Todas de todas las edades por #NiUnaMenos

Admin
Por Admin agosto 13, 2016 20:37

Mujeres adultas mayores también se suman a la gran campaña por la no violencia de género en Perú

Todas de todas las edades por #NiUnaMenos

Todas de todas las edades por #NiUnaMenos


“Por supuesto que es necesario manifestarnos en la campaña por ni una menos. Las mujeres adultas mayores también somos violentadas por el machismo, y lo hemos sido desde antes, cuando había más prejuicios, más tabúes, y muchas callábamos, pero ya no más, ninguna mujer tenga la edad que tenga debe callar”, palabras de la Sra. Vilma (75), mujer mayor activista de la Red ANAMPER (Asociación Nacional de Organizaciones de Personas Adultas Mayores del Perú), cuando conversábamos – haciendo carteles – sobre la gran movilización ciudadana#NiUnaMenos Perú, que ha comenzado a desarrollarse por iniciativa de organizaciones de mujeres feministas hace unos meses a causa de los tantos feminicidios –diez el número promedio de mujeres que mueren por esta razón cada mes de acuerdo a cifras de la Defensoría del Pueblo -, ocupando en este aspecto el segundo lugar después de Colombia a nivel de Latinoamérica; y casos de violencia de género, sea física, psicológica, simbólica, que quedan impunes no solo por no ser denunciados, sino también por denuncias que son archivadas por decisión de las distintas instituciones del Sistema de Justicia del país, entre otras causas, por “falta de pruebas”.
Esta gran campaña a nivel de América Latina inició el año pasado en Argentina, y este año, las organizaciones peruanas de mujeres decidieron impulsarla, para que todos y todas demos nuestra voz de protesta y propuesta por la problemática estructural del sistema patriarcal y la violencia machista, que ha afectado hasta la actualidad principalmente a las mujeres; y salgamos este 13 de agosto a la movilización masiva en Lima y todo el Perú. Durante el proceso que ha tenido esta campaña, diversas organizaciones sociales, culturales y políticas, instituciones del Estado, empresas, espacios académicos como universidades, diversos colectivos de mujeres, entre otros, se han sumado con iniciativas creativas y convocantes, haciendo cada vez más visible la necesidad de vivir en una sociedad con equidad, respeto y justicia para todxs.
Sin embargo, a propósito de esta lucha contra la violencia hacia las mujeres, me parece fundamental plantear, en base a la experiencia y revisión de la tesis de Anna Freixas, que si bien es cierto somos muchas y diversas, lo único que nos igualará a lo largo de la vida es el ser mayores, ahora o más adelante; que es importante reconocer que estamos ante una revolución demográfica sin precedentes en la historia, pero que suele ser negada, y ésta es caracterizada por la sobrevaloración de la juventud – aspirando a su eternidad -, y arraigados “patrones de belleza”; así como por la feminización del envejecimiento, habiendo más mujeres adultas mayores entre los 60 a 100 años aproximadamente actualmente, siendo éste un gran puente etario con particularidades diversas, contexto en el que amerita preguntarnos ¿Cómo vamos a vivir todos esos años, cómo vamos a otorgarles sentido, y cómo podemos despejar de nuestra mente tantas ideas limitadoras con las que hemos crecido las mujeres, para crear individual y colectivamente espacio a la existencia libre de las mujeres viejas?
Cabe mencionar al respecto, que desde el feminismo no se ha llevado a cabo aún una reflexión importante acerca de las mujeres mayores, así como asuntos relativos a la vejez apenas se han incluido; consecuentemente hay una agenda de estudios, discusiones y reflexiones pendiente y cada vez más urgente al respecto de la vejez, las relaciones de poder en esa etapa, y sobre las vidas en los cuerpos viejos y sus complejas condiciones, que justamente partirá desde un reconocimiento del proceso de envejecimiento en nosotras mismas, asimismo a las vidas y trayectorias de las mujeres mayores de hoy, contribuyendo a la creación de una genealogía liberadora para todas en el camino de la vejez.
Las mujeres adultas mayores también se sienten parte de la campaña #NiUnaMenos, porque se sienten parte del problema de la violencia machista, así como de su solución, para que con su voz y activismo sumen a una sociedad cada vez más justa desde y para todas las edades, sin machismos ni edadismos en ninguna de sus formas nunca más.
Haydee Chamorro García – Trabajadora Social 
 
 
 
Fuente: Natalia Muñiz, periodista
Fuente original: QMayor

Admin
Por Admin agosto 13, 2016 20:37
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

Colabora

Publicidades

Facebook