Memoria, mujeres y periodismo: Desafíos para reconstruir la historia

Admin
Por Admin agosto 10, 2017 08:46

Memoria, mujeres y periodismo: Desafíos para reconstruir la historia

Entrevista a Silvina Molina.
El pasado 29 de julio, integrantes de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género (RIPVG-AR) participaron una nueva editatona para visibilizar mujeres en Wikipedia. En esta oportunidad se propusieron escribir las biografías de trabajadoras de prensa detenidas-desaparecidas durante la última dictadura cívico militar.
Por este motivo, Lisandro Moreno del programa Despertando a la Trama, que se emite por Radio La Tosca, entrevistó a Silvina Molina, periodista y coordinadora de la RIPVG-AR. Molina expresó que se trata de un trabajo interesante que comenzó este año en conjunto con Wikipedia.
Esta colaboración surge porque desde este portal están “muy preocupada por las pocas mujeres que editan en esta enciclopedia online y porque hay escasos contenidos relacionados con las mujeres; no recuerdo los porcentajes exactos, pero están entre un 20, 25%. Es decir, lo que ocurre a nivel social, que hablamos en distintos ámbitos sobre las desigualdades de género, también se replica en Wikipedia”.
La primera acción en la Enciclopedia virtual fue escribir la historia de la Red. Luego, para esta segunda oportunidad Molina recordó que “dimos muchas vueltas pensando cómo podíamos iniciar, y la verdad es que la idea fue de una gran compañera de la red, de Roxana Barone, que trabaja mucho los temas de memoria desde la ex ESMA, asique empezamos a buscar a las trabajadoras de prensa, desaparecidas y asesinadas durante la dictadura cívico militar; y en ese trabajo en realidad estamos, porque lo que tiene Wikipedia es una serie de pautas muy estrictas, de que cada cosa que afirmas, tiene que tener una fuente, como el buen periodismo que a veces nos olvidamos. Entonces está en construcción, todavía no está visible esa biografía”.
Hasta ahora se encontraron 33 compañeras desaparecidas y asesinadas. Y de cada una de ellas “tenemos que contar, mínimamente, su historia y tenemos que tener referencias de dónde sacamos esa historia y cómo vamos construyendo ese relato. Es un trabajo muy lindo de recuperación de la memoria, de reconocimiento, de pensar desde dónde venimos, y cómo también parte de todo el trabajo que hacemos tiene que ver también como un homenaje a ellas, y seguir un poco con lo ellas iniciaron y que les costó la vida”, expresó la coordinadora de la RIPVG-AR.
Acerca de la importancia de estos espacios, Molina resaltó que en “las redes sociales y, sobre todo Wikipedia, han ganado un prestigio en donde NO podemos estar ausentes como parte de esta militancia de género. Es un desafío, también, apropiarse de esos espacios, aprender y dar -no me gusta mucho la palabra batalla, pienso en otro término- pero está el presente también en esos espacios. Porque también tienen internamente, lo digo porque es público, si uno va al blog de Wikimedia, al blog internacional, ellos han dado una serie de pautas (hace poco tiempo) para evitar el sexismo dentro del mundo Wikipedia, dentro del grupo de editores que manejan la enciclopedia y que deciden qué contenido queda y qué contenido no”.
Durante el proceso de escritura, una de aspectos que llamó la atención al equipo de la Red fue “la poca información que tenemos; nos sigue impactando cómo nos cuesta encontrar información sobre nosotras mismas, sobre las mujeres. Aparecen nombres, por ejemplo, en informes que tiene el Ministerio de Justicia, que tiene un relevamiento, un área que hace el relevamiento, pero no sabemos mucho de muchas de esas mujeres; no conocemos casi nada de ellas. Una de las cosas que tuvimos que hacer, fue ir al Museo de la Memoria y hablar con un investigador que nos va a ayudar a pulir esa lista, y a poder encontrar la historia de cada una de estas mujeres que estamos editando”.
A su vez, otro detalle que surge es que “muchas aparecen como ‘ayudantes de’ tal periodista, o era ‘colaboradora de’ tal periodista y, nos parece, no tenemos duda de que tuvo que haber hecho mucho más que eso. Quizás por un tema de ser mujer, pero además por tener que hacerlo en la clandestinidad, no firmaba las notas, o aparecía con otro nombre. También hay reporteras gráficas. Las reportearas graficas son también las grandes olvidadas dentro del periodismo y sufren mucha discriminación y nos hemos encontrado con dos o tres reporteras graficas desaparecidas y asesinadas, que no tengo, lamentablemente, la lista aquí para poder nombrarlas. Me parece que eso es lo que más nos llama la atención… Digo nos llama la atención, pero es coherente con lo que uno sabe que va a pasar a lo largo de la historia por todo esto que venimos hablando, la poca información que tenemos para reconstruir  las historias de estas mujeres. Es un interesante desafío el que de poder lograrlo”.
El periodismo en la actualidad
