Pendeja: Diario de una «Antiprincesa» Trans

Admin
Por Admin mayo 13, 2019 20:30

Pendeja: Diario de una «Antiprincesa» Trans

Editorial Chirimbote lanza Pendeja, diario de una adolescente trans. Escrito por Caro Unrein, actriz y estudiante en la Universidad Nacional de las Artes, repasa su vida con textos y poesías. Lo hace en el marco de un mundo en que la diversidad se persigue, patologiza y violenta. Y su trazo es pura rebeldía.

La actividad de presentación será el Miércoles 15 de mayo, a las 20h en Casa Brandon (Luis María Drago 236, CABA). Participará la autora. Presentación de Señorita Bimbo y lecturas de Susy Shock, Quimey Ramos y Carla Morales Ríos. Allí se entregarán ejemplares de Pendeja.

Pendeja: Diario de una "Antiprincesa" Trans

“Sí, es irrefutable el que efectivamente seamos víctimas de un sistema biologicista, binarista, patriarcal, que busca arreglarnos y curarnos a través de las distintas herramientas que tienen en su poder. Y viste que ellos son binarios no solo con el género, sino con todo. Para todo hay solo dos opciones, tenés dos cosas entre las que tenés que elegir. O puta, o virgen. O buena, o mala. U hombre, o mujer. O te normalizás, o morís”, reflexiona Caro Unrein en Pendeja, diario de una adolescente trans, de su autoría y editado por Chirimbote y Las Juanas Editoras.

Sexualidad, amor, familia, pero también cupo laboral, entre otras temáticas, son abordadas por Unrein, escritora, actriz y estudiante en la Universidad Nacional de las Artes. Su adolescencia y cada cambio fueron volcada en este diario que se suma a Antiprincesas trans de Editorial Chirimbote: la colección ya cuenta con Susy Shock para chicas y chicos y Soy Alexa.

Caro, la protagonista y autora de Pendeja, entiende que este mundo no está sola: “Esa furia que ahora me estoy permitiendo sentir, lo sienten también un montón de personas como yo, que buscan generar cambios en este mundo en el que convivimos vos y yo que a veces puede ser tan hostil. O a veces, solamente verse las caras, y abrazarse”.

Y enfatiza en el acto insurrecto de su escritura: “En un mundo en el que somos reducidas a un fetiche, a una parafilia, a un objeto de consumo… en un mundo así, decirnos me quiero es pura rebeldía”.

Pendeja, diario de una adolescente trans puede conseguirse en kioskos y librerías de todo el país.

Desde 2015, Editorial Chirimbote renueva la literatura infantil con las colecciones Antiprincesas y Antihéroes, en las que abordó las historias de Frida Kahlo, Violeta Parra, Juana Azurduy, Evita, el Che Guevara, Julio Cortázar, Eduardo Galeano, el Gauchito Gil, Gilda y las luchadoras de Plaza de Mayo –Abuelas y Madres-, entre otras/os, sin los corsets (como los de la pintora mexicana) que anulan las libertades y que les aprietan las posibilidades a las chicas y chicos.

DESCRIPCIÓN:

Esta es la razón por la que empecé a escribirte, Diario. En un mundo en el que nos revisan, patologizan, diagnostican; en un mundo en el que nos tachan de abominaciones, de deformaciones, de parafílicos, de enfermos; en un mundo en el que somos echadas de nuestras casas, en el que no existen las oportunidades laborales para la gran mayoría de nosotras más allá de la prostitución, y en el que luego somos perseguidas por ejercerla; en un mundo en el que somos reducidas a un fetiche, a una parafilia, a un objeto de consumo… en un mundo así, decirnos “me quiero” es pura rebeldía.

Ser capaz de amarme, de besarme y abrazarme, de cuidar de mí misma, es ser capaz de iniciar pequeños actos revolucionarios todos los días. Y quiero registrar en vos (mientras te comparto textos que he producido durante estos años, como para ir contextualizando un poco la cosa) el camino que estoy andando para lograr hacerlo. ¿Te pa? 
Carolina Unrein
Caro abre su diario como una puerta a su/s mundo/s íntimo/s. Dentro se arremolinan infinidad de momentos que la llevan a preguntarse y sugerirse varias respuestas. Caro tuvo (y deseó) la enorme posibilidad de buscarse.
Trazar los meridianos que la cruzan, apropiarse de sí misma y, consecuentemente, no ser patriarcal, porque eso sería condenarse a sí misma; aborrecer el adultocentrismo, porque sería olvidar que fue niña; reconocerse hija de esta humanidad, pero agradecida de no poder ser parte, porque eso la hace capaz de encontrar/ser y amar/se con otres monstruites, y gritar: ¡No queremos ser más ESTA Humanidad!
Quimey Ramos

 

 

Prensa: Jesica Farias prensa.chirimbote@gmail.com

Admin
Por Admin mayo 13, 2019 20:30
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

Colabora

Publicidades

Facebook