imagen destacada

Decididas
Amor, sexo y dinero
de María Florencia Freijo

He visto a las mujeres más bellas del mundo convertirse en diminutas sombras satisfaciendo los deseos de sus seres queridos. He visto a las mujeres más inteligentes de la vida haciendo añicos sus argumentos frente al protagonismo de sus amantes. He visto a mujeres con alas sacando lustre a los barrotes de las jaulas que les compran sus maridos. Las he visto bajarse de la luna para vivir en la cueva de sapo de su amado. Las he visto superar el hambre, las guerras, la muerte y luego caer de rodillas frente al beso deshonesto. Las vi esconder su fuerza, maquillar su poder, frenar sus éxitos, masticando frustraciones ajenas, haciéndose cargo de necesidades impropias, cediendo, cediendo, cediendo tanto que sus cuerpos parecen desintegrarse, derretirse, desdibujarse, deshabitarse, estallar y recomponerse como un hueso tras el impacto de una bala. Las he visto, las veo, yo también he sido, (soy) presa fácil y presa difícil de mandatos rancios y amores mediocres. Romperé el espejo todas las veces que haga falta y respetaré y esperaré paciente el día en que todas podamos vernos liberadas de tanta pena por nada.

MARIANELA SAAVEDRA @marianela_poesiagorda

Descargar en portada
PRÓLOGO

Decididas
Decididas

Un libro para ustedes

Nada me entusiasma más que pensar en que quien tiene este libro en sus manos, quizá luego de leerlo, pueda elaborar algunas respuestas acerca de todos los mecanismos que propician que las mujeres sigamos atravesando violencia, desigualdad, miradas que nos exigen el doble y una carga mental de agendas infinitas por nuestro destino obligado de cuidadoras. Tenemos que poner en diálogo social esto porque es injusto que todas lo expresamos pero los cambios se siguen evidenciando lentos, sobre todo dentro de los hogares.

En lo personal, y como profesional que se dedica a estudiar la Historia de las mujeres y el camino recorrido de sus luchas, no estoy dispuesta a negociar con la idea de que «las cosas han cambiado mucho» y «ahora estamos mucho mejor». No estoy dispuesta a conformarme y no quiero que ninguna mujer lo esté. Estoy decidida a divulgar los datos contundentes que se mantienen en las sombras o salen tímidamente a la luz, y nos dan las respuestas a esas preguntas que no paramos de hacernos. Estoy convencida de que se nos sigue vendiendo una idea del poder personal absolutamente falsa, superficial pero súper atractiva.

Mientras tanto, los mecanismos que nos brindan oportunidades y que nos permiten tener margen de decisión aún son escasos, limitando absolutamente nuestra capacidad de agencia y de negociación. No decidimos si nuestras vidas son económicamente precarias si no habitamos puestos de liderazgo, si estamos cansadas por la doble carga laboral, si estamos siendo violentadas en un vínculo familiar o amoroso, si siempre somos cuestionadas. Son demenciales las exigencias sociales que tenemos y los pocos recursos con los que contamos para poder cumplir con todo.

Decididas es mi tercer libro, luego de (Mal) Educadas, que me sorprendió con más de diez ediciones en su primer año de salida. Sé que hoy muchas y muchos que leen estas páginas lo hacen porque quieren saber más, y para mí ha sido una enorme responsabilidad volver a escribir un libro que siga acompañando a estas personas —sobre todo a las mujeres de todas las edades— en este camino.

 (Mal) Educadas y Decididas son libros complementarios pero pueden leerse por separado y sin un orden específico. Tal vez, como autora, debo confesar que en este último busqué lograr un nivel más complejo de comprensión pensando en el crecimiento de las lectoras. Decidí pensar en todos los perfiles que nos habitan como mujeres, por eso les escribo a las «malas», a quienes decidieron romper con todos los arquetipos en que nos han educado y que se han utilizado para quitarnos poder y señalarnos…Seguir leyendo

Biblioteca virtualDDF
Instagram Diario Digital Femenino

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *