Milagro Sala crónica de una presa política V

Admin
Por Admin agosto 17, 2017 09:18

Milagro Sala crónica de una presa política V

Odio visceral del Estado a Milagro

El juez jujeño, Gastón Mercau, dictó fuera del plazo establecido por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la prisión domiciliaria a la líder social. La vivienda que eligió está en ruinas. El odio visceral hacia Milagro es evidente. “Es una demostración evidente de que lo que quieren hacer es seguir hostigándola, seguir humillándola, decirle te vas del Alto Sufridero para irte a una casa a donde no tenés ni siquiera cómo lavarte las manos”, manifestó esta mañana Elízabeth Gómez Alcorta. Redcom tuvo la posibilidad de entrevistar a Ariel Ruarte para que nos profundice sobre el juez Pablo Pullen Llermanos. Queríamos tener una idea más acabada de cómo funciona la justicia en la provincia en connivencia o, mejor dicho, sometida al poder político que ejerce Morales.

Elizabeth Gòmez Alcorta, abogada de Milagro Sala, señaló que decidieron su arresto domiciliario en la casa del barrio La Ciénaga porque «la quieren acobardar». «Le quieren decir: `Te vas del Alto Sufridero para irte a una casa a donde no tenés ni siquiera cómo lavarte las manos», afimó.
El poder de Jujuy dispuso trasladadar a Milagro a una casa sin puertas, ventanas, ni inodoro, en cumplimiento parcial de la resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la abogada denunció que esa decisión «demuestra que el nivel de hostigamiento sobre Milagro no tiene límites”. Elizabeth Gómez Alcorta desmanteló los argumentos del juez Gastón Mercau, quien dispuso que esta mañana se reubicara a la dirigente social en un inmueble en las afueras de la ciudad, en el Barrio La Ciénaga y no en su domicilio legal. Según la abogada, “la Justicia de Gerardo Morales armó una pantomima de una inspección en la casa de Cuyaya” para después llevarla a una casa que no había sido inspeccionada por Gendarmería.
“Es una demostración evidente de que lo que quieren hacer es seguir hostigándola, seguir humillándola, decirle te vas del Alto Sufridero para irte a una casa a donde no tenés ni siquiera cómo lavarte las manos”, manifestó esta mañana Goméz Alcorta en diálogo con el programa de Victor Hugo Morales que se transmite por la radio AM750.
Hoy a la mañana el juez Mercau dispuso el cumplimiento tardío de la resolución de la CIDH, que había ordenado la inmediata libertad de la dirigente social que estaba presa en el Penal de Alto Comedero hace 18 meses. La casa elegida para que cumpla arresto domiciliario estaba destinado a un centro de rehabilitación que no tiene ventanas, conexión eléctrica ni tampoco un inodoro. “Es una casa que fue vandalizada en estos 18 meses de detención de Milagro, fue saqueada íntegra y no tiene ni un mueble”, relató la abogada, quien sin embargo dijo que “no le van a regalar ni un día más en la cárcel a Milagro”. “Más allá de todas estas circunstancias tomamos la decisión, junto con Milagro, de aceptar el lugar en estas condiciones, aunque Milagro tenga que vivir en una carpa”, aclaró esta mañana la abogada de la dirigente.
Gómez Alcorta señaló que “no podía estar un día más en penal porque ahí corre riesgo su vida y su integridad física”, y adelantó que en los próximos días presentarán todas las fotos que dan cuenta del estado de la casa a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. “Podrá dormir en una carpa, no tendrá luz ni agua pero sabemos de la madera que está hecha Milagro y sabemos que no se va a acobardar, que es en definitiva lo que quieren porque no hay ninguna otra explicación ni interpretación para esto”, denunció Gómez Alcorta. La abogada recordó que el juez Mercau “estuvo y vio de afuera la casa”, que es en realidad “un lugar que estaba previsto para ser un centro de adicciones”.
La abogada de Milagro reconoció que a pesar de que celebran la noticia todavía hay “algunas restricciones” de las que después se ocuparán porque puntualizó que se viola en varios puntos la ley de ejecución de pena privativa de la libertad; entre ellos destacó la posibilidad de que no entren más de siete personas al domicilio y que se establezca la custodia de Gendarmería y la policía provincial.
“Nosotros vamos a seguir peleando y como dijo la CIDH se debe cumplir la resolución de Naciones Unidas que implica la inmediata libertad. Entendemos que es el primer paso y vamos a seguir peleando por lo que sabemos que es justo y que es lo que corresponde, que es que Milagro este en libertad”, concluyó Gómez Alcorta.
Los jueces Gastón Mercau y Pablo Pullen Llermanos (a cargo de las causas con detención) pidieron al ministro de Seguridad Ekel Meyer que pida a las fuerzas federales un informe para ver si pueden custodiar a Milagro ante una eventual domiciliaria. No dieron plazos. Y está pendiente una respuesta de las fuerzas de seguridad. Esta falta de plazos es un problema grave en un caso urgente, con una medida cautelar que habla de irreparabilidad del daño, de urgencia y gravedad. Se buscó ganar tiempo porque iban a tomar la resolución luego de las PASO. Vuelve a quedar en evidencia algo que está claro ya para la ONU y para la CIDH: que es una presa política.
Estela Díaz, coordinadora del Comité por la Libertad de Milagro Sala, tambièn cuestionó el lugar donde la justicia de Morales intenta que cumpla la domiciliaria y dijo que «no deja de sorprender» que se haya elegido alojarla en una propiedad que fue «saqueada, destrozada». Díaz explicó que la casa del barrio El Carmen «fue saqueada, destrozada, rota hasta en los cables, no tiene baño, ni puertas ni ventanas»; por lo que deja a la dirigente en situación de «vulnerabilidad».
«Es una vergüenza internacional y es un peligro. Ellos están poniendo en riesgo la vida de Milagro. Responsabilizamos absolutamente al Presidente de la Nación, al gobernador Morales, por la vida de Milagro. Uno se pregunta realmente qué es lo que están queriendo hacer, y es llevarla a situaciones de vulnerabilidad absoluta», enfatizò rotundamente Estela.

