Ciencia vs Opinión: Cuando la ignorancia reproduce el Patriarcado

Admin
Por Admin diciembre 29, 2016 22:41

Ciencia vs Opinión: Cuando la ignorancia reproduce el Patriarcado

Por María Florencia Freijo

En temas de estructura social hay que informar con veracidad, y esto es, con el mayor rigor científico posible. En este sentido, informar datos falaces en temáticas de género, tiene un fin: seguir poniendo palos en la rueda a una lucha diaria que busca que las personas fuera de la “heteronorma”, es decir mujeres heterosexuales y el colectivo de la diversidad sexual (LGBTI) accedan a posiciones de decisión e incidencia.
Motivada por la editorial de Gonzalo Garcés en la Nación, ejemplificaré acerca del título de esta nota:»La ciencia vs la opinología» donde esta última encuentra datos para reforzar creencias y no para demostrar comportamientos sociales
opinionesLa incongruencia de la información planteada en la editorial del diario La Nación, por Garcés, me motivó a desmitificar con datos reales, lo inverosímil de las palabras expuestas. Si los cientistas sociales o el periodismo serio, quiere escribir/describir fenómenos sociales, al menos debe plantear datos que sirvan realmente para entender el entramado de ciertos fenómenos, como por ejemplo, las desigualdades de género.
Iremos recorriendo párrafos de esa editorial para desmitificarlos:
garces-1
¿Por qué hablamos de Patriarcado? porque es el modelo social (que “gracias” a hombres y mujeres) se erigió para establecer un orden normativo-conductual. El mismo puso a la mujer en un lugar doméstico, sexual y reproductivo de manera exclusiva, en donde los derechos conquistados por el Feminismo, sí, por el feminismo, ha ido generando brechas más chicas en la distancia entre hombres y mujeres con perspectiva del Derecho.
olimpia_de_gouges71Recordemos por ejemplo que hasta la declaración de los derechos del hombre en 1791; después de la revolución francesa -1789- y basados en la constitución estadounidense, las mujeres seguían sin estar incluidas en los mismos. En el medio, Olympia de Gouges, quien había favorecido la toma de Versalles es asesinada en 1793, por su lucha inalcanzable para que los derechos de las mujeres se incorporaran en ese preámbulo de Constitución Francesa.  Doscientos veinticinco (225) años después, parecen muchos para decir que ganamos la lucha, pero no fue hasta 1948 y 1952- en la Declaración Universal de Derechos Humanos  y la Convención sobre los derechos políticos de la mujer, respectivamente, que comenzamos a tener incidencia en la vida público/política y su ámbito de decisión. Si volvemos a contar son 64 añitos, que analizados desde la dinámica poblacional, nos encuentran con 3 generaciones vivas que fueron parte de este cambio aún latente
No hace falta ser Sociólogo para entender que los grandes desplazamientos en el comportamiento histórico del hombre, conllevan años, muchos años, y que la lucha por conquistar los derechos de las mujeres aún está en un arduo proceso que nos debe encontrar en solidaridad entre quienes creemos en la igualdad en el acceso a la justicia ¿Creemos eso, verdad? Pero ¿Por qué nos encontramos con dos tipos y un par de seguidores que hablan de hegemonía feminista y de la inexistencia del Patriarcado? ¿Ignorancia o un miedo inconsciente y profundamente arraigado a la transformación social? Difícil entender como pese al correlato histórico basado en cuantificaciones estadísticas, aún encontramos editoriales de una pobreza referencial increíble en diarios como La Nación.
sin-titulo-1
¿Es el Patriarcado una conspiración contra la mujer? Por supuesto que no! el Patriarcado es una estructura social con un correlato histórico, en donde la mujer ha naturalizado no ser parte en la vida como un sujeto de Derecho, y también ha sido «cómplice» de ese orden. El Feminismo nos encuentra desiguales desde el Derecho y desiguales desde las diferencias biologisistas que lógicamente tenemos, por eso la Igualdad que se pide es desde el Derecho.
¿Por qué cuesta tanto, pero tanto entenderlo?
En este sentido me parece plausible hablar de Homeostasis (Cannon en 1932) palabra que refiere a la capacidad de los organismos vivos (biológicos y sociales) de mantener el equilibrio mediante el orden y la consecución de hechos repetidos que generen las mismas conductas, sin dar lugar al cambio (crisis-desorden). Desde una perspectiva biologicista y cuántica, encontramos la resolución a nuestra pregunta ¿Por qué hay gente que no investiga, sino que expone datos de manera medio-interno-y-homeostasis-12-638tendenciosa para desacreditar las teorías que ponen de manifiesto la desigualdad de la mujer en relación al hombre? Si los organismos vivos somos fractales de la conducta, que tendemos a reproducir cada átomo como cada comportamiento, en un universo de relaciones “familiares” es decir de manera sistémica, sin lugar a duda, encontramos también la respuesta a porque las luchas se dan paso con revoluciones minuciosas y conquistas diarias.  La respuesta es simple: la RESISTENCIA de los SISTEMAS (compuestos por organismos vivos) al CAMBIO.  Ésta relación entre status quo y física cuántica/biología, la han tomado muchos autores; me interesa seguir con el análisis propuesto en principio, pero sin duda retomaré con mayor profundidad este tema.
