Masculinidades y feminismo

Admin
Por Admin mayo 26, 2019 09:51

Masculinidades y feminismo

Masculinidades y feminismo
de Jokin Azpiazu Carballo
Para Descargar

 

Preámbulo

(Descargar en imagen)

Masculinidades y feminismoHe sido aficionado a la música desde que me conozco. Tengo la casa llena de discos y más discos; no soy un coleccionista, pero se me acumulan. Hace poco escuchaba de nuevo uno de mis lp favoritos de los noventa ibéricos, «Horrores varios de la estupidez actual», segunda puesta de largo de los malagueños 713avo Amor. En uno de los temas más narrativos del disco, «Alubias y sus sueños rotos», la voz de Carlos Desastre, vocalista y guitarrista de la banda, nos cuenta la historia del Alubias, boxeador improvisado y barriobajero que se gana la vida con los puños. Alubias acaba mal, como no podría ser de otra manera, y la banda nos advierte de que «la historia odia al hombre». De hecho, la canción termina con esa frase repetida una y otra vez, un susurro en voz baja pero con una presencia importante: «Odia al hombre, odia al hombre, odia al hombre».

¿Pero quién es el hombre del que nos habla el narrador y al que nos invita a odiar?

Hace tiempo que venimos pensando, junto a pensadoras y lingüistas feministas, que referirse al «hombre» cuando nos queremos referir al conjunto de seres humanos no es más que una de las trampas lingüísticas del patriarcado, que viene a darnos una pista de qué individuo humano generizado se nos presentará como medida del todo. Sabemos que, cuando decimos «el hombre», podemos referirnos a aquellos humanos asignados al género masculino o bien a todas las personas, pero no ocurre lo mismo cuando decimos «la mujer». La mujer se refiere siempre a personas asignadas al género femenino.

No obstante, y sin detenernos en lo evidente, la pista nos la da el verbo «odiar». Han sido muchos y muchas las filósofas que, en las últimas décadas, han cuestionado la idea de la humanidad tal y como la hemos concebido en Occidente desde la Ilustración. De ahí que muchas de las críticas a la idea de humanidad se hayan enmarcado bajo el epígrafe de «posmodernas». Dicho en pocas palabras, si la idea de humanidad está basada en la idea del hombre elaborada durante la Ilustración, poner en duda los grandes axiomas de la misma —por ejemplo, la idea del progreso continuo y la mejora imparable de la humanidad— significa poner en duda al propio ser humano.1
La observación y reflexión de las atrocidades cometidas por y hacia el género humano durante el siglo xx han motivado, en gran medida, el cuestionamiento de esa idea de humanidad.

Además de cuestionar la idea de humanidad, podemos odiarla y despreciarla como principio para proponer otra forma de relación con el mundo y el entorno. Estamos hablando de odiar al ser humano y podríamos argumentar que la canción con la que he empezado el capítulo habla en ese sentido. Odiar al hombre significa odiar al ser humano.

Me temo, sin embargo, que si alguien hubiera querido hablar del hombre como la persona asignada con el género masculino la canción sonaría totalmente distinta. Obviamente, también sonaría distinta si rezara «odia a la mujer»; estaríamos ante una incitación a la misoginia. Pero no es el caso. La cuestión es que, si la canción gritara el odio a los «humanos de género masculino», la crítica no nos haría tanta gracia. Nos parecería una crítica injusta, excesiva, una generalización y una incitación al odio contra las personas que son (somos) hombres…

 

Presentació del llibre «Masculinidades y feminismo» (Virus), a càrrec de Jokin Azpiazu Carballo, dins la 6a Mostra del Llibre Anarquista de Castelló.

Admin
Por Admin mayo 26, 2019 09:51
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

Colabora

Publicidades

Facebook