Jorge Taddei: “Para evitar violencia de género hay que educar desde el jardín”

Admin
Por Admin febrero 25, 2013 08:21

 
 
 
 
Tiene 71 años pero no deja de moverse un minuto. Va de un juzgado a otro sin descanso. Jorge Taddei es padre de una víctima fatal de violencia de género. Su hija Wanda murió a manos de su esposo, el exbaterista de Callejeros Eduardo Vázquez. El hombre fue condenado a 18 años de prisión con el atenuante de “emoción violenta”. A tres años de la muerte de Wanda, su padre busca que la Justicia revierta este fallo.

En diálogo con el El Tribuno, Taddei analizó las consecuencias que tuvo el caso de su hija y de las necesidad de “educar para tener una mejor sociedad”.
¿Cree que la muerte de su hija a causa de las quemaduras que le provocó su esposo fue un disparador para que aumenten estos casos?
Según la Casa del Encuentro en los últimos tres años hubo 132 casos similares. Creo que en los casos como los de mi hija hay un poco de todo. Un poco es que no se los da a conocer, no se hacen denuncias y, por otro lado, el morbo de la gente. En el caso de una persona conocida como era Eduardo Vázquez, exbaterista de Callejeros, con toda la publicidad y todo lo mediático que fue, también ayudó a que esto se multiplique. En un primer momento, cuando Vázquez queda en libertad luego de atacar a mi hija, pensé que como había impunidad en estos casos los ataques se multiplicaban. Pero después, cuando queda detenido, juzgado y condenado los casos se siguen repitiendo. Entonces -la conclusión que saco y es algo que siempre pensé- es que acá hay un tema de fondo muy grave, que es un problema que no se va a resolver de hoy para mañana ni en uno ni en diez años. Se va a resolver cuando se trate a partir de la educación, a partir de la primaria el cambio de paradigma de machismo que tiene la sociedad. Y no hablo sólo de Argentina sino de todas las sociedades del mundo. Aun en sociedades avanzadas, también hay violencia de género. Es muy profundo. Si lo queremos tratar con seriedad hay que educar. Desde el chiquito de jardín de infantes que empuja a la nenita.
La provincia de Buenos Aires analiza impartir en las escuelas secundarias una materia sobre violencia de género…
Van a poner como materia en la secundaria el tema de la violencia de género. Esta es una de las formas. Si esto se hace a nivel nacional puede tener muy buen resultado.
El tema de la violencia se da en todas partes pero hay zonas del país donde parece que el machismo y estas actitudes son más arraigadas…
Tratando el tema de la violencia de género me ha tocado estar en varias provincias y localidades del país. Y hay un caso que me llamó mucho la atención. En la localidad bonaerense de Lobería, que es una zona semirural, donde el intendente trabajó muy bien el tema. Nos dio la posibilidad de reunirnos con los estudiantes y ahí charlamos con los secundarios. Es muy bueno darles participación en este tema. Si se profundiza, vamos a tener resultados. El machismo no es patrimonio de ninguna provincia en particular, se da en todos lados. Buenos Aires, Salta, México, Guatemala, Chile… Todos tienen los mismos comportamientos. Esto es una educación de miles de años que hay que revertir. Ojalá que llegue la hora en que las sociedades tomen en serio lo importantes que es frenar la violencia de género.
Si bien se mejoró la legislación con la figura del femicidio, parecería que los jueces tienen temor de aplicarla.
Nosotros tenemos una ley que es vanguardia pero no cambio nada. Las cosas no se van a cambiar solo con una ley ni con 100 cadenas perpetuas. Hay que trabajar desde otro lado, hay que cambiar la cabeza.
¿Hay una sensación de impunidad por parte de los atacantes?
Así es. La ley de femicidio está reglamentada, en algunas provincias también se aplicó. En el caso de mi hija, por ejemplo, arrancamos con un juicio que estaba prácticamente cerrado. Mientras estuvo viva Wanda, nosotros no nos presentamos como querellantes, porque ella negaba lo ocurrido. Cuando muere mi hija, el defensor de Vázquez nos comunicó que iban a pedirle a la Justicia que cierre el juicio. Nos presentamos como querellantes y fuimos a ver al fiscal. Sabe lo que me dijo el fiscal: “Traiganme pruebas”. ¿Cuál es la tarea de un fiscal? Traer pruebas, para eso tiene que trabajar con la Policía. Bueno, pese a todo, nosotros trabajamos el caso, le llevamos las pruebas. Después no nos permitían el uso de la cámara Gessell. Luego un médico del hospital Santojanni se presentó y reconoció que Wanda le dijo “mi marido me quemó”. A partir de ahí recién lo mandan a juzgar a Vázquez. Ahí decimos ya vamos a juicio, que era lo importante. Pasa el juicio, un tribunal impecable que da un fallo vergonzoso. Porque le dan un atenuante a Eduardo Vázquez. Le dan el atenuante de “emoción violenta”. En el fallo descalifican a varios testigos de las peleas constantes. En la Justicia tenemos de todo: tenemos delincuentes, tenemos gente buena y tenemos hijos de puta. Y es la lucha, la lucha permanente para que no se den cosas así.
Muchos jueces dan el atenuante de “emoción violenta” pero hay especialistas que dicen que el agresor sabe muy bien lo que hace…
El fallo que dieron en el juicio de Wanda dice que Vázquez estaba shockeado por un trauma que tenía, y era que Wanda le apagó la luz, pero quedó demostrado que mi hija no le apagó la luz. Hay aberraciones jurídicas en la Justicia de la Nación.
El terrible “efecto Wanda”
El pasado 21 de febrero se cumplieron tres años del ataque que tuvo como víctima a Wanda Taddei, esposa del exbaterista de Callejeros Eduardo Vázquez. Desde entonces, las estadísticas en Argentina sobre mujeres incineradas por hombres son alarmantes. Entre el 10 de febrero de 2010 e igual día de este año, ya son 132 los casos que se registraron bajo esta modalidad de agresión, de los cuales casi el 50 por ciento resultaron mortales.
Sólo el año pasado fueron contabilizados 53 ataques con fuego, la misma cantidad que en 2011; mientras que después de que la joven Wanda fuera asesinada en 2010 fueron 20 las mujeres quemadas. En tanto, en lo que va de este año, ya se registraron 6 hechos más. Si se tiene en cuenta que en los dos años previos al ataque perpetrado por Eduardo Vázquez sólo fueron identificadas 9 embestidas de estas características, se evidencia el notable incremento de los casos enmarcados en un fenómeno que algunos especialistas explican como “efecto Wanda”.
En torno a los datos estadísticos, se ubica al Conurbano bonaerense como la zona de mayor registro, con el 30% de los casos, Capital Federal con 5% y el interior del país con el 65% restante.
 
 
 
Carina Costello.

Admin
Por Admin febrero 25, 2013 08:21
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

Colabora

Publicidades

Facebook