Volvamos a los datos:
Gonzalo Garcés, cita en su artículo de la Nación a Leticia Martin parafraseando la frase «Las mujeres ya no somos una minoría, como nos quieren hacer creer”, para luego dar ciertos datos que denoten esto.
Si en el mundo hubiera en principio igualdad de género, las Naciones Unidas no hubieran creado una comisión de investigación denominada “Un-WOMEN” institución encargada de visualizar las brechas sociales, culturales, económicas y políticas  que padecemos las mujeres. Para que dimensionemos nuestras desigualdades, que citarlas todas sería imposible, según el informe de ONU MUJERES del 2015 “Al ritmo actual, tomará 70 años superar la brecha salarial de género” Por esta razón, asumir la carga del trabajo de cuidados no remunerado(domésticos) limita las oportunidades de las mujeres ¿Aún en contra de hablar de desigualdad?
Las estadísticas de la Unión Europea, región donde se da la brecha más corta entre las relaciones de género, establece una brecha de empleabilidad del 16 al 29% según región (Italia 16%, Turquía 29% por ejemplo) con excepciones en Suecia, lituania y Finlandia de solo 2 a 5 % de diferencia. Si analizamos estos últimos tres países observaremos una constante, la disposición de medidas políticas reproductivas con perspectiva de género. En éste sentido, políticas con perspectiva de género y desarrollo económico están estrechamente relacionadas. También quedan obsoletos los comentarios sobre si el Feminismo encuentra mejores espacios en la izquierda o la derecha, la realidad es que políticamente el mundo está erigido bajo el universo liberal y en los únicos espacios donde podemos observar en números reales políticas inclusivas, es donde el Estado toma un fuerte protagonismo interventor.  Es decir, el análisis no pasa por la obsoleta discusión de derechas e izquierdas, sino por el pragmatismo de dilucidar mediante análisis políticos comparados, en donde hay medidas estatales con perspectiva de género, y como éstas han generado el desarrollo económico de los países.
Femicidios: Morir por ser mujer.
ridicules
Decir que sentir que la vida de una mujer es más valiosa que la de un hombre, es sin duda una opinión, una medición subjetiva del raiting televisivo que puede tener un femicidio de la magnitud que tuvo el de Ángeles Rawson. En cuestión, si la vida de una mujer es más o menos valiosa, no lo va a decir el hecho de que lo cubra o no una noticia, pero sí, el hecho de que salga con mayor impacto una situación de femicidio que la de otros homicidios,manipulacion-mediatica responde a la famosa hipótesis de la Agenda Setting. En principio, si siempre el asesinato de mujeres hubiera tenido una condena social mayor y se visualizara más tajante que respecto al de los hombres, la marcha de #niunamenos se realizaría hace por lo menos, más de medio siglo. En el último estudio realizado sobre homicidios del BID, muestra como se ha acrecentado la muerte de mujeres por parte de sus parejas, este crecimiento que se da en simultáneo con el crecimiento de la mujer en espacios de opinión, se instala como tema de interés (y horror) por la viralización que adquiere al ser un tema en boga (Agenda Setting) y lógicamente por la lucha que nos ha llevado a visualizar las diferencias de género en el espacio público e instalarlo como noticia. Hay otras razones que hacen a estos crímenes mas «atractivos» para el constructo de la noticia, son las características de como ocurren, asesinatos con violación a nenas de 10 años, disección física, muerte en mano de sus parejas, bolsas de basura, etc. El crecimiento de una sociedad amarillista en la función de los medios, sin duda han dado lugar a estos temas por varias causales: la novedad, el posicionamiento, y la frecuencia, los tres factores para que ocurra la Agenda Setting. Por eso, el análisis sobre como se instalan ciertas temáticas con perspectiva de género en los medios son multivariables, y decir que hay un sentimiento de prevalencia de género, es sin duda de una incapacidad de análisis estadísticamente correlativa, asombrosa.
Los Datos:
3

