Familias, asociaciones y organizaciones denuncian que clínicas privadas violan el derecho de las mujeres a parir acompañadas

Admin
Por Admin agosto 4, 2020 17:01

Familias, asociaciones y organizaciones denuncian que clínicas privadas violan el derecho de las mujeres a parir acompañadas

Familias, asociaciones y organizaciones

Al menos tres denuncias ya han sido presentadas ante el INADI, contra una clínica de maternidad de la capital correntina que prohíbe el ingreso de un acompañante a la sala de parto o quirófano. Otros centros de salud toman igual medida con el mismo argumento de prevención por Covid 19. Con notas presentadas al gobernador, ministro de salud e intendente capitalino, piden intervención para revertir esta situación, garantizar el respeto a La Ley de Parto Humanizado entre otras normas, y las recomendaciones de la OMS y el Ministerio de Salud de la Nación. Más de 600 personas ya firmaron en apoyo al reclamo.

Familias, asociaciones y organizaciones

Familias, asociaciones y organizaciones

Familias que han visto vulnerados sus derechos al momento del parto de sus hijos/as, y otras que buscan garantías y respeto de las leyes, junto a asociaciones y organizaciones que luchan por proteger a todas las personas gestantes, denuncian que clínicas privadas de Corrientes no permiten a las mujeres parir acompañadas, bajo el argumento del Covid 19; violando así legislación vigente y burlando derechos adquiridos. Autoconvocadas, avanzan con acciones concretas buscan revertir esta situación en tiempos donde ya de por si la pandemia afecta a embarazadas y sus familias. Se han presentado denuncias ante el INADI, notas al gobernador de Corrientes, ministro de Salud e intendente de la capital correntina, y se avanza con la junta de firmas en adhesión, que ya suman más de medio millar.

“Violaron mi derecho y el de mi pareja con esa decisión ridícula de no dejarlo entrar cuando todos los que estuvieron ahí tuvieron contacto estrecho con él. Y sobre todo con la bebé que ni bien nació se la entregaron. Pero no permitieron que me acompañara ni pueda ver nacer a su hija”, cuenta aún entre lágrimas una de las mamás que hace poco menos de dos meses, debió dar a luz a su hija en soledad.

Como ella, decenas de familias pasaron por similar situación. Desde el primero de mayo pasado, las clínicas privadas prohíben el ingreso del acompañante de la mujer para su parto o cesárea, bajo el argumento de evitar o minimizar riesgos de contagio de Covid 19.

Pero “la incoherencia de ese argumento es total y cae por su propio peso”, aseguran mujeres, familias, doulas, y referentes de asociaciones y organizaciones que se autoconvocaron con el propósito de revertir esta situación, en defensa de tantas otras familias que tendrán a sus hijos/as en estas instituciones; y para que se cumplan la ley.

Para explicar dicha incoherencia relatan el procedimiento que aplican estos centros de salud: “la mujer “con contracciones” entra sola y el acompañante debe esperar con los bolsos en la puerta. A ella, que puede estar en pleno trabajo de parto, le realizan tacto, le piden que complete papeles relacionados al tema Covid 19 y del ingreso a la institución. Todo lo que humana y habitualmente realiza la persona que la acompaña, por obvias razones: la mujer no está en condiciones de hacerlo! Y toda distracción puede incluso afectar el natural desarrollo del parto”, advierten.

“Si la mujer efectivamente va a quedar internada, recién ahí permiten ingresar a su pareja/acompañante”, continúan. “Ambos van juntos a la habitación y cuando es el momento del expulsivo, la mujer vuelve a ser trasladada sola a la sala de partos. Y una vez que el bebé nace se lo entregan al padre”, completan el relato.

“Entonces, ¿cuál es el cuidado por Covid que argumentan? Si la pareja o acompañante estuvo con la mujer hasta apenas minutos antes, con lo cual si tuviera Coronavirus, ya pudo haber contagiado a la parturienta. Además, luego le permiten ingresar al edificio y entra en contacto con personal administrativo, profesionales de salud, etc. Una vez más, si estuviera infectado podría contagiar allí”, responden desarmando el argumento de las clínicas de preservar la salud de quienes trabajan en las clínicas.

Además, “si la decisión es también, en teoría, para proteger la salud del recién nacido, de la posibilidad de contagio de Covid del padre o acompañante ¿porque no puede entrar a la sala de parto pero sí le entregan al bebé inmediatamente después de nacer?”, siguen dejando interrogantes. “Acaso lo puede contagiar sólo estando en la sala de parto?, ¿no lo contagiaría igual, si estuviera infectado, cuando lo toma en brazos apenas minutos después de nacido?”, agregan en respuesta al argumento esgrimido en las clínicas cuando las familias preguntando intentando comprender la prohibición y hacer valer sus derechos.

En este aspecto es importante señalar que en las Recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación, destacan “en base a evidencias” que “Aun con políticas de restricción de visitas, se permitirá la presencia de una persona sin infección, ni contacto estrecho, elegida por la gestante como acompañante, tomando en consideración que la persona sea mayor de edad, menor de 60 años y no posea enfermedades preexistentes. Para su asistencia sólo se recomienda la realización de un exhaustivo triage antes del ingreso. No será necesario disponer de un resultado de RT-PCR para COVID-19”.

