Paro de Mujeres: “el carácter mundial de la iniciativa contiene un alto significado político”

Admin
Por Admin febrero 25, 2017 09:51

Paro de Mujeres: “el carácter mundial de la iniciativa contiene un alto significado político”

Un 8 de marzo que busca recuperar su sentido originario para recordar que aquel 1908, cuando 146 mujeres trabajadoras de la fábrica textil Cotton de Nueva York murieron calcinadas en un incendio provocado por las bombas incendiarias que les lanzaron ante la negativa de abandonar el encierro en el que protestaban por los bajos salarios y las infames condiciones de trabajo que padecían.
Ayer como hoy las mujeres buscamos igualdad de condiciones en la sociedad, en el trabajo, en la educación, la ciencia, la política y en todos los ámbitos en los que nos desempeñamos.
Por eso este 8 de Marzo las mujeres volvemos a las calles con un Paro Internacional de Mujeres que se realizará en más de 40 países para seguir reclamando por una brecha salarial que llega en promedio al 27%;  por el reconocimiento y remuneración del trabajo precarizado e informal -como el de las tareas domésticas y el cuidado- que suma al menos, tres horas más a nuestras jornadas laborales; para advertir que la violencia económica aumentan nuestra vulnerabilidad frente a la violencia machista, cuyo extremo más aberrante son los femicidios; para reclamar el derecho a la salud, al aborto libre y para que no se obligue a ninguna niña a la maternidad; para valorizar el trabajo invisibilizado que hacemos, que construye red, apoyo y estrategias vitales en contextos difíciles y de crisis.
san1En Paraná, Entre Ríos distintas organizaciones y mujeres de a pie se están reuniendo en lo que se ha denominado la Asamblea Participativa de Mujeres, que se encuentra organizando el Paro Internacional en la ciudad.
Consultamos a Silvina Mayer, activista feminista, Silvina Mernes, integrante del Sindicato Entrerriano de Trabajadores de Prensa y Comunicación SETPyC, y de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género y  Andrea Zankel de la colectiva feminista «Mala Junta» perteneciente al movimiento Patria Grande, quienes opinaron sobre lo que representa este 8M.
Silvina Mayer: venimos protestando desde hace muchos años y desde hace muchos años las mujeres estamos en pos de tomar conciencia en reivindicación de derechos.
Silvina Mernes: Este año nos encuentra, en mi opinión, más empoderadas que nunca y más decididas a dejar de lado las diferencias y apostar a la unidad. En ese sentido, las expectativas son muy buenas. Creo que el apoyo será contundente y multitudinario, y que el paro se hará sentir en muchos ámbitos laborales de Paraná.
Andrea Zankel: Desde las colectivas Mala Junta, así como otras organizaciones feministas, entendemos que este 8 de Marzo, en el día en que traemos a nuestra memoria la lucha de las Mujeres Trabajadoras, nos encontramos en una coyuntura en nuestro país en la que se está desarrollando una política de ajuste y de fuerte ofensiva hacia los derechos, las conquistas y las reinvidicaciones de las mujeres y las disidencias sexuales. En América Latina, y en el panorama mundial inclusive, asistimos a una avanzada de las fuerzas conservadoras y de derecha que tienen graves consecuencias en materia de políticas públicas y derechos que el movimiento de mujeres supo conquistar a través de una acelerada y, año a año, organización y crecimiento. En ese sentido, si algo describe la situación entonces son una serie de fenómenos. Primero, la feminización de la pobreza que implica que las mujeres son más pobres que los hombres y se encuentran expuestas a una mayor precarización laboral, perciben salarios menores -incluso en igual rango- o se encuentran desempleadas o expulsadas por trabajos en los que no se aceptan mujeres. Segundo, hay una decisión política del gobierno nacional y, como consecuencia, un clima similar en las provincias y diferentes localidades, de fuertes recortes en las políticas públicas de género (tales como programa de educación sexual integral, en los derechos sexuales y reproductivos, en el acceso a los anticonceptivos, la continuidad de protocolos de abortos restrictivos que inclumplen con la ley, menos presupuesto para las áreas de la mujer que atiendan situaciones de violencia, entre otras). Y tercero, vemos que frente a un creciente empoderamiento de las mujeres en sus relaciones, a una creciente masividad de las protestas y paro de mujeres, y una paulatina pero mayor visibilización y defensa de los derechos de las mujeres, ha tenido como respuesta -como contracara de ello- un recrudecimiento del ejercicio de la violencia por parte de los hombres machistas que se refleja en los actos de violencia más brutales que hemos visto en los últimos tiempos (violaciones, lesiones graves, golpizas hasta las numerosas muertes) así como también en la reproducción de violencias más «invisibles» y cotidianas como son el acoso callejero, el acoso laboral, entre otros. Por eso, si algo habla de ese incremento de la violencia, es que en argentina hemos pasado de que una tasa de feminicidios de una muerte cada 30 horas a que, en este 2017, muera una cada 18 horas.