    • Las mujeres viven en promedio diez años más: ¿Si, donde? ¿en que países? ¿Qué conductas se dan en relación a esto, tiene que ver con un efectivo acceso a la salud, o con un «habitus» psicosocial, en donde la mujer tiene otras practicas más saludables con la vida. Responder estas preguntas, sin duda, jamás darían como respuestas la palabra «privilegios», sino que sería una interesante investigación correlativa, que desentramaría culturalmente prácticas relacionadas a como el género percibe que debe ser su «comportamiento», es decir, la cultura del Patriarcado.
    • Mujeres que egresan un 33% más. Nuevamente ¿Sí? ¿en qué regiones? ¿Cómo es su implicación al trabajo luego? ¿Que pasa durante su maternidad? ¿Que tipo de contratos tienen? ¿A que trabajos se dedican? ¿Sufrieron estigmatización de género en el plano laboral? ¿Cuanto ganan y en que posición en relación a sus colegas masculinos? Bueno, todos estos datos, que sería imposible responder acá, ya han sido investigados, y lamentablemente arrojan datos  del INE (2011) un 10% màs de contratos temporales para las mujeres, mientras que los hombres tienen un 20 % más de contratos fijos, un porcentaje menor de mujeres en la relaciòn egreso/inserción laboral a posterior, con respecto a los hombres, etc. Citar este dato así, al voleo, es de una peligrosidad impresionante, sobre todo si tenemos en cuenta lo difícil que es en muchas culturas aún, el acceso de la mujer a la educación, y en casi todas las culturas, a la vida laboral en compatibilidad con las tareas domésticas que se nos aducen per sé. Si aún faltan datos, en los primeros párrafos de este articulo desarrollo algunos índices de empleabilidad por género en la Unión Europea.
    • La mujer como «propietaria»: ¿De qué bienes? ¿En qué zonas geográficas? ¿Cuál es el comportamiento del consumo y como esta condicionado? ¿Cómo y para qué utiliza esos bienes? En este sentido es interesante recalcar, algunos datos, en promedio podrìan contarse «por mujer» unas 16millones de horas al día (Si, 16 millones de horas por día) en el que las mujeres se dedican a buscar agua potable, mientras que en los hombres, estas cifras son de 6 millones de horas diarias. Si bien en iguales proporciones las mujeres y los hombres, tienen acceso a tareas de agricultura, solo el 20% de las mujeres, tiene acceso a créditos, títulos propietarios, operaciones a escala, etc. ¿Somos propietarias efectivamente?

    4

    • El hombre y la mujer trabajaron siempre: ¿Y quién disponía de la renta? ¿eran iguales los ingresos familiares? Si ambos trabajaron siempre ¿quién se ocupaba de la casa y de los chicos? ¿Por qué entonces con el capitalismo más exacerbado se convoca a la mujer al hogar? Y la pregunta del millón ¿Por qué razón, la mujer que hoy ha ingresado al mercado laboral y profesional, destina tres horas más de trabajo diario doméstico que los hombres? ¿Por qué? Muchas respuestas, pero una general, la hegemonía cultural y habitus han determinado una sola cosa, la mujer debe estar en posiciones de atención y servicio a la familia, lo que se visualiza específicamente en las bajas o nulas tasas de participación en puestos directivos y políticos de referencia. Si, hemos ganado espacios ¿Pero cuantos? ¿Los suficientes para hablar de igualdad? Claro que no.
      5
      ni-una-menos-680x365¿Es la violencia contra las mujeres diferente? Pues claro, para eso generamos categorías de análisis, porque el fenómeno social es diferente y responde a diversas variables. Es decir, la curva de homicidios puede comportarse de manera similar, porque hay variables similares, lo que no significa que las variables que te dan el dato sobre el porqué existe ese tipo de violencia, no sea la que te dé las herramientas para implementar a posteriori políticas públicas. Si en consecuencia, se observa, que no hay políticas públicas para solucionar ese fenómeno social, se genera a consecuencia, marchas como #niunamenos que ya encontró adeptos en Perú, Colombia, Paraguay y Brasil.

