Home Azul Profundo ESI: con nuestros niños y niñas, sí