La erotización temprana de las niñas es violencia de género

Admin
Por Admin enero 20, 2020 13:04

La erotización temprana de las niñas es violencia de género

Erotización

A diario pasamos por comercios de ropa infantil y vemos toda una gama de vestuario que parece «copado» a instancias de imitar atuendos de personas adultas.

Por María Laura Razzari*

Imagen de Portada: Mariana Baizan

La erotización temprana de las niñas es violencia de género

La erotización temprana de las niñas es violencia de género

Este aparentemente simpático criterio comercial se profundiza y diversifica hasta el infinito en modelos de prendas para niñas que copian la ropa de mujeres adultas incluyendo rellenos en los copriños, colores oscuros destinados a la seducción, bombachitas que dejan la colita al aire etc,. etc.

Lejos está esta editorial de la pretensión moralista de intervenir en la libertad sexual de las personas.

Cerca está de la imperiosa necesidad de denunciar que la adulteración de la autopercepción de les niñes por efectos de la cultura, más los intereses perversos del mercado, son una de las violencias de las que sin saber, lxs adultxs se vuelven cómplices y dañan a sus seres más amadxs: sus hijxs,sobrinxs, nietxs, ahijadxs, etc.

En este escenario las principales damnificadas son las niñas.

Ellas aprenden muy tempranamente cuáles son los estereotipos obligatorios a cumplir para ser bellas, asumiendo que la aceptación externa es vital para sus existencias, que es la esencia del éxito y la razón para ser amadas.

Aprenden así desde el minuto cero a perderse de vista a sí mismas, a no ejercitar el autoconocimiento, el desconocimiento de la autodeterminación sobre lo que les gusta, las identifica o les resulta cómodo para vivir a pleno sus vidas de niñas que deberían estar mucho más preocupadas por el juego que por la seducción, la delgadez, la belleza y todo tipo de mandatos que sólo las inscriben en la política de «Ser Para Lxs Otrxs», en especial otrOs, varones o lo que representa el «paladar masculino».

La erotización temprana de las niñas es una política de control y sujeción ideológica de las mujeres desde muy temprana edad a roles de género, formas de estar en la vida que conllevan también un estatus político.

No encajar en los estereotipos por razones de identidad de género, orientación sexual, condiciones metabólicas, discapacidades u otras yerbas determinan para un número infinito de personas -y en especial niñas, púberes y adolescentes- las oportunidades de inclusión, de pertenencia, de aceptación de los entornos hasta llegar a convertirse en el obstáculo principal para el acceso a las posibilidades de desarrollo adulto en términos de inserción laboral, relaciones sexuales, relaciones de pareja y todo tipo de vínculos inherentes a la estructura social de la que formamos parte.

Este fin de semana conversaba con un grupo de mujeres madres que no consiguen trajes de baño no erotizados, para sus niñas que los necesitaban para ir a una colonia de vacaciones.

La desazón de esas mamás laburantes que no tienen tiempo ni práctica ni una máquina de coser para poder paliar la situación de sostener los principios políticos con los que han elegido llevar adelante la crianza, por verse coaccionadas por un mercado patriarcal que las obliga a comprar productos, en el apuro de la necesidad de que sus hijas no se pierdan la oportunidad de disfrutar del verano, del entrenamiento físico de la actividad acuática y la socialización: todos derechos vinculados a la salud y al desarrollo de la niñez y la adolescencia.

Madres atrapadas en esta preocupación de cómo zafar de un mercado patriarcal capitalista y opresor, que nos vende lo que le importa a un modelo de sociedad que nos educa en la cosificación, en el estar en el mundo para agradar y no para ser nosotras mismas.

No es curioso: era una charla de madres, de mujeres, no había varones en el hilo de la conversación.

Nada es casual.

Somos nosotras las que nos defendemos como gatx entre la leña de la maraña de mandatos que nos condenan a la bulimia, la anorexia, la eterna disconformidad con nuestros cuerpos, la aflicción por agradar y la convicción impresa en nuestro inconsciente de que el éxito y el amor son méritos asociados a la subordinación a los intereses, gustos y reglas puestos por un orden que previamente tiene decidido hasta dónde dejar llegar a las mujeres en todos los ámbitos.

