Las vacaciones de las mujeres

Admin
Por Admin agosto 19, 2016 19:48

Por Barbijaputa
No es difícil entender que en vacaciones a una mayoría de mujeres se
les duplica el trabajo de la misma forma que al sector servicios, ya
que no hay colegios ni guarderías que las desahoguen

Las vacaciones de las mujeres

Las vacaciones de las mujeres


En verano, el sector servicios es el más explotado. La gente está de
vacaciones, viaja en la medida de sus posibilidades: restaurantes,
hoteles, trenes, aviones… los que no pueden permitirse viajar
también hacen uso de este sector en su tiempo de ocio: bares,
piscinas, etc.
La crianza, las tareas domésticas y los cuidados de mayores y niños
recaen durante todo el año en una mayoría de mujeres, sean
trabajadoras fuera de casa o no lo sean. No es difícil entender que en
vacaciones a esa mayoría de mujeres se les duplica el trabajo de la
misma forma que al sector servicios, ya que no hay colegios ni
guarderías que las desahoguen y, además, siguen teniendo las mismas
responsabilidades impuestas, y normalizadas socialmente, que el resto
del año.
Me comentaba una usuaria de Twitter que estaba en un chiringuito en la
playa, rodeada de señores leyendo el Marca. Se preguntaba dicha
usuaria, a la vez, dónde estaba el resto de la familia. Ésta no es una
estampa que vaya a resultar ajena a nadie, todos y todas la
visualizamos perfectamente. Las mujeres, en estas estampas, como
sabemos, están vigilando a los niños en la playa o haciendo la comida
para la familia (y no la comida habitual, sino la comida para todos
los componentes: maridos que no comen en el trabajo, niños que no
comen en el comedor, etc). Puede que también estén pendientes de los
mayores, desde sus médicos a su bienestar en general. A no ser que
seas mujer y no tan mayor (o sí pero con una salud razonable), que
entonces la cosa se te complica, porque además de hijos e hijas,
tenemos la variable nietos y nietas.
Cuando la sociedad ve aumentado su tiempo de ocio, tanto el sector
servicios como las mujeres ven aumentado, a su vez, sus obligaciones y
responsabilidades. Es típico que los hombres que “ayudan en casa”
compartan la atención de las crías y críos, pero con un reparto
desigual: los hombres los atienden en los juegos para dejar espacio y
tiempo a las mujeres para que éstas se dediquen a las tareas
domésticas, la compra y los menús.
Los datos al respecto que muestran las estadísticas del Instituto de
la Mujer en cuanto al tiempo dedicado por unos y otras al hogar y la
familia no dejan mucho lugar a interpretaciones.
Tampoco las estadísticas sobre el uso del tiempo libre.
No es de extrañar que en la última gráfica disponible en el INE en la
encuesta de condiciones de vida (2013), en el apartado de
satisfacción, ningún grupo por edades de mujeres superemos al de los
hombres.
Satisfacción con el tiempo que se dispone para hacer lo que a uno le
gusta por edad y sexo (INE).
No es raro tampoco que el feminismo esté tan denostado entre la
inmensa mayoría de hombres; es mucho lo que tienen que perder.
Nosotras, sin embargo, con el feminismo no estaríamos hablando tanto
de ganar como de recuperar lo que nos pertenece.
 
 
 
 
 
Fuente: Sonia Vaccaro
Fuente original: Zona Crítica

Admin
Por Admin agosto 19, 2016 19:48
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

SUSCRIPCIONES

Publicidades

 

Facebook