Derechos sexuales: googlea vasectomía

Admin
Por Admin septiembre 13, 2019 11:13

Derechos sexuales: googlea vasectomía

Derechos sexuales: googlea vasectomía

Hace unos días, el Ministerio de Salud de la provincia de Córdoba anunció un aumento en la cantidad de vasectomías realizadas. Cifras irrisorias en comparación con lo habitual en métodos para las personas con capacidad de gestar. Aquí, buscamos arribar a algunas causas de esta situación.

En lo que va de 2019, según información del Ministerio de Salud, 128 varones realizaron la vasectomía en hospitales públicos. Esta cifra ya alcanzó el número de intervenciones durante todo el 2018 y se triplicó la cantidad con respecto a la cifra del 2017. Además, vale resaltar que 28 intervenciones fueron en la Capital provincial y 100 en el interior. Si bien es una práctica cada vez más frecuente, las cifras siguen siendo bajas.

Se puede problematizar la responsabilidad diferenciada respecto al uso de la anticoncepción. De los métodos anticonceptivos existentes, a excepción de esta práctica quirúrgica y el preservativo, la mayoría de los anticonceptivos están destinados a las personas con capacidad de gestar. Sobre quienes recae, de manera directa y unidireccional, la responsabilidad reproductiva.

En muchas relaciones sexoafectivas, tener que “negociar” el uso del preservativo es lamentablemente una práctica bastante habitual. Aunque a veces es un acuerdo su uso, en muchas parejas sexuales, en el momento de la relación sexual, hay resistencias. Con algunos argumentos como: “No se siente igual”, “no hace falta”, “total termino afuera”, “me lo pongo cuando esté por acabar”, entre otras excusas. Incluso, cuando termina la relación sexual, muchas se dan cuenta de que no usó preservativo o, en el peor de los casos, cuando el test de embarazo da positivo, confiesan su falta de uso. Situaciones como estas son violencia sexual.


Ejercer nuestros derechos sexuales (no) reproductivos con libertad para poder decidir cómo evitar embarazos e infecciones de transmisión sexual (ITS) implica que, con la pareja sexual y en las relaciones sexoafectivas, convengamos qué método anticonceptivo y de qué manera prevenir las ITS. Transgredir estos acuerdos y el consentimiento de ambxs es un acto de violencia.


Existen preservativos para personas que portan vagina, sin embargo, no son accesibles por falta de abastecimiento en las farmacias, centros de salud y hospitales. Además, por cuestiones de costos, son más caros que los preservativos convencionales. Esto trae como consecuencia que, para mujeres heterosexuales que opten por otro método anticonceptivo, la prevención de infecciones de transmisión sexual queda en manos de portar un “pito” y querer ponerse un forro. Cuestiones que, en nuestra sociedad patriarcal, son grandes obstáculos para el ejercicio de los derechos sexuales de mujeres.

En parejas sexuales, cuando se propone que sean los varones quienes se hagan una intervención quirúrgica para la anticoncepción, como es la vasectomía, emergen excusas, prejuicios y mandatos que están a flor de piel. También surgen falsas creencias. Se cree que lleva a la pérdida de la potencia o el placer sexual, y lo cierto es que nada de eso sucede.

feminismo-mujeres-marcha-8M-Colectivo-Manifiesto
(Imagen: Colectivo Manifiesto)

La vasectomía

Es un método anticonceptivo permanente que se realiza con técnica quirúrgica, en la cual se liga el conducto deferente que transporta los espermatozoides desde el testículo hasta la uretra por donde se eyacula.

Es una cirugía simple, segura y rápida; dura entre 15 y 30 minutos. La mayoría de las veces, se hace con anestesia local o regional, y es ambulatoria. Es decir, la persona se interna y, ese mismo día, se va a su casa.

Desarmando falsas creencias

Hace unos años, hubo una campaña que se llamó Googleá vasectomía, en la cual hubo pintadas por doquier con el objetivo de difundir esta práctica, derrocar algunos prejuicios y generar responsabilidades compartidas en la anticoncepción.

Es importante aclarar que la vasectomía no modifica el volumen, el aspecto ni la textura del semen. Tampoco afecta la virilidad, las erecciones ni la sensación que se produce al eyacular. No hay relación entre este método y la posibilidad de tener cáncer de próstata o de testículos.

El método es de alta efectividad, mayor al 99,5%. Sólo hay que tener en cuenta que, durante 3 a 6 meses posteriores a la cirugía, es importante usar otro método anticonceptivo, ya que pueden quedar espermatozoides en los conductos deferentes y ser eyaculados. Además, y aunque el semen no tenga espermatozoides, igualmente se pueden transmitir infecciones, por lo que es necesario seguir utilizando preservativo para prevenirlas.

Con la vasectomía, se pierde de forma permanente la fertilidad. Es prácticamente irreversible. Si bien se puede volver a unir el conducto deferente, la tasa tiene un alto porcentaje de fracaso y, en nuestro país, se carece de la tecnología necesaria para hacerlo.

La ley nacional Nº 26.130 establece que, a partir de la mayoría de edad, podés acceder gratis y de manera autónoma a la anticoncepción quirúrgica (ligadura tubaria y vasectomía). El Código Civil vigente reconoce que, desde los 16 años, podés tomar de manera autónoma todas las decisiones sobre el cuidado de tu cuerpo. Sólo es requisito dejar constancia por escrito de tu decisión después de recibir información completa y comprensible. No es necesario el consentimiento de parejas para realizar la práctica. No importa si tuviste o no hijxs; no se hace ninguna evaluación psicológica o psiquiátrica previa a la intervención.

Aborto-varon-feminismo-hombre-colectivo-manifiesto-01
(Imagen: Colectivo Manifiesto)

¿Dónde hacerla?

En la ciudad de Córdoba, las instituciones públicas que llevan a cabo esta intervención son los hospitales Tránsito Cáceres de Allende, Misericordia y Florencio Díaz.

En localidades del interior de la provincia, se puede acceder en el Hospital Vicente Agüero, de Jesús María; San Vicente Paul, de Villa del Rosario; Hospital Provincial de Río Tercero; Hospital Dr. Arturo Illia de Alta Gracia; Hospital Eva Perón, de Santa Rosa de Calamuchita; Hospital Provincial de Villa Dolores; Hospital Iturraspe de San Francisco; Hospital Pasteur de Villa María; Hospital San Antonio de Padua de Río Cuarto y Hospital Luis A. Bellodi, de Mina Clavero.

 

Fuente: La Tinta

Admin
Por Admin septiembre 13, 2019 11:13
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

Colabora

Publicidades

Facebook