A pesar de todo, "les hicimos el Encuentro"

Admin
Por Admin septiembre 27, 2016 23:49

Por Georgina Lira*

A pesar de todo, "les hicimos el Encuentro"

A pesar de todo, «les hicimos el Encuentro»


En 10 días será la apertura del 31° Encuentro Nacional de Mujeres.La cita es en Rosario, Provincia de Santa Fe.  Quienes integran la Comisión Organizadora están demostrando que el estribillo siempre cantado en la marcha de cierre del mismo “a pesar de todo les hicimos el encuentro” no es un mero slogan, está lleno de contenido. Es exactamente así.

El esfuerzo, la coordinación, la potencia de las mujeres para organizarse es admirable. Desde el mes de noviembre del año pasado se reúnen alrededor de 200 mujeres para llevarlo a cabo. Lejos de ser repicado en la prensa, ha sido invisibilizado a pesar de ser un fenómeno único en el mundo, y parece ser que molesta.

Dan cuenta de esa molestia las dificultades que encuentran en su hacer. Cancelaciones a último momento, incumplimiento de compromisos asumidos, son resueltos a un ritmo vertiginoso. Así garantizan alojamiento a las compañeras que dormirán en escuelas, una vianda para quienes la soliciten, el funcionamiento de más de 240 talleres simultáneos donde se trataran 69 temáticas que atraviesan la realidad de las mujeres.

¿Qué lo hace el evento político independiente más importante del país? Las características que lo definen, acordadas y sostenidas por las mujeres a lo largo de 30 años, son:
Autogestivo: Significa que las mujeres se organizan para lograr los fondos necesarios para
su realización de modo autónomo. Cada mujer paga una inscripción mínima (este año es de
$50), sin ser ésto excluyente. Las mujeres que lo organizan lo hacen solidariamente cada
año en una ciudad distinta del país. De este modo el documento que cada año elaboran es
absolutamente independiente de todo compromiso.

Plural: mujeres de todo el país, de toda condición social, cultural, educacional, profesional,
confluyen a los talleres a debatir sobre las problemáticas que las convocan, coordinando
acciones y criterios de tal modo que pueda tener participación en la organización del evento
cualquier mujer que desee incorporarse a los debates y actividades en forma personal.
Horizontal: la organización se hace dividiendo tareas en comisiones donde cada mujer
elige participar, ninguna comisión es más relevante que otra. Las mujeres que participan de
los talleres lo hacen en situación de absoluta igualdad, la voz de cada una de ellas se verá
reflejada en el documento donde se asientan las conclusiones a las que cada año se
arriban. Una coordinadora modera el debate sólo para garantizar la expresión de todas las
voces.

Democrático: entendiendo por tal la representación plena de todas las participantes, razón
por la cual no se utiliza la votación que siempre se presta a manipulaciones de grupos más
numerosos o poderosos. Es una búsqueda permanente de consenso entre las diferentes
posturas, único medio para validar las definiciones a las que se arriban.
Son muchas las trabas. A pocas semanas del evento, varios compromisos fueron
cancelados o alterados de forma unilateral. Quizás el episodio que más resonancia tuvo, fue
el que involucra al Consejo Nacional de las Mujeres, órgano de la Presidencia de la Nación
que articula con las temáticas que involucran a las mujeres. En el inicio de las
conversaciones, consistía en un aporte de 20.000 viandas y botellitas de agua. A 15 días
del evento fue modificado unilateralmente y reducido a la mitad, confirmando el aporte de
10.000 raciones. Pero no fue el único. Lo mismo ocurre con compromisos asumidos por
otras instituciones nacionales, provinciales, municipales u organizaciones sindicales. Esas
mismas que ,en lo discursivo, se muestran publicamente como comprometidas en las
luchas de las mujeres. Valga la aclaración. El eje del problema ese “no” solapado que se
expresa en cancelaciones o modificaciones de último momento. Por pequeño que sea el
compromiso asumido, cancelarlo casi sobre la fecha, genera una cadena de acciones
necesarias para subsanarlo. Y las mujeres redoblan esfuerzos, multiplican sus tiempos,
reasignan presupuestos, y salen al frente. «A pesar de». Ejemplos sobran, mencionaré sólo
algunos: la reubicación de un taller, el alojamiento de las compañeras, el espacio para
alguna actividad cultural. A contrareloj, buscan y encuentran el modo de llevarlo adelante
con las garantías imprescindibles. De amplia repercusión fue la cancelación de parte del
Rectorado de la UNR de un espacio que administra, que había sido destinado al taller Nº,
39 «Mujeres de los pueblos originarios» del que participan alrededor de 600 mujeres. Esto
provocó indignación en sectores de la población que se manifestaron frente al mismo en la
mañana del 27 de septiembre. Al respecto, se emitió el siguiente comunicado:

«Las mujeres originarias de Rosario denunciamos públicamente la discriminación que
recibimos del rectorado de la UNR:

En el marco del Encuentro Nacional de Mujeres, fue solicitado para esos días el salón de la
sede de Rectorado, situado en Maipú al 1000.
Habiendo sido otorgado el lugar, fue finalmente negado cuando se informó que allí
funcionaría el único Taller Mujer Originaria.
Creemos que este es un grave hecho de discriminación, del que deberían dar explicaciones
las autoridades.

Nos preguntamos: Qué enseñanza se da con esto a los jóvenes estudiantes, los cuales
muchos de ellos serán futuros dirigentes en nuestro País?»

Estas situaciones imprevistas están siendo resueltas gracias al esfuerzo impresionante de
todas las integrantes de esta COMISIÓN ORGANIZADORA (así, con mayúsculas, todas las
letras). Enormes esfuerzos de mujeres que son adversarias en otros espacios o que tienen
posiciones políticas, ideológicas y metodológicas opuestas. Y que están demostrando que
es posible hacer frente a todas las trabas y dificultades en base a la organización,la
solidaridad, y la claridad en los objetivos comunes. Desde el armado de las carpetas hasta
organización logística de la seguridad de quienes participarán en el evento. Desde
reorganizar los recursos y la logística destinados a garantizar la alimentación y el acceso a
agua potable, a calcular la forma de reducir el tiempo que se demora en las inscripciones y
la entrega de carpetas y materiales. Inclusive, cómo conciliar los horarios, lugares, y
condiciones para las 130 propuestas culturales que se presentarán .
 
 
_____________________________________
*Psicóloga Social
Columnistas/Colaboradora de Diario Digital Femenino

Admin
Por Admin septiembre 27, 2016 23:49
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

SUSCRIPCIONES

Publicidades

 

Facebook