¿Qué opinan acerca del alcance mundial que ha tenido la iniciativa?
SM: Creo que el alcance mundial del PIM, con más de 40 países adheridos, influye en su difusión y mueve a más mujeres a sumarse. Otra cuestión que influye son los femicidios de los últimos meses en Argentina, que son la expresión más terrible de la violencia de género. Me parece que cada vez más mujeres se convencen de que tenemos que reclamar, movilizar, protestar, repudiar todas las expresiones de violencia contra nosotras y exigir políticas públicas que promuevan su erradicación.
AZ: En nuestra opinión, como colectivo que se reivindica feminista, entendemos que el carácter mundial de la iniciativa, si bien guarda sus desafíos y complejidades, contiene un alto significado político respecto de las condiciones en que las mujeres estamos habitando los distintos territorios y cómo estamos dispuestas a defender lo que creemos que nos pertenece como sujetas de derechos. No obstante, es bueno marcar que no en todos los países estamos en las mismas condiciones ni realizamos los mismos reclamos. Por eso, el contexto latinoamericano guarda sus particularidades respecto de otros continentes, pues estamos en países en los que la fuerte desigualdad social se ve entrecruzada con las desigualdades de género, en los que los Estados garantizan menos derechos tanto para los sectores populares y trabajadores como para las mujeres en general.
¿Qué opinan de la modalidad de este año? Se trata de una medida gremial en medio de la lucha contra el macrismo en nuestro país (y sus políticas de recortes) y de fuertes críticas a las centrales obreras como la CGT
SMayer: Es cierto que ahora es más fuerte la protesta porque hay muchos programas que estaban destinados al mejoramiento de la situación de la mujer que se han cerrado, como el caso del programa nacional de salud sexual y reproductiva o al no haber transferencia de recursos es lo mismo que un cierre, o bien el cierre de algunas fiscalías de género en Buenos Aires, y este año con el achicamiento del presupuesto para el Consejo Nacional de las Mujeres.
SM: Que la expresión sea un paro implica, en mi opinión, una postura política muy fuerte. Si la clase trabajadora se ve cada vez más perjudicada con las políticas neoliberales del gobierno nacional, las mujeres trabajadoras estamos aún peor: más precarizadas, explotadas, con menos derechos. Y eso sin mencionar que nos están matando.
AZ: El movimiento de mujeres viene teniendo una agenda marcadamente antimacrista, a diferencia de los titubeos de las grandes centrales obreras dirigidas por históricos dirigentes (obviamente varones) en las que escasean la presencia de mujeres precisamente.  La modalidad del carácter de «Paro laboral» de las mujeres este año tiene que ver con la necesidad de reforzar una bandera de lucha que en los 8 de Marzo -conocido comercialmente como el día de la mujer- ha sido solapado bajo los regalos de flores, bombones o en el peor de los casos electrodomésticos para la casa (como impulsan los medios de comunicación). Es fuertemente gremial porque lo que esta en juego es denunciar la -al menos- doble opresión (puede haber otras más) a las que estamos expuestas: por mujeres y trabajadoras. No obstante, es importante decir que frente a esa idea bastante instalada y que empieza a circular con mayor frecuencia de «doble opresión» hay que tomarla con cuidado ya que las mujeres que NO son blancas, heterosexuales, de clases medias y/o altas, de sectores profesionales o universitarios, o que pertenecen a pueblos originarios, están expuestas a otro tipo de opresiones que no son comprensibles bajo la idea de «mujer trabajadora». Por eso tambien nos preparamos con nuestra colectiva, para trabajar el dia de la Visibilidad Lesbica del 7 de Marzo, denunciando otro tipo de opresiones que sufren las mujeres lesbianas y reivinidcando sus derechos, libertades y formas de habitar este mundo.
¿Qué expectativas hay, como se están organizando en Paraná?
AZ: En Paraná se están desarrollando asambleas participativas con una masiva participación de mujeres en las que ha habido un arduo trabajo de consensos y de trabajo en comisiones y grupos para asegurarse de que el 8M cuente con un gran nivel de organización y de masividad. Participan mujeres de los diversos sectores políticos y organizaciones sociales, mujeres autoconvocadas, que han ido dando forma a un trabajo en tres comisiones en nuestra ciudad: lo gremial, lo logístico y la comunicación o difusión de este paro. Esto es sin dudas un hecho político notable y que muestra un signo de madurez en el movimiento feminista y de mujeres porque algunas marchas inclusive del año pasado han tenido un carácter de poco consenso al punto en que las marchas han sido fragmentadas.
