Isabel Angélica Allende Llona, en “Mujeres del Alma Mía”, sostiene que: “No exagero al decir que fui feminista desde el kindergarten”

Agustina
Por Agustina noviembre 18, 2020 10:38

Isabel Angélica Allende Llona, en “Mujeres del Alma Mía”, sostiene que: “No exagero al decir que fui feminista desde el kindergarten”

Isabel Allende es una escritora chilena de nacionalidad estadounidense, con ascendencia hispano-portuguesa y nacida en Perú. Desde 2004 es miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras. Obtuvo el Premio Nacional de Literatura de su país en 2010.

Por Daniel Héctor Saban*

Obtuvo el Premio Liber 2020, a la mejor autora hispanoamericana, con el cual los editores españoles reconocen la “dilatada trayectoria literaria”, y “el esfuerzo por llegar a lectores de todo el mundo y de todas las edades”. El galardón lo concede la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE). Sin embargo el reconocimiento mundial le había llegado en 1982, con la publicación de su primera novela, La Casa de los Espíritus, que comenzaba con una carta de despedida a su abuelo moribundo.

Es hija del diplomático chileno Tomas Allende, primo hermano de Salvador Allende presidente de Chile entre 1970 y 1973. Cuenta con más de 15 doctorados honoríficos internacionales, incluido uno por la Universidad de Harvard. En 2014 el presidente Barack Obama le otorgó la Medalla Presidencial de la Libertad y en 2018 recibió la Medalla de Honor del National Book Award de Estados Unidos.

Isabel Angélica Allende Llona, en “Mujeres del Alma Mía”, sostiene que: “No exagero al decir que fui feminista desde el kindergarten”

Isabel Angélica Allende Llona, en “Mujeres del Alma Mía”, sostiene que: “No exagero al decir que fui feminista desde el kindergarten”

Además de dedicarse a la escritura consagra gran parte de su tiempo a lucha por los derechos humanos. Creó en 1996, la Fundación Isabel Allende, que tiene como prioridad la protección y empoderamiento de los derechos de mujeres y niñas en el mundo.

Luego llegaron títulos cómo De amor y de sombra, Eva Luna, Hija de la fortuna, Paula, El amante japonés, Más allá del invierno, y últimamente Largo pétalo de mar.

La escritora chilena, que tal vez sea la más leída del mundo en idioma español ,es quien sostiene que aún queda mucho camino por recorrer, al presentar su último libro. En esta obra recorre su vínculo con el feminismo desde la infancia hasta nuestros días, refiriéndose también a la defensa de los derechos de las mujeres que ejerce a través de su fundación. ”Agradezco esa infancia infeliz, porque me dio material para la escritura. No sé cómo se las arreglan los novelistas que tuvieron una infancia amable en un hogar normal”, argumenta . Allende, para justificar sus inspiraciones.

La escritora trasandina autora de 24 libros, con más de 74 millones de ejemplares vendidos y traducidos a 40 idiomas, intenta en su última obra repasar su vínculo con el feminismo desde sus primeros años hasta el presente .En esta novela habla de su rebeldía contra el machismo, y reflexiona también sobre el movimiento #MeToo que apoya y celebra, porque impulsa a denunciar casos de abuso sexual, cómo contra el cineasta Harvey Weinstein. Sostiene la novelista que “las feministas chilenas han inspirado a las mujeres en muchas partes del mundo”, argumentando que Las Tesis fueron quienes dieron la vuelta al planeta con la coreografía “El violador eres tú”, realizada en muchos idiomas.

Isabel Allende, no relata ficciones afiebradas, sino que cuenta su historia, vinculada con su asociación al feminismo. La historia de su madre es el vector que le abre los ojos, y le sirve de inspiración, para escribir sobre la pandemia y el amor .En medio de su prosa se intercalan poemas que hablan de la mujer siendo partícipes desde, sor Juana Inés de la Cruz hasta Violeta Parra.

Su enojo hacía el machismo, se percibe por la situación que debió soportar su madre y por la subordinación a que eran sometidas las empleadas domésticas en casa de sus abuelos. Fue expulsada de un colegio de monjas, por sus actitudes rebeldes, y refrendada por su progenitora que no era bien vista por la Iglesia, dado que era una madre soltera con tres hijos.

Su mama le decía que :”vas a adquiris fama de marimacho”, sin causar efecto disuasorio puesto que la pequeña Isabel no aceptaba sometimiento. La rebeldía de la escritora, parece ser que nace en el momento en que Panchita ( su madre) es abandonada por su padre con dos niños en pañales y un recién nacido en sus brazos. Ahí observo, la gran desventaja que tenía su progenitora respecto a los hombres de la familia. Había fracasado en el matrimonio y debió solicitar la anulación del mismo, en un país que recién legalizó el divorcio hacía 2004.

“No estaba preparada para trabajar, no tenía dinero, ni libertad y era el blanco de las malas lenguas, porque además de estar separada del marido, era joven, bonita y coqueta”.

Así comienza Mujeres del alma mía, el último libro de la bestseller chilena residente en California, que a pesar del coronavirus seguramente se venderá tanto cómo La casa de los espíritus o De amor y sombra.

Isabel Allende, cambió al nacer su hija Paula, la que murió muy joven, contradiciendo la ley natural no escrita de que los hijos deben sobrevivir a los padres. Mujeres del alma mía fue escrito o parte del mismo durante la pandemia en compañía del amor de su vejez, Roger. Ambos consideraron que la casa que comparten era un refugio ideal para huir del coronavirus.