Algo tan simple como no conseguir mallitas para la pileta nos hizo poner de acuerdo en organizarnos para producir prendas liberadoras de mandatos patriarcales a nuestrxs hijxs.

Ya le pondremos manos a la obra porque el mercado no se llevará puestos los derechos del desarrollo en plenitud de las infancias y las adolescencias mientras las madres feministas estemos organizadas, articulando saberes, experiencias, convicciones, máquinas de coser y telas para resistir una vez más este mundo estructurado en la sujeción de nuestras cuerpas destinadas a todas las violencias.

*Concejala Feminista mandato Cumplido. Forja Chivilcoy. Presidenta de la Asociación Civil contra la Violencia de Género Maltratocero. Referenta zonal de la Red de Alto al Tráfico y la Trata (RATT).

 

Azul Profundo

Diario Digital Femenino

Admin
Por Admin enero 20, 2020 13:04
Escribir un comentario

48 Comentarios

  1. Luis Gutiérrez enero 23, 07:20

    Buen mensaje. Es un tema de mucha actualidad sobre el que se ha venido escribiendo, pero poca campaña educativa.
    No me gusta del estilo (la forma) del artículo esa manía que están adoptando muchos comentaristas de cambiar las letras por caracteres diferentes: los niños son los niños (mujeres y hombres), los adultos son hombres y mujeres, los jóvenes son hombres y mujeres. Ojo con el mal (muy mal) uso del lenguaje incluyente (que en realidad no existe, más que para excluir).

    Responder a este comentario
    • mary enero 24, 00:34

      el comentario e acertado, desde hace un buen rato lo veníamos discutiendo, y encontramos resistencia entre otras madres y hasta nos dijeron éramos anticipadas

      Responder a este comentario
    • Erika Báez enero 24, 04:37

      Estoy de acuerdo.

      Responder a este comentario
    • Leo López enero 26, 11:40

      Creo que si te sentís excluido con el lenguaje inclusivo es porque no está destinado específicamente para vos, sos una persona que se identifica con su género, Luís? Entonces te tenemos que tratar de manera acorde, el inclusivo no apela para varones que se identifican como varones, entiendo tu punto y lo respeto, sin embargo no encuentro fundamentos para que creas que excluye.

      Responder a este comentario
      • Julio Ovando enero 28, 17:52

        Ah no? Y no es violencia de género forzar una nomenclatura absurda a niñas que entiendan que debe llamarseles «niñas»? Y no esos otros términos frankenstein que ustedes se han dedicado a difundir en vez de hacer algo verdaderamente útil para la humanidad como poner una línea de ropa para NIÑAS no erotizada. Es puro sentido común.
        El supuesto Lenguaje Inclusivo es un ejercicio de exclusión totalitario. Ya lo dijiste: no está dirigido a hombres y mujeres que se entiendan como tales. Como carajos espera que yo me defina, si al tocar mi entrepierna toco un pene y no una vagina?
        Claro, como es una decisión subjetiva, entonces digo que me siento ser UNA COSE… .

        Responder a este comentario
        • Admin Autor enero 28, 18:12

          Lo que ud debería hacer es leer más y tocarse menos. Por una lado, lea de nuevo la nota que no entendió nada. En cuanto al lenguaje inclusivo, LEA, se lo rogamos, antes de hacer tamaña ensalada y caer en lo casi desagradable. Una cosa es el lenguaje inclusivo y otra el inclusivo no sexista. Y no de preocupe, ud será nombrado siempre, las formas del lenguaje hablan de otra cosa…
          La negación y descalificación machista es de manual.
          Para eso no nos escriba, conocemos el paño. Gracias

          Responder a este comentario
        • Lis enero 29, 11:12

          Julio El tema del artículo no es el lenguaje inclusivo sino otro tema que tiene que ver con la violencia de género simbólica. Quedarse en cómo está expresado, creo, no te permite reflexionar sobre qué se está tratando de evidenciar. El tema tiene su propia importancia independientemente de cómo está escrito y si a la autora se le ocurre expresarlo así, es su derecho. Es de buen practicante del lenguaje contestar sobre lo que el otro quiere comunicar y argumentar a favor o en contra de eso y no vampirizar el espacio para imponer un tema que no tiene relevancia central con lo propuesto. ( Es más es una de las reglas conversacionales que describió un lingüista: sea relevante. Ya que te preocupa tanto las formas y el uso del lenguaje, te lo comento para que lo investigues).
          Para quejarte porque no podés tolerar cómo los otros se expresan, tenés miles de posteos que se dedican a eso en lugar de pensar y reflexionar sobre problemáticas de violencia que son urgentes para nuestra sociedad. Es mi humilde opinión. Sugiero que si mi opinión te molesta (a pesar de no haber usado el inclusivo), revises si realmente es el lenguaje inclusivo lo que provoca tu malestar.

