Manual de comunicación no sexista. Hacia un lenguaje incluyente

Admin
Por Admin abril 10, 2019 19:51

Manual de comunicación no sexista. Hacia un lenguaje incluyente

Presentación

(Descargar con un click en la portada)

101265 El lenguaje expresa una compleja trama de dimensiones humanas que van desde lo cotidiano y práctico hasta lo simbólico; abarca sentimientos, mandatos, experiencias, circunstancias históricas y situaciones actuales. En el lenguaje también se manifiestan las asimetrías, las desigualdades y las brechas entre los sexos. Esto es así porque el lenguaje forma un conjunto de construcciones abstractas en las cuales inciden juicios, valores y prejuicios que se aprenden y se enseñan, que conforman maneras de pensar y de percibir la realidad.

El uso del idioma es un reflejo de las sociedades; transmite ideología, modos y costumbres, valores. En las sociedades patriarcales, el lenguaje está plagado de androcentrismo que se manifiesta en el uso del masculino como genérico, lo que produce un conocimiento sesgado de la realidad, coadyuvando a la invisibilidad y la exclusión de las mujeres en todos los ámbitos. El sexismo se observa en el uso diferenciado en los tratamientos, en los usos de cortesía, en la enorme cantidad de formas peyorativas que existen para nombrar a las mujeres, en las designaciones asimétricas, los vacíos léxicos, las figuras retóricas, el orden de aparición de las palabras y en la referencia a las mujeres como categoría aparte, subordinada o dependiente en las ciencias, la historia y las artes, en las leyes y las religiones; en lo privado y lo público.

Sin embargo, no debemos perder de vista que el lenguaje obedece a un espacio y a un tiempo siempre contemporáneo. Es dinámico, cambiante, y ciertamente es capaz de avivar fuegos de exclusión e intransigencia reforzando injusticias, discriminación y estereotipos, pero también puede contribuir a lograr la igualdad, pues no se trata de una herramienta inerte, acabada, sino de una energía en permanente transformación que evoluciona para responder a las necesidades de la sociedad que lo utiliza.

Por ello, reconociendo que las sociedades se integran por hombres y mujeres, no es incorrecto ni redundante nombrar en femenino y en masculino. Una sociedad democrática requiere de un lenguaje incluyente, donde mujeres y hombres se visibilicen. En este campo, hay una multitud de alternativas por explorar para crear usos no sexistas del lenguaje que coadyuven a incrementar la igualdad.

 

Acerca de la autora: Claudia Guichard Bello

Es editora, docente y feminista, egresada de la Licenciatura en Lingüística y Literatura Hispánica por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

Se ha desempeñado en la administración pública como editora en el Fondo Editorial del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (ieepo). En el Instituto de la Mujer Oaxaqueña (IMO) fue jefa del Departamento de Producción Editorial, especializada en equidad de género, y Directora de Institucionalización de la Perspectiva de Género.

En la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca (Seculta), colaboró como jefa del Departamento Editorial y Fomento a la Lectura, y en Lluvia Oblicua Ediciones como editora.

En su trayectoria, destacan las siguientes actividades: desarrollo de cursos, talleres y seminarios de corrección de estilo, redacción, coeducación, violencia de género, derechos humanos de las mujeres, perspectiva de género, historia del feminismo y lenguaje incluyente.

En 2006 se incorpora al Instituto de la Mujer Oaxaqueña en 2006, donde profundiza en el tema del lenguaje incluyente.

Admin
Por Admin abril 10, 2019 19:51
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

Colabora

Publicidades


Facebook