Decir que la muerte de mujeres en mano de sus parejas o de alguien que decidió violarlas por que sí, es igual a cualquier otro homicidio, es también por ejemplo, decir que la violencia racial no existe porque la curva se ha comportado de la misma manera, o la violencia política. Por ejemplo, en México desde el 2007 hasta hoy suman 28.000 desaparecidos, lógicamente no sabemos si todos son homicidios, pero visualizar esa violencia, que es la «Persecución Política», también tendrá en cuenta otras variables que también se utilizan para medir, por ejemplo Femicidios, a saber: acceso a la justicia, nivel de ingresos, vulnerabilidad institucional, etc. En este sentido el desprendimiento en el análisis de la coyuntura se situará en varios análisis que hacen, por ejemplo, a una determinada realidad regional (lo cual genera en masa que las curvas de homicidios, y otros fenómenos se comporten de manera similar). Sin embargo, que las curvas se comporten de manera similar, no tiene nada, pero absolutamente nada que ver, estadísticamente hablando, sobre la existencia de dilucidar correlaciones necesarias para la incidencia política. ¿Qué quiero decir? Si mi fin estadístico es analizar el femicidio, lo hago para saber el «Por qué» ocurre, para generar políticas relacionadas, por ejemplo, a la protección de las dinámicas familiares, o a generar servicios de ayuda.
descarga-2-1Por otro lado, es menos importante una muerte de una mujer a manos de su pareja, que la de un vecino a manos de un delincuente, se pregunta Garcés, la respuesta es, que las condenas o las valoraciones sociales, no son el objeto del derecho penal (bastante machista por cierto), sino que la pregunta que un cientista debe hacerse es las causas de ambos tipos de homicidios, para generar políticas públicas.
Al respecto, el Banco Interamericano de Desarrollo, que realizó un estudio en 7 países de Latinoamérica sobre homicidios, plantea que a la hora de establecer políticas públicas eficaces es necesario analizar las características de los homicidios diferenciándolos por sexo, motivo, como fue ejecutado/a, edad, etc. Por esta razón hablamos de femicidio, porque 1 mujer cada 30 horas muere asesinada  y estamos pidiendo políticas que nos protejan. Tengamos en cuenta que los femicidios, son el último eslabón de una historia de violencia/abusos que ha sufrido esa mujer. De hecho, en términos psicológicos, una persona que se vincula de manera violenta con una pareja, probablemente a nivel familiar haya atravesado vínculos de ese mismo tenor. El concepto de homeostasis, como ven, es para todos. Pero hay otra historia, la de las mujeres que no son asesinadas por su pareja, que son asesinadas por ir a la calle, ese “no lugar” que denota según nuestro “habitus” de comportamiento, que las mujeres no somos libres. Nuestro cuerpo no es libre, desde los 11 años ya tomamos conciencia que podemos ser violadas y/o matadas y que encima, en caso de denunciarlo, seguramente no seamos escuchadas. Por eso, el femicidio es el último eslabon, porque para llegar hasta ahí el historial de violencia cultural es abrumador.
El peligro, de observar la curva de femicidios de manera correlativa a la de homicidios, es el siguiente, quedan por fuera las variables relacionadas a violencia familiar, institucional, vulnerabilidad /contexto de la víctima, etc. El mismo informe presentado por el BID, demuestra que en LATAM los femicidios son los que han aumentado en la curva de homicidios, específicamente en el rango de mujeres de 25 a 40 años. Por eso decir que el análisis de homicidios y femicidios no debe tener lugar porque, mueren 1 mujer cada 7 hombres por día, o porque las curvas se comportan de manera similar, es de un error metodológico enorme; es lo mismo que decir que la tasa de homicidios en adolescentes de bajos recursos debe ser analizado de igual manera que los homicidios perpetuados por razones políticas, por ejemplo. Cada fenómeno debe tratarse con las variables multifocales correspondientes. La correlación se dará entre diferentes fenómenos sociales, por ejemplo nivel de instrucción relación con la pobreza.
La violencia contra las mujeres por el hecho de ser mujer, es un ámbito de estudio de hace años por diferentes cientistas sociales, se cae de maduro que quien desprestigia la marcha, o pretende subsumir el femicidio a variables generales, habla desde el periodismo y no desde una investigación correlacional.
Finalizando
sor2Definitivamente, cualquier cientista social que se dedique a la investigación y a las publicaciones basadas en datos con sus interpretaciones contextuales correspondientes, aunque no se jacte de ser Feminista, ha denotado y le habrá sorprendido una editorial por parte del diario La Nación, tan carente de contenido real. Seguramente para el diario, sea rentable en su «Agenda Setting» disponer de un discurso, que aunque carente de argumentos, conlleva la bandera del antifeminismo, bandera muy apoyada por sectores de la sociedad, que aún arrastran la quema de brujas de los siglos pasados, sectores que quieren naturalizar las condiciones de la mujer en relación a las del hombre, desoyendo tanto trabajo profesional que refleja las injusticas en las que estamos expuestas a diario. En algo se equivocan los antifeministas, dicen que nos paramos como víctimas, sin embargo, la Historia me demuestra que nos paramos como Luchadoras/Reivindicadoras, que hemos logrado cosas gracias a la fuerza, a la persistencia, al estudio, a la sorodidad, y que mal que le pese a muchos, y gracias al enorme apoyo de muchas organizaciones de Derechos Humanos, el mundo, tendrá Feministas para rato.


Fuentes:

 

Admin
Por Admin diciembre 29, 2016 22:41
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

SUSCRIPCIONES

Publicidades

 

Facebook