          Responder a este comentario
        • Mikaella marzo 15, 17:52

          Julio Ovando, Para opinar algo que no conoces es importante que primero leas y te informes caso contrario quedas como el típico ignorante hablando de lo que no sabe. Primero investiga lo que significa: Disforia de género, transexualidad y travestismo. Luego opina.

          Responder a este comentario
      • Dani febrero 1, 06:56

        Incluir es mucho más que la deformación de la lengua. Pobres de los excluidos si tienen defensores que lo hacen de esta forma. Por lo demás, muy de acuerdo con la nota.

        Responder a este comentario
    • Silvana enero 28, 08:48

      Estoy de acuerdo no se entendía por momentos.

      Responder a este comentario
    • Morayma Raad enero 28, 18:39

      También estoy de acuerdo, porque cuesta entender el texto en icasiones, y al final creo que es la actitud, los hechos, los que hablan por nosotros, por nuestro pensar. Más que cambiar letras.
      Las acciones son las que incluyen o excluyen.
      Ahora, las niñas están siendo bombardeadas con este tipo de modas que les impide crecer de acuerdo a su edad, disfrutar de su niñez como tal. La música también está haciendo lo suyo en éste crecimiento, acelerando su desarrollo, el reguetón sobretodo erotiza demasiado a niñas y las mentaliza y predispone, como lo hacen los mensajes subliminales.
      Ya no se respeta el crecimiento natural y sano de los niños en general creo yo.

      Responder a este comentario
  2. María Elena Noriega enero 23, 22:37

    El tiempo de la niñez es corto porque las madres se empeñan en adelantar en su vestimenta y demás a sus niñas ? Error muy grave

    Responder a este comentario
    • AURORA. enero 27, 04:32

      No lo entendiste… No son las madres quienes «se empeñan», es el mismo sitema en el que vivimos.

      Responder a este comentario
    • Mario enero 27, 09:37

      No dice eso. No está culpabilizando a las madres. Es el mercado que no deja opciones, nos lleva puesto a todes. Y el Estado que no regula. La cultura que acompaña ¿regetón en un cumple de 8, 9 años y perrear? Sería grosero seguir cargando contra las madres. Saludos

      Responder a este comentario
  3. Beatriz enero 25, 08:20

    Muy bueno! En el Encuentro de Mujeres participe en un taller sobre les cuerpes y ese fue un tema que tratamos. La propuesta fue evitar comprar la ropa de marca y promover a productores y diseñadores de ropa artesanal que hacen prendas mas acordes con nuestros pareceres.

    Responder a este comentario
    • Maria del Carmen enero 28, 09:14

      Y a quien más responsabilizar? Al espíritu de la bisabuela, a la vecina o a la niña? en este caso violentada.

      Responder a este comentario
      • Admin Autor enero 28, 09:35

        A la cultura patriarcal, al machismo con el que nos socializaron y formaron. No es tan difícil de ver. Los cuerpos de las mujeres, adolescentes y niñas como objeto.
        Hay mucho para leer, comprender y combatir para cambiar un poquito esta realidad. Los más de 300 femicidios, de mujeres y niñas por año, los abusos a niñas cada vez más pequeñas no son casuales, es la categoría de «cosa sexual» en las que nos ubica la sociedad, los varones sobre todo.
        Sabemos que buscar a quien culpar nos tranquiliza inmediatamente, pero no le sirve a nadie. Tenemos que ser protagonistas, luchar por esos cambios, hacer otra cosa es un tremenda irresponsabilidad.

        Saludos

        Responder a este comentario
  4. Martha enero 25, 23:18

    Artículo preciso para mi problema diario… Con una nena de 10 años, es casi imposible comprar prendas que sean adecuadas para su edad, SIN erotizarla. Gracias por sacar a la luz este tema NATURALIZADO en nuestra sociedad y promover lo que me ha tocado hacer,,,, producir ropa para mi nena.