La deconstrucción del acontecimiento

En febrero, Redcom, publicó una nota titulada “La justicia de Gerardo Morales”, a raíz del procesamiento por lesiones graves en donde el gobernador Morales intentaba relacionar a Milagro con la muerte del dirigente social César “Luca” Arias, ocurrida en 2007. Hace unas semanas la esposa de Arias, Luciana Santillán, desmintió rotundamente que Milagro Sala
haya tenido algo que ver en su muerte ya que había fallecido por una Leucemia Aguda, según las autopsias realizadas en su momento. Hoy, el Juez Pablo Pullen Llermanos tiene que firmar ratificando o rectificando la medida de arresto domiciliario emitida por el juez Mercau.
En aquella nota nos habíamos comunicado con uno de los abogados defensores de Milagro, Ariel Ruarte, quien nos decía que “en esta causa la intentan vincular con la muerte de “Luca” Arias, y que para el Juez Pablo Pullen Llermanos la responsable es Milagro Sala. Pero naturalmente esta vinculación hace aguas, porque la causa del fallecimiento de “Luca” es por un ACV hemorrágico”. Para salir de toda duda razonable el abogado Ruarte nos aportó una prueba sustancial, un video donde Llermanos dice que ha hecho ”todo lo posible para vincular a Milagro en este desgraciado hecho que se está tratando de esclarecer”, caratulado como lesiones. Frente a sus dichos, y con una sonrisa un tanto irónica, Llermanos, menciona que: “el médico no tuvo manera de vincular una cosa con la otra”.
Redcom tuvo la posibilidad de entrevistar a Ariel Ruarte para que nos profundice sobre el juez Pablo Pullen Llermanos. Queríamos tener una idea más acabada de cómo funciona la justicia en la provincia en connivencia o, mejor dicho, sometida al poder político que ejerce Morales.
Es así como Ruarte nos introduce en los intersticios del Sistema Judicial y en las mutaciones que ha sufrido entre los años 2011 y 2012, en donde jueces y fiscales pasan a cumplir funciones menos “difusas”, ya que “antes eran más difusas esas funciones del juez y del fiscal. Eran dos persiguiendo a las personas inculpadas”.
En este nuevo contexto del sistema judicial, el juez Llermanos, es una persona complicada para trabajar desde la defensa, porque los fallos de él no tienen fundamentos, sólo manifestaciones de alguien que está enojado con Milagros Sala.
Para explicar la lógica con la que el juez Llermanos opera, Ruarte, recurre a la teoría del enemigo en donde se persigue a las personas, no por lo que han hecho, sino por lo que son. Este juez dice: “estamos combatiendo la naturaleza de esta gente”, pero, un juez “investiga, averigua, no entra en combate, no es la guerra”, enfatiza el abogado.
Entrevista al Abogado Defensor de Miagro Sala: Ariel Ruarte.