La escritora chilena, está convencida de que seremos mejores cuando termine la pesadilla del virus que comparte el mundo en la actualidad. El optimismo de Allende, resalta, que la pandemia era el sacudón que el universo necesitaba para replantearse el rumbo.

Isabel Allende sostiene que el término “patriarcado”, tal vez difiere un poco de Wikipedia o el diccionario de la Real Academia. Originalmente significaba supremacía absoluta del hombre sobre la mujer, sobre otras especies y la naturaleza, pero el movimiento feminista ha socabado ese poder absoluto en algunos aspectos, aunque en otros persiste igual que hace miles de años. A pesar de que han cambiado muchas de las leyes discriminatorias, el patriarcado sigue siendo el sistema imperante de opresión política, económica, cultural y religiosa que otorga dominio y privilegios al sexo masculino. Además de misoginia, este sistema incluye diversas formas de exclusión y agresión; racismo, homofobia, clasismo, xenofobia intolerancia hacia otras ideas y hacía personas que sean diferentes. “El patriarcado se impone con agresión, exige obediencia y castiga a quien se atreva a desafiarlo”.

Y la escritora chilena se pregunta en este punto: “¿Y en qué consiste mi feminismo? No es lo que tenemos entre las dos piernas sino entre las dos orejas. Es una postura filosófica y una sublevación contra la autoridad del hombre, es una lucha por la emancipación de mujeres, gays, lesbianas, (LGTBIQ+), todos los oprimidos por el sistema y los demás que deseen sumarse.”

“El patriarcado es pétreo. El feminismo, cómo el océano, es fluido, poderoso, profundo y tiene la complejidad infinita de la vida. Cómo el océano el feminismo no se calla”, sostiene Isabel Allende

En un reportaje la escritora chilena sostiene que “mi tiempo libre es escribir”. “Mi fiesta es ponerme a investigar y a contar una historia. Trabajo es comprar zapatos”, rememora, que cuando murió su hija terminó la primera parte de su vida y empezó otra.” Después de Paula soy otra persona. Desde ese entonces han pasado cosas: se mueren los padres, te divorcias, se mueren los perros pero uno sigue siendo una”.

Afirma que “me ha costado el triple que a cualquier hombre obtener la mitad de respeto por mi trabajo. Pero con el tiempo y el reconocimiento, me respetan más. A está edad ya no tienes que demostrar nada, solo que no estas demente, porque siempre se sospecha que te está fallando la cabeza”

Ante la pregunta de si “¿Se casa por la Iglesia?, la respuesta fue contundente: Nada por la Iglesia. Es mi tercera boda. Primero con el padre de mis hijos. Luego con Willy. Estuvimos juntos 28 años y fueron 8 de más, lo mismo que con mi primer marido. El amor me dura 20 años. Luego ¿para qué seguir juntos?”.

Sin embargo uno de sus principios:” es que no hay amor sin riesgos” y otro es que “escribe porque es mi vida, mi aire, mi oxígeno. Siempre escribo sobre mujeres fuertes y extraordinarias”.

En una entrevista efectuada por Belén Merino, para el periódico El País, Isabel Allende declara que la vocación por escribir le surge porque ella había nacido en Chile en una época en que no había televisión y que leía mucho. Leía de todo, y después se convirtió en periodista. Me transforme en escritora por casualidad cuando me fui de Chile a causa del exilio, Todo lo salva el amor y creo en el amor romántico, a cualquier edad. La ironía, a veces trae problemas cuando se traduce a otro idioma. Me ha traído inconvenientes, pero no se vivir la vida sin pasión, Decía mi madre que la ironía te sirve para ver las cosas por detrás, para buscarle la vuelta y mirarlo por otro lado por lo cual te da una visión mucho más grande. No me llevaban al cine de pequeña. Con el periodismo aprendí a captar la atención del lector, para que se quede conmigo. Pase a la literatura por casualidad porque no pude seguir ejerciendo como comunicadora, después que me fui de Chile al exilio.

El amor, es la fuerza más poderosa que mueve el mundo y alcanza para todo. El amor romántico, puede ocurrir a cualquier edad, pero hay que saber correr el riesgo.

Es importante vivir la vida con pasión, todos mis personajes femeninos, corren aventuras, y no calzan en el estereotipo de la mujer normal. En la literatura necesitamos héroes y villanos. Yo hablo de la pasión por la vida, hacer las cosas con energía y la busco en otras personas que dan la vida.

La vida es muy misteriosa, mi vida es un viaje por un laberinto, con hechos que no puedes controlar. Que poco sabemos del universo, de la naturaleza, No sabemos nada y debemos estar abiertos a ese misterio.

Un 33% de los españoles no leen nada, sin embargo alguien compra mis libros en este momento. Subió el consumo del audio libro al cual yo soy adicta. Hay que hacer leer a los niños Harry Potter y no libros que no les interesan.

Todo queda por hacer en el feminismo, el tema no está pasado de moda. Un 80 % de las mujeres tiene casi todo por obtener. El fundamento del feminismo es terminar con el patriarcado, vivir en un mundo igualitario, donde la gerencia del mundo esté en manos de hombres y mujeres por igual. Para eso nos falta muchísimo, ese número crítico de mujeres en la distribución del poder. Falta mucho para que se obtenga. Yo creía que íbamos a cambiar el mundo, mucho más rápido.

(*) Diario Digital Femenino

Agustina
Por Agustina noviembre 18, 2020 10:38
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

SUSCRIPCIONES

Publicidades

Facebook