Comunicar con perspectiva de género en tiempo de redes sociales

Admin
Por Admin julio 2, 2019 10:55

Comunicar con perspectiva de género en tiempo de redes sociales

Comunicar con perspectiva de género en tiempo de redes sociales

Comunicar con perspectiva de género en tiempo de redes sociales

Por: Victoria Briccola
IMAGEN: Archivo El Litoral

Informar y producir contenidos periodísticos desde una perspectiva de derechos y enfoque de género es un desafío diario. Una pelea constante que hay que dar entre la realidad y el oficio. Si bien en el último tiempo existieron notables avances en pos de una cobertura con perspectiva de género, todos los días lxs comunicadorxs se ven obligados a desarmar ese caldo de cultivo cultural que favorece las violencias machistas – más o menos sutiles – para poder informar con más responsabilidad.

Sin embargo, hablamos de un presente donde juegan un papel muy importante las redes sociales. Las redes como espacios que nos nutren – o inyectan – de sus características – ¿ventajas? – más vistosas: instantaneidad, masividad.

Lamentablemente, en los últimos días se conocieron varios casos en La Plata de jóvenes y niñas que habían desaparecido y estuvimos, afortunadamente sólo un par de horas, sin saber nada de ellas. En ese “mientras tanto” nos llegan audios relacionado al tema a los grupos de WhatsApp, leemos diferentes relatos e hipótesis en portales y cuentas de Facebook/Instagram y también somos testigxs de millones de comentarios de muchísimas personas que se creen aptxs para estigmatizar y señalar con el dedo a las víctimas, incluso en ese momento tan sensible como es la búsqueda de una persona desaparecida.

Por eso, me parece clave aclarar que la difusión ayuda siempre. Siempre se debe compartir la imagen de la mujer. Eso sí, debe estar acompañada con los datos que faciliten su hallazgo: cómo estaba vestida o que accesorios tenía la última vez que la vieron, en dónde la vieron por última vez y a qué teléfono o qué forma de contacto hay disponible en caso de tener algún dato relevante.

Lenny Cáceres, es la directora de Diario Digital Femenino e integrante de la Red de Periodistas con Visión de Género (RIPVG). Ella dicta conferencias, talleres y capacitaciones donde principalmente se enfoca en la importancia de la imagen en los medios: “Trato de indagar en cuándo es un hecho periodístico, cuándo es morbo, y cuando es invasión a la intimidad”, detalla.

“Me parece importante que salgamos enseguida con la búsqueda de una mujer, niña o niño desaparecidx. Me parece que es urgente porque la podes ver, porque se pudo haber escapado, porque la podes reconocer en la calle”, agrega Lenny.

En ese sentido, es una realidad que las herramientas del Estado deberían activarse automáticamente pero sabemos que eso no siempre sucede: “Hay espacios policiales que no les toman la denuncia a las madres, padres, familiares de una chica. Sobre todo cuando son pibas, porque ahí ponen más prejuicios, argumentos en contra y descalifican a la piba en vez de ponerse a buscar”, sostiene.

Pero como sabemos las redes son una herramienta a favor y en contra. ¿Qué pasa una vez que se conoce que la mujer fue encontrada? “Cuando aparece la persona, la imagen debería dejar de circular, deberíamos tener la responsabilidad todxs de bajar esas imágenes. Nosotras sabemos que ha desaparecido una piba, ha salido en un diario y cuando aparece, en el diario sigue estando la ‘noticia’”, afirma Lenny al respecto.

Sucede que cuando no eliminamos las imágenes estamos generando una base donde podemos perjudicar a la mujer en un futuro: “Cualquiera que busque en Internet a esa piba encuentra los datos de su búsqueda y capaz que se trató de un conflicto personal, una crisis, alguna cosa y le estamos haciendo un daño. Con algo que en su momento fue para ayudarla”, explica Lenny.

Volviendo al tema de qué información es la que tendría que circular dentro de la nota de búsqueda de una mujer, Lenny apunta a que, en general, los datos para ubicarla son los físicos: “Después todos los otros datos: si va o no la escuela, por ejemplo, no son necesarios. Poner el foco en algunas cuestiones personales para poner una mirada negativa sobre la persona en ese estado vulnerado o en crisis no está bueno”, afirma.

Otro de los aspectos a atender es el después: cuando tenemos esa noticia de que se ha logrado dar con el paradero de la mujer. A partir de ahí empieza a desfilar un sinfín de cuestionamientos. La audiencia pareciera que necesita una respuesta con detalles, escarbando en el morbo: “A mí me importa que la persona esté bien, no los motivos. Y si tuviese que contar los detalles para que la audiencia se quede tranquila, sería invadir y forma parte del morbo. Entonces la encontraron, está bien y punto. La familia se reencontrará con ella pero más datos no son necesarios, no hacen falta”, explica Lenny y agrega: “Las personas deberían empezar a alegrarse que apareció con vida porque a veces te da la sensación de que quieren que aparezca muerta. Ese morbo no hay que permitirlo. Desde los medios tenemos que hacer escuela con eso”.

En la construcción de ese ‘periodismo ciudadano’ es realmente importante que se difunda entre la sociedad un buen abordaje con perspectiva de género y que tomemos conciencia de qué es lo que estamos difundiendo y lo que silenciamos. Desde la comodidad de nuestras casas podamos aportar un ingrediente que ayude a reducir la discriminación, la inequidad y la mirada sexista, estereotipada y victimizante.

Visibles
Portal de género y diversidad sexual

Admin
Por Admin julio 2, 2019 10:55
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

Colabora

Publicidades

Facebook