    Responder a este comentario
  5. Miguel Aguilar Rodríguez enero 25, 23:34

    De acuerdo con el contenido, cansa ese estilo contra el idioma que ya desvirtuó la RAE.
    Mucha de la culpa no es el patriarcado, son las madres que se proyectan en sus niñas y compran esa ropa y las exhiben al morbo adulto.

    Responder a este comentario
    • Admin Autor enero 26, 12:20

      No nos sorprende que una varón culpe a una mujer en lugar de analizar la cultura patriarcal, machista y contribuir a modificar esas conductas.
      Más e lo mismo, tristemente

      Responder a este comentario
    • Carolina enero 26, 13:57

      El morbo machista es el problema. No lo que hagan las mujeres, estás justificando, es como la frase «eso le pasa por andar vestida así». No se solucionaría cambiando la conducta de las mujeres como estímulo que alimenta ese morbo, se soluciona atacando al morbo directamente, al machismo desde la raíz.

      Responder a este comentario
    • Naina Iliena enero 27, 04:42

      Curioso con que facilidad culpan Unilateralmente a las madres. Según su comentario las niñas no tienen padres. Sólo madres. Sólo nosotras participamos en la elección de sus atuendos… A ver si os empezáis a autoincluir ya de una vez en todo lo que tiene que ver con educación, inclusión de vuestro género en Todo.

      Responder a este comentario
    • Leticia enero 30, 17:35

      Cómprele ud la ropa a la niña, y vea si consigue algo adecuado. Qué fácil es culpar a las madres, que dicho sea de paso se ocupan de lo que ud no se ocupa, evidentemente.

      Responder a este comentario
  6. Paula Torres enero 26, 14:31

    Cuales son los colores oscuros destinados a la seducción? Creo que esto es un poco exagerado, en el sentido de que los colores sólo son colores, y al final las personas que les dan una connotación sexual son uds. Les niñes no piensan quiero un azul o negro porque quiero seducir. O si?
    Como sea, no entendí ese párrafo. Porque pese a todo, no tenemos que culpar a les niñes por usar lo que elles estimen conveniente, sino a los pedofilos que le dan connotación sexual a su tenida.

    Responder a este comentario
    • Admin Autor enero 26, 19:54

      En qué parte se «culpa» a les niñes?? Creo que la nota habla exactamente de lo contrario. Y sí, los colores son colores pero culturalmente se le da significado ¿celeste y rosa por ejemplo?

      Responder a este comentario
    • Flor enero 27, 09:36

      Paula existen numerosos estudios sobre el uso simbolico que se le da al color.
      En si el color no es más que color, pero la sociedad genera convenciones implicitas respecto de ideas sobre el color.
      Está estudiado, no es invento de la editorial ni del artículo
      Ej. El negro se asocia muchas veces a la noche, la elegancia, el rojo a la pasión (por eso estos comores en las prendas pueden asociarse sumado a determinado contexto de forma, a prendas erotizadas, también por el color)

      De la misma forma el verde se asocia q lo ecológico, lo saludable, aunque por supuesto, el verde es verde 🙂

      Responder a este comentario
  7. Marcela enero 27, 14:52

    Si, toda la razón cuesta un mundo encontrar ropa entre 8 a 14 años,etc

    Responder a este comentario
  8. Patricia López enero 27, 15:07

    Mi hija se indignó con la vendedora de un local porque solo tenia mallitas con push up para una nena de 18 meses!! y la vendedora nunca entendió el porqué. La ESI la necesita toda la sociedad

    Responder a este comentario
  9. Belén enero 27, 16:40

    Coincido con lo que se plantea en la nota. Es un tema del cual vengo hablando hace ya un tiempo. Mi hija tiene cinco años y es casi imposible que pueda usar un jean . Los modelos tienen «cintura y cadera», con cortes que ya anticipan estereotipos de cuerpo.

