Centroamérica: Mujeres y niños, víctimas de la trata de personas

Admin
Por Admin julio 23, 2012 23:11

 
 
La ruta del tráfico de personas casi siempre empieza en Chinandega y termina en las redes de prostitución en Guatemala.
Por primera vez, Nicaragua figura en la lista de naciones que cumplen con los requisitos mínimos para erradicar el tráfico de personas, una problemática que afecta a unos 27 millones de individuos a nivel mundial. El anuncio, emitido el pasado 19 de Junio por el Departamento de Estado del gobierno de EE.UU, se complementa ahora con un estudio realizado por Save the Children y el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP). En éste se informa que, sólo en Centroamérica, se reportaron 1,040 casos de este tipo en un lapso de siete años.
Elvira Cuadra Lira, coordinadora regional del  estudio “Violencia y trata de personas en Centroamérica: oportunidades de intervención regional”, expresó en una entrevista brindada al programa televisivo Esta Semana que, a la hora de analizar este tipo de estadísticas, es vital hacer una diferencia entre el número de denuncias reportadas, las víctimas (pueden haber varias por un solo caso) y los casos procesados y sentenciados por cada país.
En Nicaragua, los casos reportados entre 2004 y 2011 ascienden a 95. Sin embargo, los tres primeros años de análisis corresponden solamente a casos de niños y adolescentes atendidos por Fundación Casa Alianza, una organización que se dedica a defender los derechos de estos ciudadanos. Es a partir de 2007 que los casos reflejados también incluyen a adultos y estas cifras han sido brindadas por esta misma fundación, Save the Children y el Ministerio Público de Nicaragua. En total, las víctimas de la trata de personas son 128 en ese mismo período.
Mujeres, adolescentes y niños: víctimas comunes
Tanto el informe emitido por el gobierno de Estados Unidos como el estudio de Save the Children- IEEPP coinciden en que las principales víctimas del tráfico de personas en Nicaragua son mujeres, adolescentes y niños. Dicha población forma parte de un grupo sujeto a la explotación sexual comercial, sea dentro del mismo territorio como en países vecinos centroamericanos, además de México y Estados Unidos.
Las cifras de la Policía Nacional de Nicaragua que se utilizaron en este estudio demuestran que, de 90 casos ocurridos entre 2007 y el primer semestre de 2010, el 98% de las víctimas fueron mujeres y sólo 2% hombres. Ese mismo porcentaje corresponde a víctimas originarias del país; la cifra restante pertenece a otras nacionalidades. El perfil general del grupo estudiado proviene de estratos socioeconómicos con escasos recursos y bajo nivel de escolaridad.
Problemática regional, casos particulares
A pesar de que la trata de personas se relaciona comúnmente a la explotación sexual, ésta también tiene otro tipo de modalidades. El estudio del IEEPP, el cual fue auspiciado por Save the Children, informa que otras formas de trata están relacionadas a la explotación laboral y al turismo sexual. De igual manera, se informa que aunque el tráfico de personas es un problema regional, cada país tiene diferentes tipos de comportamiento.
Guatemala, por ejemplo, reporta casos ligados a adopciones irregulares. Honduras, en cambio, posee casos de extracción de órganos y tejidos. Países como Belice y Costa Rica tienen un comportamiento distinto, ya que las víctimas de trata provienen de otras naciones centroamericanas, latinoamericanas e incluso asiáticas. Estas personas son sometidas a explotación laboral, trabajos forzados y servidumbre.
Perfiles de zonas de riesgo
Incluso para los tipos de explotación hay perfiles de zonas de riesgo. De acuerdo al estudio, la trata con fines de explotación sexual comercial se desarrolla en localidades donde existe un mayor flujo de personas. Zonas fronterizas, puertos, centros urbanos y puntos con mucha afluencia de turistas son ejemplo de esto. Por otra parte, la trata de personas con fines de explotación laboral se dan comúnmente en zonas productivas y centros urbanos.
Elvira Cuadra expresa que, en nuestro país, la Costa Atlántica es una zona de captación. Chinandega, por su parte, es una zona de captación, explotación y traslado de personas hacia otros países. “En general, las áreas fronterizas tienen esa misma característica. Los polos turísticos (como las ciudades de San Juan del Sur y Granada) generalmente son centros de explotación”, dice la encargada del estudio del IEEPP.
Departamentos como Nueva Segovia, Estelí y Madriz también son zonas de riesgo a tomar en cuenta.
 
Descargue en PDF el estudio sobre trata de personas elaborado por Save The Children y el IEEPP.



Fuente:  Confidencial
 

Admin
Por Admin julio 23, 2012 23:11
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

SUSCRIPCIONES

Publicidades

Facebook