La cuestión de los datos

Admin
Por Admin julio 22, 2020 20:16

La cuestión de los datos

La cuestión de los datos

Plusvalía de vida, bienes comunes y Estados inteligentes

De  Sofía Scasserra y Leonardo Fabían Sai

Introducción
(descargar en Portada)

La cuestión de los datos

La cuestión de los datos

Las investigaciones en torno de los datos tratan de decifrar hace ya varios años cómo entenderlos, cómo categorizarlos, cómo lograr una teoría de ellos que saque un provecho común para toda la sociedad y no solo para unos pocos.

Lo cierto es que desde que comenzó el negocio de los datos, las empresas de tecnología vienen ganando de a millones[1], y el hecho de que muchos de sus beneficios en la utilización de tales tecnologías se «derraman» sobre la sociedad es indiscutible. El lazo social mediado por internet, por lo virtual, por el ciberespacio, ha significado, por un lado, una notable aceleración de procesos logísticos, de producción de información, de visualización y acceso al conocimiento: un extraordinario desarrollo de fuerzas cognitivas que encuentra en la inteligencia artificial (IA) la médula a partir de la cual se resignifica y transforma no solo la sociedad mundial de este siglo sino el humano mismo: la robótica, la biónica y sus prótesis y exoesqueletos penetran cada vez más en nuestros cuerpos modificándolos.

El ser humano es ya un puente entre el cúmulo de información y operaciones cognitivas del mundo virtual, online, y el medio ambiente, sus crisis, la existencia de una naturaleza que, con sus virus y mutaciones, nos recuerda que nos preexiste y, sin duda alguna, condiciona los artificios con los cuales creemos haberla dominado. Por otro lado, esta mediación cibernética de la vida humana (biológica, psíquica, social) también consolida, por parte del modo de producción capitalista, un mayor poder de invasión y control[2] de nuestros pensamientos, conversaciones, imágenes, afectos, nervios, tiempos, deseos. Si bien es cierto que la gratuidad de los servicios tecnológicos generó una verdadera revolución productiva en nuestras vidas, que devino en uso y abuso de tecnologías modernas en todos los aspectos de nuestras existencias, nuestros ingresos no se vieron demasiado modificados. Una vida más cómoda no es necesariamente una vida más libre.

«Alguna vez buscamos en Google, pero ahora Google nos busca a nosotrxs. Alguna vez pensamos en los servicios digitales como gratuitos, pero ahora los capitalistas de vigilancia nos piensan a nosotrxs como gratuitxs. Alguna vez fuimos dueñxs de nosotrxs mismxs, ahora somos suyxs», dice Shoshana Zuboff[3] con total claridad para mostrarnos cómo aquello que pensábamos que era una solución para nuestras vidas comenzó a ser un problema: control, subdesarrollo, inequidad, poder, noticias falsas, democracia en jaque, exceso de información, etc., son algunos de los problemas contra los que poco a poco fuimos chocando a medida que la tecnología penetraba más y más en nuestras vidas. Surgieron los problemas, surgieron los interrogantes y la necesidad de respuestas desde el Estado. Y entonces nos dimos cuenta de que, tal vez, era demasiado tarde.

Quizás la respuesta exceda a un Estado-nación. Quizás necesitamos entender mejor esta cuestión de los datos para ver cómo abordar el problema y cómo regularlo con eficiencia, para evitar las consecuencias negativas y distribuir mejor las ganancias.

[1] Los ejemplos del ejercicio de poder de las grandes tecnológicas son permanentes y se renuevan en los medios de comunicación de forma constante y sin el menor atisbo de encubrimiento. Son formas explícitas de mostrar quiénes mandan en las sociedades de control, en una tecnocracia. La idea de que «el mundo está dirigido por una bancocracia» es ridícula ante las evidencias, por ejemplo, del valor de Apple. Jon Huang, Karl Russell y Jack Nicas: «Apple’s Value Hit $1 Trillion. Add Disney to Bank of America and… You’re Halfway There» en The New York Times, 2/8/2018

www.nytimes.com/interactive/2018/08/02/technology/apple-trillionmarket-cap.html.

[2] Utilizaremos en este ensayo el concepto de control siguiendo la clarividente Posdata sobre las sociedades de control de Gilles Deleuze, pero, fundamentalmente, en la dirección de los desarrollos de Antonio Negri y Michael Hardt en tanto sociedad mundial de control. «Michael Hardt: la sociedad mundial de control» en La Peste, 29/7/2018, https://lapeste.org/2018/07/sociedad-mundialcontrol/.

[3] S. Zuboff: The Age of Surveillance Capitalism: The Fight for a Human Future at the New Frontier of Power: Summarizing the Logic and Operations of Surveillance Capitalism, PublicAffairs, Nueva York, 2019.

 

Friedrich Ebert Stiftung

Biblioteca Virtual DDF

Admin
Por Admin julio 22, 2020 20:16
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

SUSCRIPCIONES

Publicidades

Facebook