violencia que padecen. Hizo referencia al origen del proyecto, el cual fue originado en Buenos Aires en el año 2006, y fue esparcido por las provincias de Misiones, Chaco y ahora se está implementando en Chubut.
El programa cuenta con dos líneas telefónicas[2]  que son atendidas por unos 180 profesionales psicólogos, trabajadores sociales y abogados. Además consta con dos fines, una primera instancia de escucha y una segunda de acompañamiento. Las urgencias son derivadas directamente a la policía y al hospital más cercano y, si el abusador sigue abusando de su víctima, se le ayuda a brindar reparación y recuperación, porque la ayuda del Estado no siempre es suficiente.
Promediando la primera hora del panel, la socióloga Johanna Goldwaser presentó el mito de Ganimedes, el niño secuestrado por Zeus, quién se enamoró del adolescente Príncipe de Troya apenas lo vio y lo llevo  a Monte Olimpo. Con este relato, hizo referencia a la violación a menores como forma de tortura.
Goldwaser mencionó que durante 10 años de intervenciones en el equipo móvil de violencia sexual al que pertenece, se han atendido 1952 víctimas, de las cuales el 52% fueron niñxs adolescentes. Y, que el 76% son menores de 5 años. Un 95% de los abusadores son hombres, padres, un 13% son los padrastros, y el 9% son las madres. También mencionó a “La violación como forma de genocidio”, que es la forma de ver la gravedad que padecen los niñxs en la sociedad, y no solo suceden en el interior de la casa, porque “el violador es un síntoma social”.
Por último y para cerrar esta mesa, la licenciada Nora Schulman, se centró en los Derechos de los niñxs vulnerados, plasmando una realidad que no siempre es notoria: “Los niñxs lo que necesitan es protección de sus derechos”. La mayoría de los niñxs abusados no pasan por organizaciones, como provienen de familias adineradas, pasan por lugares privados y las ONG nunca logran tener estadísticas reales.
La demanda generalizada acerca de estos acontecimientos es, sin duda, la necesidad de generar políticas públicas. Los niñxs abusados precisan educación, salud, seguridad, comunicación. Pero en una sociedad, donde las políticas van dirigidas por la economía es muy difícil que ocurra. En esta humanidad el Juez o la Jueza decide por encima de los niñxs. “Nadie le pregunta a los niñxs abusados dónde quieren vivir”, “todos los oyen pero nadie les da bolilla a lo que dicen”, señaló Nora.
Abierto el espacio al público, una joven psicóloga se sintió identificada. Mencionó que el sistema es muy perverso y que reclamaba una violación penal para estos casos. A lo que recibió como respuesta de Schulman que “hay que estar muy capacitado para llevarlos adelante y poder investigar, si la Justicia no tiene gente capacitada, por lo tanto deberían capacitar a los Fiscales”.
En síntesis y para poner un fin a cada uno de estos casos, hay que trabajar a puertas abiertas, escuchar detenidamente a cada abusado y abusador, preguntar mucho, porque es la única manera de saber absolutamente todo. Y, por sobre todas las cosas, tener mucha voluntad de querer ayudar y trabajar con casos terribles.
[1]Grooming: (en español «acicalando») es una serie de conductas y acciones deliberadamente emprendidas por un adulto con el objetivo de ganarse la amistad de un menor de edad, creando una conexión emocional con el mismo, con el fin de disminuir las inhibiciones del infante y poder abusar sexualmente de él.
[2] Programa Las víctimas contra la violencia: 0800-222-1717 y línea 137.
 
 
*Alumna de 2do año de la carrera Periodismo del Instituto Don Bosco
Docente: María Inés Alvarado

Admin
Por Admin agosto 31, 2017 18:50

Colabora

Publicidades

Facebook