“Y ninguna de estos acompañantes estaban infectados por Covid 19”, aclaran.

Incluso señalan que en medio de la pandemia, la situación epidemiológica provincial y el contexto también restan peso al argumento de las clínicas. “Corrientes está en fase 5 y ya permitiendo reuniones, deportes, pesca, eventos. Pero una sola persona más no puede ingresar a la sala de parto o quirófano, una persona que resulta central a la hora de la llegada del bebé, y que tiene derechos contemplados en legislación vigente”, analizan.

Denuncias ante el INADI

Hasta el momento, son al menos tres las familias que denunciaron ante el INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo), a una clínica ubicada en calle Córdoba de la capital correntina. Otras evalúan seguir ese camino, y son más las familias que se vienen informando y preparando para ese momento, si la situación no se revierte.

“No dejaron entrar a mi pareja a la clínica, y a mi me llevaron sola a una oficina para que firme unos formularios, que obviamente en el apuro de la situación, y yo con contracciones, no pude prestarle la atención necesaria. Tampoco podía negarme a firmar porque no había tiempo para buscar otro lugar. Tenía que tener a mi hijo”, relata otra de las mujeres, lo que plasmó en la denuncia hecha.

En los textos dirigidos al INADI, destacan además “el trato frío constante”, en un momento tan especial donde la mujer está atravesando una etapa de vulnerabilidad y más que nunca necesita respeto, contención y trato humano por parte también de los y las profesionales de la salud.

Se consiga además que ante el intento de presentar -con antelación al momento del parto-, notas dirigidas a la clínica solicitando se respete el derecho de parir acompañada, la institución se negó a recibirlas alegando que “estos son los protocolos de esta institución, y que si no les gusta pueden elegir otras”.

Tanto el INADI y CONSAVIG respaldan las denuncias y están acompañando en el paso a paso a las familias para los reclamos pertinentes por esta violación de derechos. Desde el INADI incluso, se enviaron pedidos de informes a las clínicas, sobre cómo se estaban manejando con los partos y recordándoles la Ley Nacional de Parto Respetado; “pero desde estos centros de salud negaron que esto suceda y aseguraron que sí se cumple la ley y las mujeres entran acompañadas”, aseguran.

Notas al gobierno

“Confiamos en que nuestras voces serán escuchadas, y que las autoridades competentes se ocuparán del tema con la seriedad y celeridad que amerita”, confían en este colectivo autoconvocado desde el cual también se han presentado notas dirigidas al gobernador de la provincia, Dr. Gustavo Valdés, al ministro de Salud provincial, Dr. Ricardo Cardozo y al intendente capitalino, Dr. Eduardo Tassano.

Por medio de las misivas, entregadas este martes 4 de agosto, las organizaciones, asociaciones y familias firmantes solicitan “se garantice nuestro derecho A ESTAR ACOMPAÑADAS” en las Salas de Parto y/o Quirófano, en cualquier institución de salud de nuestra Provincia, en el actual contexto epidemiológico”.

Las notas cuentan con adhesiones de diversos espacios, movimientos, colectivos, organizaciones sindicales, entre otros; así como también espacios, locales y nacionales, especializados a la temática. Tal es el caso por ejemplo de Libres de Violencia Obstétrica (LVO) Argentina, Las Casildas y el Observatorio Mujeres, Disidencias, Derechos de las Mujeres de Matria Latinoamericana (Mumala)

En el texto recuerdan a las autoridades que la Violencia Obstétrica es una modalidad de Violencia de Género, contemplada en la Ley 26.485 de Protección Integral a las Mujeres. Señalan además que la Ley 25.929 de Parto Humanizado, “ampara y protege a la mujer en el momento de preparto, parto y posparto”, y recuerdan que la provincia se encuentra adherida a esta norma bajo la Ley Provincial 6.113, que establece en su artículo 2 inciso “g” que: “toda mujer, en relación con el embarazo, el trabajo de parto, el parto y el posparto, tiene derecho a estar acompañada, por una persona de su confianza y elección durante el trabajo de parto, parto y postparto”.

Destacan además que en el ámbito de la Salud, existen recomendaciones puntuales, tanto a nivel internacional como nacional, en cuanto al tratamiento que debe darse en las situaciones de trabajo de parto, parto y posparto en tiempos de COVID-19. “La OMS/OPS, con respecto al COVID-19 y las embarazadas/nacimientos, informan que todas las mujeres tienen derecho a una experiencia de parto positiva (tengan o no una confirmación de infección COVID-19), aclarando entre otras recomendaciones, el derecho a estar acompañadas por alguien de su elección”, señalan.

A nivel nacional, “las recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación establecen que los Servicios de Salud deben elaborar pautas internas que cubran todos los aspectos de la organización institucional, no solo para brindar acceso a la atención calificada, sino también respetuosa y centrada en la persona gestante acorde a las normativas nacionales vigentes”, reza el texto presentado.

