Ni Una Menos. Anuario 2015

Admin
Por Admin enero 4, 2016 09:30

Ni Una Menos: Un año donde el repudio a la violencia de género ganó las calles bajo la consigna #niunamenos

[box] La violencia de género y los femicidios fueron condenados en las calles argentinas este año, cuando el 3 de junio se concretó la movilización #NiUnaMenos que, convocada por redes sociales, congregó a más de 400.000 personas en 120 puntos de un país donde cada 30 horas es asesinada una mujer, y que impulsó cambios en las políticas públicas preventivas y de asistencia a víctimas.[/box]

Por Silvina Molina[1] para Télam

Ni Una Menos. Anuario 2015

Ni Una Menos. Anuario 2015


Los femicidios, que según registros de la ONG La Casa del Encuentro suman 233 en los primeros diez meses del año -dejando 165 niñas, niños y adolescentes huérfanos- impactaron en la opinión pública con una seguidilla de asesinatos de adolescentes.

El homicidio de Chiara Páez, de 14 años y embarazada, ocurrido en mayo en la localidad santafecina de Rufino, supo recoger la indignación social bajo la consigna #NiUnaMenos que se viralizó en Twitter y que concretó la movilización nacional del 3 de junio, inédita en el país y el mundo.

En un escenario montado en la plaza de Los Dos Congresos, frente al Parlamento Nacional, familiares y amistades de las mujeres asesinadas fueron las protagonistas centrales del reclamo de justicia por las que no están, de políticas preventivas de las violencias y femicidios, de sanciones efectivas para los asesinos y de acciones asistenciales concretas para las víctimas.
Los pedidos fueron resumidos en un texto leído por los actores Juan Minujin y Érica Rivas, y la dibujante Maitena: «El problema es de todos y de todas. La solución hay que construirla en conjunto», resumió el documento.
La conciencia del problema social y la violación a los derechos humanos que implica la violencia de género fue medido por la consultura Ibarómetro el mismo día de la marcha, consulta que arrojó que el 67 por ciento de las personas coincidió con esta visión de la problemática.

 Esta realidad hizo que se produjeran numerosos cambios en políticas públicas en los distintos poderes estatales.
Para el 4 de junio se habían incrementado en ocho veces los llamados al teléfono de consulta nacional sobre violencias 144, que obligó a tomar mas personal para atender la línea.
La Secretaría de Derechos Humanos oficializó la Unidad de Registro de Femicidio, la Corte Suprema de Justicia presentó el primer Registro de Femicidios de la Justicia y el Consejo Nacional de las Mujeres dió a conocer el Registro Único de Casos de Violencia Contra la Mujer (Rucvm).
El Ministerio Público de la Nación creó la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM) y el Consejo Federal de Educación aprobó una resolución en la que se comprometió a fortalecer los programas surgidos de la legislación sobre Educación Sexual Integral y de Protección Integral de las Mujeres.
  

 Por iniciativa del senador Juan Manuel Abal Medina se aprobó una ley para que un grupo de profesionales brinde patrocinio jurídico gratuito a víctimas de este tipo de violencias.
También se formalizó una red de universidades contra las violencias y la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) aprobó un protocolo para intervenir ante casos de maltratos y abusos, sumándose a otras casas de estudios que lo están implementando.
El listado de cambios surgidos a partir del impacto de la movilización social que surgió luego de años de militancia de organizaciones feministas y de leyes surgidas en la última década en el Congreso Nacional, es extensa y sigue creciendo.
Mientras tanto, los femicidios no se detienen.
«#NiUnaMenos marcó un antes y un después en el sentido de que la violencia machista quedó instalada en la agenda cotidiana, mediática y política. Con el impulso de aquellas y aquellos que han empujado este tema desde muchísimo tiempo antes, el acto fue una cuña de esa manera», dijo a Télam la periodista Florencia Alcaraz, integrante del colectivo que fomentó la movilización.
  

Con el cambio de Gobierno surgido de la última elección nacional, llegó a la presidencia del Consejo Nacional de las Mujeres una feminista militante social: Fabiana Tuñez.
«El Consejo será un espacio de diálogo, de puertas abiertas para escuchar propuestas de todo el movimiento de mujeres para que podamos construir juntas», dijo la funcionaria a Télam cuando dio la primicia de su nombramiento.
Tuñez ya mantuvo la primera reunión con organizaciones de mujeres y anticipó que su prioridad será poner en marcha el Plan Nacional Integral contra las violencias de género.



[1] Periodista, especialista en Género
Co-coordinadora de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género en Argentina

 
 

Admin
Por Admin enero 4, 2016 09:30
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

Colabora

Publicidades

Facebook