Abogado defensor Ariel Ruarte
Redcom: – ¿Quién es Pablo Pullen Llermanos?
Ariel Ruarte: – Pullen Llermanos es un juez residual. Entre los años 2011 – 2012, en Jujuy, dejamos de tener la ley 3.584, pasando a tener la 5.623, lo que provoca un cambio de posición. Es decir, tanto nuestra Constitución Nacional como la Provincial tienen una meta: tener un procedimiento de persecución penal basado en un sistema acusatorio y no inquisitivo. La diferencia sustancial entre uno y otro es que en el sistema acusatorio se tiene bien dividida las funciones del fiscal y del juez. Un juez, que no lleva adelante la función de persecución, está en el centro de la cuestión y decide qué es conveniente y qué no. Por otro lado un fiscal, quien es el encargado de llevar adelante la investigación tratando de destruir el estado de inocencia que nos cuida a todas las personas. Antes eran como más difusas las funciones del juez y del fiscal, eran dos persiguiendo a las personas inculpadas.

Pablo Pullen Llermanos
Esta nueva forma de trabajo del sistema de persecución penal que propone el Nuevo Código Procesal Penal, tiene un período de transición con respecto a algunas causas previas al 2011. Entonces nosotros quedamos con algunos jueces que persiguen las causas actuales, y causas residuales en el juzgado que se encarga de seguir tramitando dichas causas con el sistema viejo. Allí tenemos un juez mucho más perseguidor, más activo, que se llama Pullen Llermanos.
El juez Llermanos es una persona complicada para trabajar desde la defensa porque los fallos de él no tienen fundamentos, sólo manifestaciones de alguien que está enojado con Milagros Sala. Existen un par de audios de conferencias de prensas donde evidencia su odio hacia Milagro, demostrando que no puede ser juez en sus causas. Ya hemos pedido desde la defensa su recusación. También menciona, de manera despectiva, “la naturaleza de esta gente”, demostrando que “esa gente” tiene una naturaleza, una sustancia, y los que están de la otra vereda tienen otra naturaleza.
R.: – ¿Cuál es el motivo del juez Llermanos en perseguir a Milagro Sala?
A.R.: – Existe una teoría del derecho penal del enemigo, donde se describe la existencia de un determinado grupo de persona a las que se persigue, no por lo que han hecho, sino por lo que son. Siguiendo esta línea podemos decir que Pullen Llermanos persigue a Milagro Sala por lo que es y no por lo que haya hecho.