    Responder a este comentario
  10. Vivian enero 28, 11:03

    Mi pensamiento es que acá estamos olvidándonos que cualquiera puede ponerse lo que quiera…y lo que tiene que cambiar es la cabeza de quien lo ve como algo morboso…

    Responder a este comentario
    • Admin Autor enero 28, 11:52

      No es tan así, no es de lo que trata la nota. Eso es real en todos los casos que no involucren a niñas, y lamentablemente personas y mercado sexualizan a las niñas cada vez a edad más temprana (rayano en un aporte a la pedofilia). Esto es un Alerta y nada tiene que ver con coartar la libertad de nadie, va por otro lado.
      Estamos hablando de otra cosa…
      Saludos

      Responder a este comentario
      • Maria enero 29, 15:50

        Entonces a las niñas hay que cubrirlas bien para que no las vean con morbo? Y la mujer adulta puede estar desnuda porque nadie tiene derecho a hacerle nada???
        Vivian tiene razón, no hay que cambiar la ropa, hay que sacar de las calles a todos los pedófilos, violadores y asesinos. Para que todas las niñas y mujeres no tengan miedo se salir con un short y una camiseta

        Responder a este comentario
  11. Laura Fuentealba enero 28, 14:50

    No nos podemos hacer los inocentes, cuando queremos ir a la cama con la persona que nos interesa, lo atraemos con diferentes vestimenta!! Un baby doll, ropa diferente a la casual, yo no encuentro adecuado que usen mini que no tapa ni el poto, ni poleras tan escotadas mostrando tanta pechuga. No estoy de acuerdo, tampoco, que un hombre se sienta con el derecho de abusar a alguien que se vista así, pero hay vestuarios que sí o sí son eróticos, no se puede negar eso. La música de hoy habla de sexo todo el rato. Hasta David Bisbal, que habla que sueña que la ve desnuda y mojada. Lo peor en este tema es hacernos los weones y centrarnos solamente en las letras de niñas o niñez o adultxs. Eso no es el problema de fondo. Nos falta autocrítica y mayor conocimiento. Para poder enmendar de raíz este grave error social. Normalizar la erotización y sexualidad infantil.

    Responder a este comentario
    • Admin Autor enero 28, 18:16

      No entendimos lo de «Normalizar la erotización y sexualidad infantil» Naturalizarla? Dejar que sea objeto el cuerpo de las niñas?

      No coincidimos

      Responder a este comentario
  12. cecilia enero 28, 14:58

    Me parece exagerado. Los niñs siempre quieren vestirse como adultos, no es una cuestión de esta época..
    Y de todas formas, existe todo tipo de ropas, está en cada padre atenerse a la moda o no. No es necesario ponerse a hacer la propia ropa.
    Esos padres preocupados, me pregunto si le dejan escuchar todo tipo de música a sus hijos o no también….si les enseñan a bailar de forma erotizada o si se ríen cuando sus niñas bailan moviendo la cola

    Responder a este comentario
  13. jacqueline enero 28, 17:47

    En verdad entre a leer porque me parecio muy interesante y real lo planteado , es asi esan sexualisando a las niñas y desde bebes..hasta unas simples sandalitas que le fui a comprar a mi hija de 8 el otro dia …y desde talles pequeñitos con tacos…y plataformas.. una locura no encontraba sandalias» normales»… y ni mencionar la ropa…
    lo unico que no comparto con la nota es la forma de escribir, lo sienro soy mujer…mama de 2 niños con Tea y no me representa para nafa esta forma de «inclusion» hay otras formas de ser mas inclusivo que aunque capaz no este tan de moda es mucho mas eficaz …ademas casi no se entendia nada con tanto «x» y «e»

    Responder a este comentario
  14. Mariana Baizan enero 28, 20:42

    Buenas tardes compañerxs. Quería informar que la ilustración que ha sido utilizada para esta nota es de mi autoría, realizada para diario Los Andes de Mendoza en febrero del 2015.
    Como feministas, sería bueno no invisibilizar el trabajo de las propias compañeras. Ya es una práctica usual que los sitios webs se apropien de trabajos ajenos, sin citar las autorías o pedir autorización, práctica que deberíamos rever y repensar desde los feminismos también, pues no deja de ser una microviolencia y un acto de invisibilización.
    Si me la hubiesen pedido, con gusto se las hubiese dado (a la ilustración). Verla así de repente fue raro y un poco injusto. Trabajemos en colectivo compañerxs, que lo que no se nombra, no existe.
    Les mando abrazos!

