Cristina Monserrat Hendrickse, la abogada trans que quiere ser jueza en Neuquén está segunda en el concurso

Admin
Por Admin octubre 18, 2019 15:38

Cristina Monserrat Hendrickse, la abogada trans que quiere ser jueza en Neuquén está segunda en el concurso

Cristina Monserrat Hendrickse, la abogada trans candidata a jueza está segunda en el orden de mérito por antecedentes, en el concurso del Consejo de la Magistratura de Neuquén. Los exámenes escrito y oral fueron el 16 y 17 de octubre.

Por Guillermo Berto

Cristina Monserrat Hendrickse, la abogada trans que quiere ser jueza en Neuquén está segunda en el concurso

Cristina Monserrat Hendrickse, la abogada trans que quiere ser jueza en Neuquén está segunda en el concurso

Cristina Monserrat Hendrickse, quien se postula para el cargo de jueza de Familia de Chos Malal, reunió en la primera etapa del concurso 8,31 puntos.

Primera está María Claudia Castro, actual defensora pública civil de la ciudad del norte neuquino, con 9,21 puntos.

Hay diez inscriptos en la competencia. Por orden de mérito por antecedentes, son Castro (9,21); Hendrickse (8,31); María Vanina Sobisch (8,25); Natalia Susana Taboada (7,57); Lilian Zambrano Centeno (6,92); Livio Alberto (5,90); Javier Cardellino (5,70); Miguel Arancio Guzmán (5,02); Jésica Díaz Marano (3,83) y Sandra Caggiano (3,63).

Polémica

La candidata Taboada es una jueza de La Banda, Santiago del Estero, que según los medios de aquella provincia este año protagonizó un confuso episodio que incluyó la violenta intervención policial en un hecho de tenencia de niños, aparentemente por orden suya.

El otro concurso

En simultáneo se realiza el concurso para el cargo de juez de Familia de Neuquén capital. Está primera por antecedentes Adriana Saralegui, secretaria del juzgado de Familia 3, con 14,41 puntos, seguida de María Verónica Berzano, defensora pública civil, con 11,37.

Las siguientes son, por orden de mérito, Adriana Luna (9,70); María Vanina Sobisch (8,39); Andrea Novoa (8,32); Natalia Taboada (7,57); Lilian Zambrano Centeno (7); Romina Coletti (5,95); Javier Cardellino (5,91) y Laura Vega (5,85).

Los exámenes serán los mismos días.

Juzgados «incendiados»

Estos puestos de jueces fueron creados ante la alta demanda de trabajo en el fuero. Incluso en el Consejo de la Magistratura se llegó a decir que los juzgados de Familia de Neuquén capital están “incendiados”, algo que después relativizó el Tribunal Superior de Justicia.

Se trata de puestos de juez y no de juzgados con dotación completa de personal.

El primer caso

Cristina Hendrickse es la primera abogada trans de la Patagonia que intenta llegar a jueza. Su caso se conoció en todo el país a través de entrevistas que le realizó “Río Negro”.

Egresada de la UBA, tiene 55 años y ya trabajó en Neuquén, donde representó a la comunidad mapuche Mellao Morales que se oponía a la instalación de una mina de cobre en Campana Mahuida, cerca de Loncopué.

Ahora está radicada en Buenos Aires donde ejerce la docencia. Vive con su pareja y sus dos hijas. Se dispone a volver porque “es una provincia laica, tolerante, progresista, madura».

«Lo comprobé cuando tuve un incidente con una funcionara judicial en Zapala y hubo una muy buena reacción del Poder Judicial. Por eso me decidí a inscribirme” en el concurso, agregó.

Río Negro


Cristina Monserrat Hendrickse

Abogada que se recibió en 1993 en la Universidad de Buenos Aires y luego migro al sur del país para trabajar por la crisis del 2001, contó que ahora viene la etapa de evaluación de antecedente y en octubre los exámenes escritos y orales. “Por último queda la entrevista. Se promedia el puntaje y luego queda en lugar por merito. Los tres primeros integran una terna que será remitida a la Legislatura de Neuquén que son los que deciden”, explicó.

Un hecho discriminatorio terminó de convencer a la letrada para presentarse en el concurso.  “En un juzgado de Zapala, Neuquén- una secretaria de Juzgado de Familia no quería promover mis escritos porque en el sistema de notificación electrónica no coincidía con mi nombre actual, ratifique todo pero no se pudo hacer en el sistema electrónico”, relató.

Ella figuraba con su nombre masculino en el sistema online, y a pesar de tener su documentación y credencial profesional con la identidad femenina, se le impidió ver los expedientes. “Le hice saber al Tribunal Superior de Justicia que reaccionó y terminó pidiendo disculpas”, agregó.

A pesar de este hecho de discriminación, Monserrat Hendrickse dijo que la situación hoy cambió, y más con la ley 26.743 de Identidad de Género del 2012 que reconoce el derecho que se respete y se considere como un derecho humano la identidad.

Con esta postulación Monserrat Hendrickse avanza en lo profesional y abre una puerta más al colectivo trans para su lucha por los derechos.

Admin
Por Admin octubre 18, 2019 15:38
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

Colabora

Publicidades

Facebook