Líder de la Tupac Amaru Milagro Sala
Él mismo ha dicho que “a esta mujer le voy a generar la mayor cantidad de causas posibles y veré cómo hago”. En el caso de “Luca” Arias, que muere por Leucemia en el año 2007, hacen todo lo posible por endilgarle la muerte a Milagro pero se estrellaron con la autopsia. Frente a esto, existe un video donde el mismo juez menciona que han hecho todo por relacionar esa muerte con Milagro pero no existe nada para llevar adelante ese cometido. El hecho causal no existe. Está todo el aparato del Estado en contra de Milagro Sala.
Hay una declaración, que tenemos el respaldo en texto, donde éste juez dice: “estamos combatiendo la naturaleza de esta gente”. Un juez no está o no entra en combate por nadie ni con nadie. Un juez investiga, averigua, pero no entra en combate, no es la guerra. Esta concepción de guerra o combate proviene de finales de los 60 principio de los 70, cuando el aparato mediático de los EEUU comienza a generar esta situación de amigo/enemigo con respecto a los policías que sí avanzaban sobre las persecuciones puenteando, en cierta manera, a todo el sistema judicial. Esto es lo que está diciendo Pullen Llermanos: lo mejor que podemos hacer es pasar por arriba del sistema penal y así tener la posibilidad de perseguir sin chocar con el sistema legal, ya que nuestro sistema tiene la construcción de garantías y derechos que le pone un freno a distintas situaciones que Llermanos no acepta.
Lo lamentable es que avanzan materialmente sobre las garantías constitucionales de Milagro y la estructura de la Tupac Amaru. Fíjese que la primera detención de Milagro, fue el 16 de enero de 2016 por acampar, y es algo que la Constitución Nacional lo prevé. Son las garantías que nos da nuestra CN de ir a una plaza y reclamarle, en este caso, al gobierno provincial por sus derechos violentados.
Mayer, en un artículo de Página12, explica muy bien las construcciones lentas y pausadas del garantísmo, de lo que dice nuestra CN se aplique en la vida cotidiana de las personas, del ciudadano y que se vino construyendo y desarrollando durante los doce años de gobierno del kirchnerismo, y que en diecisiete meses de macrismo, el sistema judicial saltó por los aires. No se entiende muy bien cómo algo que se ha construido con tanta seriedad, con tanto respeto por lo que piensa el otro, pueda tirarse abajo en tan poco tiempo. Nos debemos, como pueblo, una reflexión y profundización del debate sobre cómo sostener en el tiempo los pilares fundacionales que nos mantienen como sociedades democráticas.
R.: – Profundizanos un poco más sobre cómo opera el sistema judicial con relación a Milagro Sala. ¿Cuál es la lógica de su funcionamiento?
A.R.: –Existe todo un aparato represivo que cumple a rajatabla los pedidos que realiza Gerardo Morales y que está integrado por diferentes sectores. No llevan un trabajo coordinado en torno al Estado, sino que hay líberos. En términos jurídicos deberían tener fundamentos legales y las resoluciones de Ustariz Carrillo y de Pullen Llermanos son muy difíciles de trabajar desde el punto de vista de la apelación, del recurso, porque las estructuras lógicas que imponen en las sentencias en base a la lógica y a la jurídica, no respetan ni la lógica ni la jurídica. Dicen cosas en sus sentencias que no se sostienen. Cómo hacemos para rebatir algo que no está fundado. Es muy difícil esto.

