Aborto: hostilidad en el Senado

Admin
Por Admin julio 25, 2018 19:18

Aborto: hostilidad en el Senado

A dos semanas de una votación histórica

Aborto: hostilidad en el Senado

“A veces parece más que un debate, un combate”, declaró en su exposición el ex ministro de salud Ginés González García

Por Noor Jimenez Abraham *

Martes verde

Aborto: hostilidad en el SenadoEs el anteúltimo martes previo a la votación en el Senado por el proyecto de legalización del aborto, el 8 de agosto, que podría convertirlo en ley; el miércoles 1 será el dictamen de la iniciativa y quienes están a favor de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) esperan que sea sin modificaciones para que no dilate tiempos que se consideran vitales en un tema de salud pública.

En ese marco se realizó un pañuelazo federal, con la insignia verde de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que suele no solo llevarse como prenda identificatoria sino que desde que comenzó a debatirse el proyecto se utiliza a modo de representación visual cuando son elevados por las personas congregadas en las manifestaciones para graficar un apoyo extensivo que ya se conoce como marea verde.

Ciudad de Buenos Aires, el Conurbano Bonaerense, La Plata y las provincias del país, con frío, lluvia o nieve, se unieron a una de las manifestaciones que distingue al feminismo y que se caracteriza por poner el cuerpo a los reclamos, con cantos, sonrisas y mucha energía.

Puertas adentro del Senado

Mientras las voces del martes verde traspasaban las paredes del Senado, adentro continuaban las exposiciones, con mayor tensión que los debates en Diputados y duras interpelaciones a quienes se manifiestaban a favor del proyecto, así sucedió con el actual ministro de salud, Adolfo Rubinstein, quien luego de una exposición de alrededor de 10 minutos en la que expresó que quería presentar solo datos chequeados y validados, estuvo más de una hora y media siendo interpelado por senadores y senadoras, quienes, en su mayoría, hicieron un alegato en contra de la iniciativa cada vez que tomaron la palabra para interrogar.

Un tema que ya dejó de ser secreto, con mujeres que se animaron a decir “yo aborté” en el contexto de las intervenciones en Diputados, para reclamar que la aprobación de la ley saque a esta práctica de la clandestinidad a la que conduce la falta de legalización, y que ahora tiene un marco más duro en el Senado, donde no se permite aplaudir, ni llevar identificaciones, ni los abrazos y es restrictivo en el acceso a la prensa.

Los argumentos

El ex ministro de salud Ginés González García manifestó que “La manera de ser un país cercano al Primer Mundo es hacer lo que hace el Primer Mundo” en relación a una infografía que mostraba la mayor parte de Europa y el norte de América con países que ya legalizaron la interrupción voluntaria del embarazo.

Quienes están a favor hablaron de que ésta no es una discusión sobre aborto sí o no, sino que apuntaron a la circunstancia de que una persona gestante que lo decide, lo hace, más allá del marco legal, por lo que la no legalización conduce a muertes y discapacidades, que afectan no solo a la persona sino a su familia –en menores de cinco años llega a impactar hasta su posibilidad de sobrevida frente a la pérdida de la madre- y también tiene incidencia en el gasto, dado que lo que se destina a los cuidados intensivos es mucho más caro que el aborto medicamentoso. «El 99 por ciento de los abortos en Uruguay se realiza con medicamentos», declaró Leonel Briozzo, ex subsecretario de salud de Uruguay, país en el que la IVE está reglamentada.

En varias exposiciones se mencionó enfáticamente el sub registro, ya que las muertes se caratulan a partir del estado con el que llega una mujer a una guardia luego de un aborto clandestino, por lo que las causas consignadas son las consecuencias de éstos y no la práctica en sí misma, y los montos elevados del Misoprostol –que se usa para abortos medicamentosos y que se vende clandestinamente por Mercado Libre con valores de más de 5000 pesos, evadiendo controles de ANMAT con artilugios en la promoción.

El ministro de salud Adolfo Rubinstein declaró que “La única salida en el largo plazo es la prevención, el tema es qué hacemos en el mientras tanto» y que la legalización irá acompañada del énfasis en la educación sexual y reproductiva. Mientras que Eleonora Lamm, doctora en derecho por la Universidad de Barcelona, se refirió a que «Las adolescentes pobres tienen muchas menos posibilidades de salir de la pobreza una vez embarazadas».

Con una pelea voto a voto que aún resulta de final abierto, a menos de quince días de la votación histórica, con millones de personas que se espera ocuparán las calles para manifestarse y exigir ser escuchadas, se exhorta a legisladores y legisladoras que la decisión en sus manos debería contemplar situaciones de índole social y sanitario más allá de sus elecciones personales y que las cuestiones religiosas tienen que dejarse de lado cuando un estado laico debate temas de salud pública.

 

 

*Doctora en Ciencias de la Comunicación Social
@noor_j_abraham

 

 

Admin
Por Admin julio 25, 2018 19:18
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario

<

Colabora

Publicidades

Facebook