Para Molina, estamos ante un momento muy difícil para el periodismo, “un momento donde han cerrado muchísimos medios; dónde según, por supuesto no hay cifras oficiales pero las que manejan los sindicatos, hablan de más de 2000 periodistas que están sin trabajo; es un momento de precarización del periodismo; de múltiples tareas para poder pagar las cuentas y para poder vivir. Entonces, para este contexto, es muy difícil hacer periodismo”. Sin embargo, ante este contexto, resaltó el grado de movilización alcanzado y destacó “hay una unión bastante grande del periodismo. Antes, que nosotras y nosotros, los y las periodistas, saliéramos a la calle a hacer una marcha, era impensable. Somos un gremio difícil en ese sentido, y en los últimos dos años eso se ha dado. La unidad en las diferencias, porque por supuesto tenemos nuestras diferencias, pero estamos unidos precisamente para preservar las fuentes de trabajo, para que se respete el Estatuto del periodista; y hay una gran participación de mujeres en estos espacios donde nos vamos encontrando. Y hay una gran reivindicación del papel, también, de la mujer y del rol de la mujer en el periodismo”.
Para la entrevistada, esto está en estricta relación con el “el empuje social de las marchas de NI UNA MENOS, y del palo de mujeres y que eso también lo vemos dentro del periodismo. Eso internamente. Periodistas incluso algunas muy conocidas que están militando dentro del sindicato, como Casina que es delegada de Canal 13 ante el sindicato; figuras que son muy reconocidas por la televisión y que se han comprometido. Ahora, si vamos a lo que pasa internamente: quién firma las notas, quién tiene los espacios más importantes a lo que hace a la opinión… Siguen siendo los varones los que ocupan cargos de decisión”.
A su vez, dejó en claro que no alcanza con ser mujer para ocupar lugares de poder. En ese sentido, Molina comentó que “en este momento del país, impacta mucho lo que pasa en los programas que conducen dos mujeres, como Susana Giménez y Mirtha Legrand, por supuesto son dos señoras que no tienen perspectiva de género, ni perspectiva social. Traigo este tema porque, a veces, no se trata sólo de que las mujeres ocupen ciertos lugares, sino que cuando los ocupen -a esos lugares- siendo mujeres, tengan una perspectiva de derechos, una perspectiva de igualdad e inclusión. Y esto no lo tenemos en el periodismo, ni en el escrito, ni en el radial o televisivo. Seguimos siendo la excepción las mujeres y varones que tenemos esta perspectiva lamentablemente”.
Ante la pregunta sobre las coberturas, Molina destacó que actualmente “hay una audiencia que conoce más de qué se tratan los medios, que eso lo dio el debate de la Ley de Medios, sin duda. Entonces opina, critica y cuestiona, cosa que hace unos años no pasaba. Lamentablemente sentimos que, a veces, estamos empezando todo el tiempo; porque ahora asesinaron a Anahí, entonces algunos están preguntándose qué hacía Anahí ahí; porqué Anahí salía; siempre cuestionando a la víctima. Algo que hace años que venimos diciendo que eso no se hace, que no hay que hacerlo, que hay que respetar a las víctimas, que la víctima es ella, que a la que asesinaron es a ella, es una niña… y lo siguen haciendo”.
Por otra parte, la periodista y coordinadora de la Red hizo alusión a la cantidad de material que existe sobre cómo realizar coberturas y expresó que “tengas perspectiva de género, no tengas perspectiva de género, te sentás en una computadora, googleás y tenés cientos de materiales sobre adecuado tratamiento de las víctimas, de noticias relacionadas con violencia de género. Entonces, ya no hay excusa; la verdad es que ya no hay excusa. Cuando haces esto, cuando revictimizás haciendo una cobertura de femicidio, es que la verdad ya no te importa nada. Lo único que te importa es si tenes un punto más de rating o un diario más, y estás fuera de lo que pasa en el mundo. No es lo que la sociedad quiere, por eso la sociedad cuestiona”.
Políticas Públicas
Hacía el final de la entrevista, Silvina Molina se refirió a las políticas públicas en materia de género y manifestó que “la gente que salimos a las calles cada vez que nos convocamos para el Ni Una Menos, para el día de la mujer, para el palo de las mujeres, o espontáneamente como ocurrió este sábado a partir de conocerse el femicidio de Anahí, le están diciendo, a quienes cumplen funciones públicas, y a los dueños delos medios de comunicación, ‘Señores, nos están matando’. Los varones nos acompañan muchísimo, hay de todas las edades, todos los géneros están en las calles, diciéndoles ‘Hay que hacer algo’, y ‘lo que están haciendo no lo están haciendo bien’, por eso es que seguimos saliendo a la calle. Y quien no sabe leer al pueblo en la calle, pues no tendría que estar en la función pública”.
En relación a las movilizaciones, Molina resaltó la importancia de las mismas para instalar temas en la agenda pública. Uno de ellos es el aborto, allí Molina destacó que es interesante que “algunos candidatos salgan a hablar del aborto, aunque se muestren en contra; cosa que antes no ocurría. Porque entonces hay cierto periodismo que le parece importante preguntarle al candidato, o a la candidata, qué postura tiene sobre el aborto, y eso es un logro también del movimiento de mujeres y las redes periodísticas. Antes, era impensable que en una campaña le preguntaras eso a alguien que aspiraba a un cargo público. Insisto, porque trato de ser optimista, de que no hicimos todo mal en estos años, es muy difícil en este contexto, pero insisto en que también podamos ver las cosas buenas que vamos logrando; que cuestionemos lo que hay cuestionar, por supuesto que es la función básica del periodismo”.
 
 

Admin
Por Admin agosto 10, 2017 08:46

SUSCRIPCIONES

Publicidades

Facebook