“Por lo tanto, se debe establecer una política institucional que respete el derecho de la embarazada y/o puérpera a estar acompañada durante el proceso de atención, tal como lo rige la Ley 25.929. Asimismo, recomiendan que, aún con políticas de restricción de visitas, se permita la presencia de una persona sin infección, ni sospecha de COVID-19, elegida por la gestante como acompañante, tomando en consideración que la persona sea menor de 60 años y no posea enfermedades preexistentes”, agregan.

Así, las familias, “consideramos que al disponer las precauciones y medidas sanitarias correspondientes, tanto para los y las profesionales de la salud como para las familias es posible lograr que, a pesar del COVID-19, la mujer y su bebé no pierdan sus derechos”, aseguran las familias, asociaciones y organizaciones firmantes.

Ante tales antecedentes, solicitan “el dictado de una resolución de carácter vinculante con el objetivo de que todas las instituciones sanitarias, privadas o públicas de la provincia, garanticen el cumplimiento íntegro de los derechos amparados en la legislación vigente y las recomendaciones de los Organismos de la Salud”.

Más de 600 firmas

Otra de las acciones que está llevando adelante este grupo autoconvocado, es el de reunir firmas de personas que compartan y apoyen el reclamo. Así, por medio de este enlace: http://chng.it/wSRRP4rR, quienes deseen pueden colaborar firmando o sumando a la difusión.

Hasta la fecha, son más de 600 las personas que con su firma dieron más fuerzas a las voces de cientos de familias que fueron y podrían ser vulneradas en sus derechos de tener un parto humanizado y respetado, donde la mujer pueda parir con la persona que elija como acompañante, incluso en este contexto de pandemia.

Las consecuencias de la medida en la mujer y el bebé

Para comprender mejor la importancia del o la acompañante en el momento del parto, es necesario destacar primero que “el nacimiento es un evento íntimo, mediado por un cóctel neuroendocrino especialísimo que madre e hijo/a segregan sólo en condiciones de amor, confianza, seguridad”, explican las doulas consultadas al respecto. “Y por ello, la mujer necesita principalmente sentirse segura, protegida, entre miradas y voces familiares, y no entre extraños o en soledad”, agregan.

“Por este entendimiento profundo de la fisiología del nacimiento es que los lineamientos nacionales e internacionales piden que se garantice que la mujer esté acompañada”, afirman.

La presencia de una persona que acompañe, incluso, aporta tranquilidad al poder estar atento/a a la situación y tomar decisiones, previamente consensuadas con la parturienta.

Todo lo mencionado fue argumento esgrimido durante los años de peregrinar de familias, organizaciones, instituciones y otros actores nacionales, hasta lograr la sanción de la Ley de Parto Humanizado. Y de allí, la importancia de que se cumpla y respete ese derecho.

Sin embargo, el impedimento de que las mujeres puedan parir acompañadas en este contexto, trae aparejada consecuencias negativas que “algunas familias ya las estamos sufriendo. Madres con angustia post parto y dificultad para entablar buen vínculo con sus bebés, lactancias comprometidas, entre otras cuestiones”, enumeran principalmente las doulas que conocen muchos casos similares, de los tantos que acompañan.

“Parir en condiciones de violencia, sin estar acompañada, supone un estado de estrés no fisiológico que podría comprometer la escena del nacimiento e impactar en el corto y largo plazo, tanto en la madre como en su bebé”, advierten.

Donde informarse y donde denunciar

Tanto a nivel mundial como en Argentina, hay normativas y sitios a donde recurrir para informarse fehacientemente sobre los derechos de las familias gestantes, durante el proceso de gestación, parto y posparto. Incluso en este contexto de pandemia, se generaron documentos específicos. Aquí algunos enlaces útiles:

OMS

https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/question-and-answers-hub/q-a-detail/q-a-on-covid-19-pregnancy-and-childbirth

Ministerio de Salud de la Nación

  • Recomendaciones de estrategias para la atención en la UCIN de la/el recién nacida/o, hija/o de persona gestante sospechosa o positiva covid-19:

http://www.msal.gob.ar/images/stories/bes/graficos/0000001947cnt-COVID-19-Estrategias_atencion_UCIN_recien_nacido_madre_sospechosa_o_positiva.pdf

En tanto, antes los casos de violencia obstétrica, en este caso puntual prohibiendo el ingreso del acompañante, derecho contemplado en las normativas antes mencionadas, quienes deseen pueden denunciar ante distintos organismos nacionales y locales.

Defensoría del Pueblo de la Nación: www.dpn.gob.ar  – 0810-333-3762.

-Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo

(INADI). Consultas urgentes: via WhatsApp, a los números 1164921079 y 1161853968,

todos los días de 9 a 15 hs (personas sordas podrán mandar video en LSA). Email: 0800@inadi.gob.ar

-CONSAVIG (Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de la Violencia de Género). Podes comunicarte al correo electrónico: consavig@jus.gov.ar – 011 5300-4000 int. 76633.

 

 

Solicitar contactos para notas: redaccion@diariofemenino.com.ar 

Diario Digital Femenino

Admin
Por Admin agosto 4, 2020 17:01
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

SUSCRIPCIONES

Publicidades

Facebook