Si hubiera nacido varón

Admin
Por Admin diciembre 5, 2016 13:57

Si hubiera nacido varón

vivasgeo
Por Georgina Lira
Si hubiera nacido varón, hay muchísimas cosas que hoy no se me echarían en cara. De hecho, sería seguramente un gran tipo, medio boludo por algunas cosas, pero re copado. Quizás hasta famoso y rico. Sería tremendo que no tenga trabajo teniendo un título. Sería un genia militante que además escribe sus propios pensamientos y me llamarían de muchos lugares para que opine (aunque tuviera muchas menos neuronas de las que tengo). Sería un tipo fuerte, porque en situaciones donde muchos se hunden sigo adelante. Nadie cuestionaría que no pague la cuota alimentaria (salvo alguna feminazi) porque no tengo trabajo estable y si tengo un techo sobre mi cabeza, es porque no tengo que pagar alquiler. No me dirían que estoy viejo para dar clases porque tengo más de 35 años. Sería considerado un tipo con experiencia. Mi ex estaría en cana por secuestro por no avisar que se iba a vivir con mi hija a 1000km y no sería un exagerado sino un padre responsable por considerar prudente querer tener información sobre dónde vive mi hija, con quién o considerar que a los 12 años es arriesgado enviar sola a una niña en un colectivo interprovincial con la condición de que nadie más se entere que viaja sola en la única línea interprovincial que no exige autorización para que a esa edad una niña viaje sola de una provincia a otra. El desorden y la lentitud en los arreglos de mi casa serían debido al dolor, a mis problemas físicos y a que soy hombre, y contaría con apoyo incondicional para comprender las razones que me minan el ánimo y que abarcan desde el desempleo hasta el dolor constante que agota.
Si fuera un hombre, ningún abogado me recomendaría poner enchufecitos glade para el informe socioambiental, porque claro, los hombres son así y además es comprensible que ciertas cosas no se hagan por las limitaciones que tengo. Podría denunciar tranquilamente a quien me agrede (sobre todo a mi ex mujer) sin dar demasiadas explicaciones ni que me echen la culpa. Ningunx hijx mío dudaría de mi palabra. Porque como soy hombre, es menos posible que sea mentiroso, manipulador, jodido o resentido. Esas son cosas de mujeres. Podría impunemente cagar a palos a mis hijos, porque seguro que algo hicieron para merecerlo, y maltratar, humillar y psicopatear a mi mujer, porque total aunque denuncie lo que denuncia, nunca le van a tomar una prueba en mi contra, sólo van a hacer una exposición, nadie va a tomar en serio la prohibición de acercamiento y mis hijxs van a creer todo lo que yo diga sin cuestionar nada. Total, si ella es depresiva, vaga, mantenida, es su problema. Yo no sería nada de eso. Estaría triste y angustiado con justa razón, no conseguiría trabajo pese a que busco (y nadie me lo negaría por tener hijos, ni me tendría que coger a nadie para conseguirlo, o me ayudarían si tengo alguna discapacidad o dificultad para moverme), no sería mantenido sino que por suerte recibo ayuda porque con lo que gano no le alcanza a nadie para vivir. Además, teniendo en cuenta que yo, hombre, pasé tanto tiempo cuidando y rehabilitando, y ocupándome de la salud de mi hija, cómo no voy a ser un tipo admirable y ejemplar? Si consigo una changa, no me cuestionarían el valor de mi trabajo.
Una serie de casos han demostrado que podría hasta violar a mis hijos, y ni siquiera por eso me impedirían ver a mis hijos porque mejor un mal padre que ninguno.
Y si algo de eso llegara a pasarme, habría una horda de hombres y mujeres defendiendo mis derechos. porque son pocas las personas que osarían dudar de la palabra de un hombre blanco con buena facha. Y que además es padre sufriente denunciado por una mujer vengativa, resentida, que no entiende las implicancias de la ausencia de un padre, y que le lavó la cabeza para que diga todas esas mentiras.
Pero soy mujer. Y ya parí. Y no tengo trabajo. Y hace 6 meses que o para de dolerme todo el cuerpo. Y hace 6 meses que no veo a mi hija ni recibo de ella nada más que mierda y acusaciones, y ninguneos e indiferencia. Y no tiene razón en lo que dice, pero la palabra del padre es santa. Y mi palabra y mi realidad no valen nada en contra de esa palabra, aunque sea todo una manipulación mentirosa para justificar lo injustificable. Tengo derecho a ver a mi hija. Tengo derecho a saber dónde vive y con quién. Tenía derecho a que se me escuche. Tengo derecho a ser evaluada por mi idoneidad, y no por mi edad, por mi talle, por si acepto o no chupar una pija. Y tenía derecho a que se me tomen todas las denuncias, a que se incorporern al expediente las pruebas que llevaba al juzgado, a recibir atención psicológica adecuada. Y tenía derecho a que mi palabra tenga valor. Porque en ese ninguneo, lo ayudaron mucho a mi ex. Validaron toda su violencia, toda su manipulación, todas sus mentiras. Y hoy, para mis hijos, mi palabra vale menos que nada. Y la de quienes lo apoyaron, si cambian de opinión o ven la realidad, sepan que tampoco. También les defenestró. También les ensució todo lo que pudo. Y para que lo tengan en cuenta, sepan que no tienen posibilidad de defenderse, porque todo lo que digan va a ser usado en su contra.
No me vengan con que no hay violencia si no hay golpe o violación. La violencia de género va mucho más allá. Se sostiene de mil maneras con comentarios pedorros cotidianos, con omisiones, con ninguneos y acusaciones cada vez que una mujer denuncia un hecho de violencia, aunque sea muerta o en coma.
Si hubiera nacido hombre, mi vida sería MUY distinta.

Admin
Por Admin diciembre 5, 2016 13:57
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

SUSCRIPCIONES

Publicidades

 

Facebook