Nación lanzó un concurso para hacer una escultura de la «Madre de la Patria»

Admin
Por Admin noviembre 14, 2020 11:18

Nación lanzó un concurso para hacer una escultura de la «Madre de la Patria»

Nación lanzó un concurso

El Gobierno lanzó un concurso para homenajear con una escultura a la afrodescendiente María Remedios del Valle, conocida como la « Madre de la Patria«, y el ganador se llevará un premio de 850 mil pesos.

Nación lanzó un concurso para hacer una escultura de la «Madre de la Patria»

Nación lanzó un concurso para hacer una escultura de la «Madre de la Patria»

A través de la Resolución 452/2020, publicada este viernes en el Boletín Oficial, el Ministerio de Cultura aprobó las bases y condiciones del concurso para crear una escultura que represente a la sargento mayor que participó de la campaña militar al Alto Perú junto al general Manuel Belgrano.

María Remedios del Valle, también conocida como una de las «niñas de Ayohuma», fue una afrodescendiente nacida en Buenos Aires en 1766 que formó parte del Ejército liderado por Belgrano: ofició de cocinera, enfermera, ayudante y militar.

En la derrota de la Batalla de Ayohuma «la parda María», como se la menciona en algunos escritos militares, fue tomada prisionera y condenada a ser azotada públicamente durante nueve días: sin embargo, pudo escapar y regresar a las filas del Ejército del creador de la Bandera.

La afrodescendiente recibió seis heridas graves de bala, que le sirvieron como prueba ante las autoridades para reclamar su grado de sargenta mayor: murió el 8 de noviembre de 1847.

En abril de 2013, el Congreso sancionó la Ley 26.852, que estableció que cada 8 de noviembre se conmemore el Día Nacional de los afrodescendientes y de la cultura afro. (NA).

La Arena
Ilustración Ro Ferrer


María Remedios del Valle [1]

Es reconocido el papel de las mujeres al cuidado de heridos en los frentes de batalla, como es el caso de las célebres “niñas de Ayohuma” y más precisamente el de una liberta y por lo tanto negra. Lamadrid no duda en llamar a esta argentina de origen africano como “la Madre de la Patria”. Lo que se menciona menos es que, en muchos casos, estas mujeres acompañaban a los ejércitos y que su participación a veces excedía el de “auxiliares”, vivanderas, enfermeras, esposas y concubinas de soldados y oficiales.

Justamente, el caso de Ayohuma, terrible derrota para las fuerzas patriotas conducidas por Belgrano en 1813, muestra la presencia entre esas mujeres de una morena porteña que estaba “enlistada” en el Ejército del Norte desde tres años antes. Se llamaba María Remedios del Valle y desde el 6 de julio de 1810, cuando partió la primera expedición destinada al Alto Perú al mando de Ortiz de Ocampo, acompañó a su marido, a un hijo de la sangre y a otro adoptivo, del corazón, los tres muertos en esas acciones. La “parda” María, como se la menciona en algunos partes militares, combatió en Huaqui (julio de 1811), vivió las peripecias de esa trágica retirada del Alto Perú y luego el éxodo jujeño. Volvió a combatir en las gloriosas victorias de Tucumán y Salta y en las trágicas derrotas de Vilcapugio y Ayohuma, siempre junto a su general Belgrano que la había nombrado capitana, siempre con un grito de aliento, curando heridos, sacando fuerzas de donde ya no había. Allí se fue desgarrando con la pérdida de su marido y sus hijos. En esta última batalla fue tomada prisionera por los realistas Pezuela, Ramírez y Tacón, que la condenaron a ser azotada públicamente a lo largo de nueve días. Pero María pudo fugarse de sus verdugos y reintegrarse a la lucha contra el enemigo operando como correo en el peligroso territorio ocupado por los invasores. El expediente que transcribimos a continuación señala, entre otras cosas, que estuvo siete veces en capilla, o sea a punto de ser fusilada, y que a lo largo de su carrera militar recibió seis heridas graves de bala. No fue fácil que las autoridades de Buenos Aires le reconocieran el grado de capitana, con el sueldo correspondiente, pero lo logró aunque luego de la independencia, como ocurrió con tantas otras y tantos otros patriotas, el Estado dejó de pagárselo…

 

[1] Felipe Pigna, Mujeres tenían que ser. Historia de nuestras desobedientes, incorrectas, rebeldes y luchadoras. Desde los orígenes hasta 1930, Buenos Aires, Planeta, 2011, págs. 198-202.

Admin
Por Admin noviembre 14, 2020 11:18
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

SUSCRIPCIONES

Publicidades

 

Facebook