    Responder a este comentario
    • Admin Autor enero 28, 20:59

      En todo estamos de acuerdo y si sigue nuestro medio SIEMPRE citamos todo, no lo sabíamos, no fue mala voluntad, nos llegó sin datos, preguntamos y nos dijeron que no consiguieron registro, de hecho la hemos visto en varias redes, sin referencia. Ya mismo lo agregamos.
      Todo lo que dice los practicamos diariamente. Antes de acusarnos e intentar dar cátedra de algo que supuestamente no sabemos o practicamos, feminismo por ejemplo, hubiera estado bueno que nos preguntara cómo nos llegó. Eso también es Feminismo.
      Saludos

      Responder a este comentario
  15. Sahara Nidia Canto Rejón enero 29, 12:10

    El artículo es muy bueno pero esta dando una idea errónea del lenguaje no sexista,por favor infornese al respecto.

    Responder a este comentario
  16. Germán enero 29, 16:58

    Como varón tratando de replantearse a sí mismo todo el tiempo, cada vez que veo una chiquita con esos shorts que dejan ver todo siento un arponazo en el pecho porque sé que, en el fondo, me siento atraído y eso me hace sentir devastado. Siempre me pregunto por qué las chicas eligen vestir los mismos códigos cosificadores contra los cuales se levanta el feminismo, y este artículo que trata el tema de una manera más sociológica, me ayuda a reflexionar sobre todes les actores en juego, y se siente como un bálsamo a esta locura que es luchar contra uno mismo, contra ciertos esquemas internalizados tan temprano en la vida que nunca los supe cuestionar. Las ideas de este artículo sólo las pueden plantear las feministas al interior del movimiento, que lo venga a decir un chabón desde afuera es cualquiera, pero muchas gracias por ponerlo en palabras para que nosotros nos sigamos ocupando de lo que corresponde: tratar a todo el mundo con respeto.

    Responder a este comentario
  17. Antonio Granero enero 29, 21:47

    Les recomiendo ver fotos de la revista ¨Para Ti¨ de la decada de los cincuenta con mujeres en la playa y les recomendaria que las usen todas las mujeres HOY,para el verano.Chiques,por favor,soy conciente que las agrupaciones feministas en el mundo estan yendo a la unificacion de la vestimenta,que haya una ¨Uniformabilidad¨ en las prendas.Espero que nos dejen usar a los hombres ¨calzas¨ y vestimentas transparentes.No estoy de acuerdo de vestir a las niñas como varoncitos.

    Responder a este comentario
    • Admin Autor enero 29, 22:40

      Le recomiendo que lea la nota y trate de comprender de qué hablamos. A menos que tenga ganas de opinar de cualquier cosa, como lo hizo.
      Es mejor descalificar que analizar y profundizar los temas, sobre todo cuando de machismo y patriarcado se trata. Eso también ya lo sabemos.
      Qué agotador!

      Saludos

      Responder a este comentario
  18. Germán Pablo enero 29, 23:22

    Al sistema lo hicimos entre todos no cayó en paracaídas con la culpa seguiremos 100 años de atrasos por no reclamar el estado de derecho en el día día somos nosotros así somos !!!

    Responder a este comentario
  19. Germán Pablo enero 29, 23:29

    El desnudo no es el problema es un tema cultural .
    El perdón y la pastilla oculto el conflicto emocional No resuelto ,porque la universidad no lo reconoce porque es difícil demostrarlo tampoco poder homologarlo así seguiremos 100 años más superdotados al poder de la economía …

    Responder a este comentario
  20. Mónica Vaillard febrero 2, 14:32

    las felicito por el trabajo de concientización, pienso plenamente como uds., fíjense que no es solo la ropa, hay juguetes de maquillaje completo para las niñas, me parece aberrante. El sistema está podrido, si denunciás alguna situación de abuso, se te ríe en la cara, te hacen quedar como una tarada. sólo nos queda luchar desde nuestro lugar..

    Responder a este comentario
  21. Paula octubre 11, 00:58

    Gracias chicas!!! Ya no me siento tan sola con este pensamiento, con mi vieja pensamos lo mismo con respecto a la vestimenta, y ni hablar de la música… Otro punto a tratar. De a poco vamos logrando tanto!! Abrazo!
    PD: querés usar lenguaje inclusivo, úsalo.No querés, no lo uses… El punto, creo yo, está en el respeto!

    Responder a este comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

SUSCRIPCIONES

Publicidades

Facebook