Ariel Ruarte, Lucho Paz y Raúl Noro.
El fallo judicial tiene que ser una síntesis de dos propuestas intelectuales. Por ejemplo, el Ministerio Público de la Acusación, dentro del sistema contravencional, les dice a los compañeros de la Tupac que han cometido una contravención por haber hecho una manifestación pública en la calle pidiendo por la libertad de Milagro Sala y cantar en contra de la policía. Frente a esto Ustariz Carrillo termina sancionándolos momentáneamente por haber hecho esto. Cuando uno lleva adelante una sentencia condenatoria tiene que conectar la prueba con los fundamentos, es decir, la explicación del por qué creo yo que son responsables de esto y la resolución ordenando la sanción. Ahora, si yo no tengo una conexión entre lo probado y la propuesta del fiscal, y las razones por las cuales no aceptas la propuesta de la defensa, estamos ante un fallo que es muy difícil de rebatir porque en realidad no es un fallo. Lo más difícil de Pullen Llermanos y Carrillo es que no son fallos. Estas dos estructuras que mencionaba recién, la lógica y la jurídica, son herramientas totalmente extrañas a ellos.
A mi modo de ver Carrillo es el aspirante a empleado del mes por su militancia Radical. Y Pullen es un desquiciado, que por medio del derecho trata de imponer su odio visceral por Milagro Sala.
R: – Se torna difícil desde lo jurídico hacer frente a un “empleado del mes”, a un “desquiciado” y al grupo mediático-judicial.
A.R.: – Es difícil la batalla contra fallos sin sustento por medio del derecho. Pullen Llermanos se queja mucho porque nosotros llegamos mucho a los recursos. Pero no nos podemos conformar con sus reflexiones, porque no son resoluciones jurídicas. No podemos exponerla a Milagro Sala a que sus manifestaciones queden firmes, porque no son jurídicas.
Respecto de los medios de prensa, sacan notas diciendo que Milagro tiene que estar más gravemente privada de su libertad porque “cómo puede ser que entren trescientas personas a visitarla”. Pareciera que “Milagro está de vacaciones en lugar de en una cárcel”, nos comenta una periodista. Ella no ha elegido estar donde está y se encuentra arbitrariamente privada de su libertad, le contesto.
Todos somos responsables de que ella esté en Alto Comedero, por acción u omisión. El Estado tendrá que responder por su encarcelamiento. Recordemos que la ONU dijo que hay que liberarla lo más rápidamente posible y ver cómo se satisface el daño provocado desde el punto de vista económico. Si la Argentina no cumple con su liberación tendrá que atenerse a las consecuencias. El Estado argentino es responsable de una detención arbitraria.
Lo que ha dicho la ONU tiene que tener un correlato de cumplimiento inmediato, si no se cumple, como expresaba anteriormente, tendremos que pagar las consecuencias. El problema es que se está esperando que haya resolución o sentencia jurídica, aparentemente lógica y jurídica que la priven de la libertad a Milagro. Axiológicamente el sistema tiene que ser respetuoso de estas estructuras lógicas y jurídicas, esto no se está dando. El sistema jurídico no resiste una construcción lógica cuando tenemos gente que ha sido sentenciada por crímenes de Lesa Humanidad y que están en libertad esperando que quede firme la sentencia, y si tener privada de su libertad a Milagro por un acampe o dos huevos o por un montón de cuestiones que no han sido demostradas.
Cuando el sistema jurídico expone estas dos posibilidades quiere decir que estamos ante una cuestión ilegal. La Constitución tiene que ser coherente y sostener que es tan importante el derecho a la libertad de Milagro Sala como la del genocida que esté esperando su sentencia en libertad. El sistema jurídico tiene la obligación de ser coherente porque tiene que ser lógico y jurídico. Sobre esta base no se puede soportar esta cuestión que es irritantemente contradictoria. Las excusas que nos da el sistema provincial del por qué tiene que estar presa Milagro, tienen que ser fundadas. No nos pueden decir que Milagro Sala va a obstruir la investigación judicial, sino que nos tienen que dar cuáles son las razones por las cuales ella va a interrumpir las investigaciones. No se puede construir así. Se tiene que construir y demostrar.
La obligación del Estado es tenernos libres a todos hasta que se demuestre por medio de la sentencia de que somos culpables, y que esa sentencia haya pasado por todos los filtros que tengan que pasar y tenga la certeza que tiene que tener la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
En él mientras tanto se tiene que respetar la libertad de Milagro Sala porque es una ciudadana más. El hecho de ser mujer, negra, india y de ser una activista social no la convierten en sujeto que no tenga los mismos derechos que todos los demás.
Esta construcción de odio que tienen algunos sectores conservadores de la provincia de Jujuy no puede tener reflexión por parte de la justicia porque si no deja de ser justicia y se convierte únicamente en una herramienta de Gerardo Morales para ratificar una construcción del enemigo que fue montando durante doce años
Fuente: RedCom

 

Admin
Por Admin agosto 17, 2017 09:18

SUSCRIPCIONES

Publicidades

Facebook