#NiñasNoMadres

Admin
Por Admin mayo 23, 2017 19:20

#NiñasNoMadres

La región de Latinoamérica tiene un serio problema de desprotección hacia las niñas, y la forma más cruel y dañina en que esta desprotección se manifiesta es con la violencia sexual.

• En México de cada 10 violaciones 4 son de menores de 15 años.
• En Colombia, diariamente, 25 niñas entre los 10 y los 14 años son víctimas de abuso sexual.
• En Ecuador, de 10 denuncias sobre violencia sexual, 8 son de niñas menores de 14 años.
• En Perú, 1 de cada 5 niñas menores de 15 años han sufrido violación sexual, pero se estima que a las fiscalías llega solo el 5% de lo que realmente sucede.
• En Latinoamérica, el 80% de las violaciones de menores de edad se concentra entre los 10 y 14 años,
• y el 90% de estos casos implican violación reiterada.

Es claro que estas violencias son producto de las grandes desigualdades de género, clase y etnia que tenemos en Latinoamérica. La impunidad rampante y la falta de políticas públicas efectivas también nos dicen que la violencia sexual contra las niñas es violencia institucional. Los Estados latinoamericanos no están protegiendo, de manera integral, la salud de las niñas y, como resultado, en toda la región tenemos un problema de salud pública.
Una de las principales consecuencias de la violencia sexual en niñas es una epidemia de embarazos no deseados, que con frecuencia derivan en una maternidad forzada. La violencia sexual en niñas menores de 14 es siempre un embarazo anunciado, con graves consecuencias para sus vidas, y especialmente su salud física y emocional.

La gran mayoría de estas niñas tienen los hijos de sus padres, abuelos, hermanos, o adultos cercanos a su familia y entorno. Un embarazo a esta edad es un evento traumático, y las niñas tienen cuatro veces más riesgo de perder la vida durante el embarazo o el parto.

Tanto la violencia sexual como la maternidad forzada dejan afectaciones permanentes en las menores, al punto que la segunda causa de mortalidad materna en estas edades es el suicidio. En Perú, el 76% de estas niñas pasan a hacer parte del mercado informal de trabajo, y el 80% se constituye en pobreza extrema. Al obligar a estas niñas a parir, en un proceso que pone en grave riesgo su salud física y emocional, los Estados pueden ser cómplices en la facilitación de tortura y otros tratos, crueles, inhumanos o degradantes.

No podemos admitir que una niña pierda su futuro y sus expectativas de vida por un embarazo forzado. Por eso es importante crear e implementar políticas públicas que garanticen el bienestar y la salud integral de las niñas en Latinoamérica. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha definido la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. Las niñas también necesitan rutas de acceso a la justicia y derechos en salud, especialmente información de calidad y oportuna sobre sus derechos sexuales y reproductivos. Las maternidades forzadas son un problema de salud pública y la violencia sexual contra las niñas es violencia institucional.

Una de las medidas de reparación a las que deben acceder estas niñas es a una interrupción segura y voluntaria de su embarazo. En Latinoamérica, siete países prohíben el aborto de manera absoluta: Nicaragua, Chile, El Salvador, Haití, República Dominicana, Suriname y Honduras. En el resto de la región es posible interrumpir un embarazo, como mínimo, cuando la vida o salud de la mujer o niña está en riesgo o por causal violación. Ambas causales aplican siempre en las niñas menores de 14 años, que deberían tener siempre acceso a esta medida de reparación. Sin embargo, se suele negar la posibilidad de seguir con sus vidas, cumplir sus sueños, y las forzamos a maternidades que las revictimizan y que perpetúan los ciclos de pobreza.

Una maternidad elegida es maravillosa pero una maternidad forzada es un infierno. No podemos seguir normalizando situaciones en donde niñas sean madres. No podemos normalizar esa violencia que sufrieron.

NIÑAS, NO MADRES es una campaña que tiene el objetivo de dar visibilidad a este grave problema de salud pública y derechos humanos que predomina en América Latina, así como evidenciar el estado de desprotección absoluta a las niñas latinoamericanas.

NIÑAS, NO MADRES es un llamado a la sociedad y a los Estados de América Latina para que cumplan con su obligación de garantizar la protección de los derechos de las niñas.
www.ninasnomadres.org

Videos:
Los recursos en video y otros materiales se irán publicando a lo largo de la semana en las redes de Estereotipas y de la campaña Niñas No Madres.
Facebook: www.facebook.com/estereotipas
www.facebook.com/NinasNoMadres/
Youtube: www.youtube.com/estereotipastv
Instagram: www.instagram/e_stereotipas
Informes: http://ninasnomadres.org/informes/
 
 
Fuente: Paula Rey, periodista

Admin
Por Admin mayo 23, 2017 19:20

Colabora

Publicidades

Facebook