La literatura que busca sumergir a niños y niñas en el mundo actual

Admin
Por Admin enero 31, 2019 11:05

La literatura que busca sumergir a niños y niñas en el mundo actual

Cambian estereotipos, fomentan una niñez más libre y presentan heroínas de carne y hueso. Son cuentos que relatan historias diferentes a los clásicos infantiles. Hay bibliografía que habla sobre los distintos modelos de familia y hasta libros que hacen referencia a las técnicas de fertilización asistida.

En cada cumpleaños donde hay disfraces, Catalina no duda, se calza ese que simula al Hombre Araña y así juega a ser un superhéroe. A Malena no le gusta estar peinada y Lola prefiere usar los autos de carrera de su hermano mayor antes que las princesas de la última colección. Por las noches, Matilda se va a la cama con un libro. Tiene una enorme colección de infantiles sobre su repisa, pero rara vez escoge aquellas historias de princesas encantadas por hadas y salvadas por un príncipe azul.

Para ellas y para todos los niños y niñas, hoy existe variedad de bibliografía que posibilita cambiar estereotipos y fomenta una niñez más libre. En sus páginas, estos libros ya no hablan de princesas que esperan ser salvadas o de príncipes que aparecen al final del cuento.

La editorial “Sapos y Princesas”, por ejemplo, tampoco tiene las clásicas brujas malas, los lobos y perversos y las niñas inocentes. Esos cuentos tradicionales están adaptados ahora al tiempo actual.

“Sapos y Princesas” ofrece una selección de los mejores cuentos de toda la vida con una visión divertida y muy alejada de la historia “tradicional” a partir de títulos tales como “El lobo de los cuentos”, “El lobo sentimental”, “Blanca Nieve y los siete gigantones”, “Cenicienta, la verdadera historia contada por ella”, “Caperucita roja, verde, amarilla, azul y blanca”, “El patito feo y sus fieles seguidores”, entre otros.

Por otra parte, en Argentina existe la colección de libros Antiprincesas que nació en 2015 y que forma parte de la editorial Chirimbote. Una editorial independiente que promueve nuevas miradas y enfoques de la vida y el mundo, “convencidos de que la industria cultural dominante no comprende las inquietudes de una nueva generación de chicas y chicos”, definen en su página oficial (chirimbote.com.ar) quienes son parte de esta iniciativa.

La editorial rompe con el estereotipo de las historias infantiles y escribe sobre mujeres enigmáticas de la región latinoamericana. “Por otra parte, nos conformamos como colectivo autogestivo y promovemos prácticas de comercialización justas y respetuosas. Y de a poquito vamos consolidando una red internacional de grupos editores independientes y familiares, haciendo hincapié en el vínculo con docentes, instituciones educativas, organizaciones sociales y medios comunitarios, como única forma de expandir obras e ideas contra-culturales”.

Heroínas reales

¿Quiénes son las Antiprincesas? Los libros de la colección cuentan las historias de Frida Kahlo, Violeta Parra, Juana Azurduy y Julio Cortázar, entre otros. Las últimas páginas de los libros también proponen juegos y actividades.

“Las Antiprincesas y los Antihéroes vienen para mostrar que siempre existieron mujeres libres e independientes y grandes artistas latinoamericanos. Vienen a recuperar la cultura popular y colectiva, rescatar heroínas olvidadas de las guerras de la independencia, y proponer nuevas masculinidades”, anuncia la editorial.

Libertad, creatividad, la búsqueda de justicia, de amor… estas son algunas de las características de las antiprincesas de esta colección.

A diferencia de las clásicas historias infantiles, que son ficción, estas antiprincesas no son de fantasía. Son algunas de las mujeres más destacadas de la cultura y la historia latinoamericana.

La colección fue inaugurada con un libro sobre la pintora mexicana Frida Kahlo, una figura que no se suele asociar con lo infantil. La segunda antiprincesa de la serie fue Violeta Parra, la cantautora y artista chilena que fue una de las folcloristas más importantes de América Latina. Y el tercer cuento de la colección, fue sobre Juana Azurduy, la heroína boliviana de las luchas de independencia.

“Los libros evitan el dramatismo, aunque no esconden algunos de los hechos más polémicos de las vidas de estas artistas”, definieron en el portal BBC al anunciar el tercer título de esta colección. Alejados de los castillos y los zapatitos de cristal, los cuentos hablan de historias reales.

Lo que más diferencia a los libros de antiprincesas es que se enfocan no en la vida romántica o sentimental de las protagonistas sino en su obra.

Infancias libres

“# Infancias libres. Talleres y actividades para educación en género” es otra de las propuestas de Chirimbote. Desde las páginas de esos libros se proponen impulsar talleres para realizar en diferentes grupos. Además de elementos, abarcan herramientas simples “para trabajar y poder transformar nuestras vidas cotidianas en las instituciones educativas, en las organizaciones y en nuestras propias casas”.

Desde la editorial definen que “este libro no es para personas expertas, sino para quienes quieren cambiar su mundo, desde donde se empiezan a desandar prejuicios, y que apuestan a transformar las injusticias que nos rodean.

También está “#Ni una menos para los primeros años”, un libro “que busca respuestas y plantea propuestas para avanzar en una sociedad más igualitaria. Creemos que sólo es posible si comenzamos, desde los primeros años, por quitar los prejuicios y estereotipos que rodean la idea de los vínculos familiares, los de género y los roles que se nos atribuyen desde el momento en que nacemos”.

En la línea de lo anti-clásico se ubican “Otra Caperucita Roja” y “Anti Cenicienta”, libros que pretenden terminar con los estereotipos. “La mayoría de los cuentos tradicionales nacieron con la idea de enseñarnos algo. La Bella y la Bestia, que no hay que guiarse por las apariencias; La Sirenita, que no hagamos tratos con los malos y La Cenicienta, que siempre se premia ser bueno. Pero mucho tiempo atrás, Caperucita Roja era una forma de advertirnos que no debíamos confiar en desconocidos y había que hacer siempre lo que nos decían madres y padres. Pero todas esas historias también cuentan algo más: que si no fuera por el cazador, el príncipe o el mago, no habría final feliz. Entonces, las caperucitas de todo el mundo, cansadas de esto porque ellas eran iguales de valientes, decidieron escribir su propia historia… “Porque para ser valiente no basta con actuar distinto, también hay que pensar diferente”.

Cordelia (el verdadero nombre de nuestra Anti Cenicienta) quiso escribir su propia historia. Y para lograrlo, de la mano de la abuela Coralina, revisitó los cuentos de todo el mundo que la tienen como protagonista, y que se vienen escribiendo ¡desde hace dos mil años! Así, Cordelia descubrió que no tenía nada que ver con la famosa sirvienta enamorada de un príncipe azul, sino que era una guerrera inteligente y muy lectora, que descifraba acertijos para salvar al pueblo… Y no solo eso, nunca sufrió bullyng por parte de sus hermanas, sino todo lo contrario: hicieron alianza entre las tres para rescatar al rey, su padre, con su sabiduría ancestral. ¿Y el zapatito de cristal? Un misterio que se develará al final del cuento…

 

El Popular

Admin
Por Admin enero 31, 2019 11:05
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

Colabora

Publicidades


 

Facebook