Los ejes de la intervención del 8M están puestos, por un lado, en la necesidad de visibilizar nuestros reclamos y el paro en los mismos lugares de trabajo. De manera que para ello se propone parar nuestras actividades laborales entre las 10 y 12 de la mañana. Y por otro lado, en la necesidad de gestar una movilización masiva y unitaria de mujeres en las calles que muestre la heterogeneidad de reclamos pero a la vez la fortaleza de encontrarnos juntas bajo reivindicaciones comunes.
¿Cómo trabajadoras y/o mujeres de medios, que reflexiones pueden compartir sobre esta jornada?
SM: Como periodista, espero que el PIM sea muy contundente y masivo. De ese modo los medios le darán mejor cobertura y le dedicarán más espacio. Y los encargados de gestionar y administrar los estados no podrán soslayar la problemática.
¿Qué desafíos presenta este 2017 en materia de género? ¿Cuáles son las temáticas que se encuentran en agenda?
AZ: Las temáticas que se encuentran en agenda son muchas, algunas de ellas ya las hemos mencionado. Pero las caracteristicas de este 2017 hace que el movimiento feminista este marcado no solo por una agenda de reivindicaciones históricas como el aborto legal, el reconocimiento de las labores domésticas como trabajo, un mayor presupuesto y políticas reales para la erradicación de la violencia de género, sino por una fuerte resistencia ante un contexto económico político que dificulta aún más la conquista de nuevos derechos y que, al contrario, va en retroceso para nuestras posibilidades de vivir vidas libres de violencia.
Otra discusión muy instalada es la participación de los varones. ¿Creen que el feminismo y sus acciones solo deben estar protagonizadas por mujeres?
SMayer: Ese día los varones tienen que estar en sus casas haciendo las tareas que realizan las mujeres, para que las mujeres puedan estar en la plaza, encontrándose, mirándose, solidarizándose, porque en definitiva somos las mujeres las que estamos para acompañarnos en las situaciones de violencia, de maltrato. Cuando un hombre maltrata a una mujer, es otra mujer la que está ahí acompañando para hacer la denuncia, para sostenerla, para contenerla.
SM: Opino que el paro debe ser solo de mujeres. Pero para el resto de las expresiones previstas para esta jornada, creo que es bienvenida la participación de varones.
AZ: Sin dudas que los sujetos protagonistas del movimiento feminista son las mujeres y todas las identidades sexuales discriminadas y oprimidas en una sociedad heteropatriarcal. En ese sentido, respecto de la participación de los hombres, entendemos que su acompañamiento en ese día es secundario tanto como necesario, porque estamos en sociedades fuertemente machistas en las que los hombres poseen una serie de privilegios que son avalados culturalmente. Y esto se reproduce en el ámbito de las luchas sociales inclusive, ya que muchas veces los varones lideran y ocupan lugares de poder en las organizaciones sindicales y políticas. De manera que es preciso entender que este Ocho de Marzo, el protagonismo y quienes tienen que alzar la voz, debatir, encontrarse y reconocerse en situaciones de opresión y reivindicaciones comunes son las mujeres y las identidades trans menospreciadas en esta sociedad heterosexista. Las mujeres paramos, y en ese marco, los varones pueden acompañar y apoyarnos en nuestros reclamos, pero lo que no pueden hacer es hacer un paro y hablar por nosotras y en nuestro nombre. Sino miremos a la CGT y cuan poco podemos esperar si los varones tuvieran que hacerse eco de nuestras luchas.
Datos de la Asamblea Participativa
San2Los distintos colectivos de mujeres y organizaciones, junto a mujeres que no se encuentran en ninguna organización, han conformado la Asamblea Participativa de Mujeres que ha definido las acciones para el próximo 8 de Marzo y la manera en que se desarrollará el Paro en la ciudad de Paraná.
Dos acciones principales: Por la mañana habrá asambleas en los  lugares de trabajo, en el horario de 10 a 12, con cese de actividades. En esos ámbitos se aprovechará para charlar y debatir entre las trabajadoras acerca de los motivos del Paro. Por la tarde, en tanto, se hará una concentración en la Plaza 1º de Mayo, a las 17. Allí tendrá lugar el acto principal en el marco del Paro y luego se hará una movilización, que pasará por la Municipalidad y Casa de Gobierno, y finalizará frente a los Tribunales de Paraná.
La Asamblea además se encuentra trabajando en la articulación con otras organizaciones y en el contacto con referentes de distintos sindicatos entrerrianos, para comprometer su acompañamiento al Paro y garantizar que sus afiliadas puedan adherirse a él.
 
 
 
Sandra Miguez
Periodista – Integrante de la RIPVGAr

Admin
Por Admin febrero 25, 2017 09:51
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

Colabora

Publicidades

Facebook