imagen destacada

“Algo malo le está pasando a mi mamá”

Dos hermanos esperan la autorización de una jueza para radicarse en Chile con su mamá tras años de padecer violencia por parte de su papá. El último episodio de agresiones los dejó sin matrícula escolar. Tampoco cobran alimentos por una sentencia frenada en la Cámara de Apelaciones desde hace un año. Otra historia que requiere dejar de pensar a las infancias como simples testigos de la violencia machista

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *